Presentamos 732 alegaciones al PGOU

Presentamos alternativas a favor de un urbanismo sostenible y de una ciudad que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, y en contra de crecimientos urbanísticos desproporcionados, injustificados, innecesarios, ilegales e insostenibles

Limites de la ciudad

Ecologistas en Acción ha presentado en el día de hoy un total de 732 alegaciones al PGOU de El Puerto de Santa María; 430 al documento de Aprobación Provisional II del PGOU, y 302 a su Estudio de Impacto Ambiental.Puedes consultar el documento completo seleccionando el icono del PGOU en nuestra portada de esta misma web.

Por un urbanismo sostenible y un nuevo modelo de desarrollo

Ecologistas en Acción presenta una enmienda a la totalidad a los crecimientos urbanísticos previstos en el PGOU. En el Puerto hay actualmente unas 47.000 viviendas para una población de 87.696, lo que supone un parque de viviendas sobredimensionado, en gran parte segundas residencias con ocupaciones temporales, muchas deshabitadas y, sobre todo en el casco histórico, abandonadas y en mal estado, existiendo una falta generalizada de equipamientos y zonas verdes. En vez de planearse la rehabilitación de la ciudad existente, la potenciación de equipamiento públicos y zonas verdes que mejoran la calidad de vida de sus habitantes, el PGOU se lanza a un crecimiento desproporcionado de nuevos suelos residenciales y miles de nuevas viviendas totalmente innecesarias e injustificadas, que solo pretenden mantener la “burbuja inmobiliaria” que ya ha fracasado, y ha llevado a nuestro país a una crisis sin precedentes. De seguir este crecimiento desproporcionado e incontrolado, el colapso de la ciudad y la proliferación de urbanizaciones fantasmas pueden traer gravísimas consecuencias en un futuro próximo.

El nuevo documento del PGOU disminuye las desmesuradas previsiones de crecimientos urbanísticos de las anteriores propuestas promovidas por IP y PSOE, pero sigue planteando la construcción de 21.405 nuevas viviendas, cifra totalmente desmesurada, y la “regularización” de 3.741 viviendas ilegales, más del 95% de las existentes. El nuevo PGOU no viene pues a corregir esta tendencia de crecimiento urbanístico suicida, sino que la amplifica, pues prevé la construcción de 2.675 nuevas viviendas anuales entre 2011 y 2018, más que el año 1999, punto álgido de la burbuja inmobiliaria, en el que se construyeron 1.506 viviendas.

La construcción no puede seguir siendo el “motor” de la economía en nuestro municipio; hay que reducir la construcción de viviendas a las necesarias para cumplir con el derecho constitucional a una vivienda digna para todos. El PGOU diseña una ciudad con más de 72.146 viviendas (47.000 existentes, 21.405 de nueva construcción y 3.741 legalizadas), que puede tener una capacidad para una población de 173.000 habitantes. Es decir, el PGOU pretende duplicar la población actual, sin existir estudio alguno que avale esta desmesurada previsión. Muy al contrario, si se mantuviera el crecimiento de esa última década, la población crecería en los ocho años de vigencia del PGOU (2011-2018) en 11.215, lo que llevaría a El Puerto a los 101.882 habitantes como máximo. Pero el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha advertido en un reciente informe que la tasa de crecimiento de población va a sufrir una drásticamente reducción en los próximos años, debido a la bajada de la natalidad y de la inmigración, de forma que calcula que El Puerto solo crecerá unos 3.000 habitantes hasta 2018. Teniendo en cuenta las previsiones de construcción de viviendas del PGOU y las tendencias demográficas actuales, nos encontraríamos en 2018 una ciudad con casi la mitad de sus viviendas vacías.

Estos crecimientos desmesurados e injustificados incumplen, además, el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) que estipula que “no se admitirán los crecimientos que supongan incrementos de suelo urbanizable superiores al 40% del suelo urbano existente ni los crecimientos que supongan incrementos de población superiores al 30% en ocho años”. Tras un exhaustivo estudio del PGOU, hemos llegado a la conclusión de que el PGOU sobrepasa con creces dichos límites, y que se ha realizado una auténtica obra de “ingeniería ladrillera” para intentar soslayar estas normas legales.

Sin embargo el PGOU asegura que solo se construirán 10.444 nuevas. ¿Para qué se incluyen otras 10.961 sin justificar su necesidad? En el escenario más optimista (que se mantenga la actual tasa de crecimiento de la población) harían falta solo 4.672 nuevas viviendas (Índice oficial de la Junta 2,4 habitantes/vivienda). ¿Qué harán con las 16.733 viviendas restantes? Teniendo en cuenta las previsiones del INE, las necesidades de viviendas serán mucho menores. En el PGOU actual quedan por construir 5.464 viviendas (excluyendo las previstas en zonas de alto valor ecológico como La China, Bahía Blanca o Vistahermosa II) por lo que proponemos que no se recalifiquen nuevos terrenos para uso residencial, se culminen la previsiones pendientes en el PGOU actual (Las Marías, La Florida y San José del Pino), y se priorice la rehabilitación del Casco Histórico sobre la nueva construcción. Sólo se deben contemplar nuevas reclasificaciones exclusivamente ligadas a usos terciarios–hoteleros y servicios complementarios, que generan más empleo y valor añadido por metro construido, y garantizan un uso temporal más dilatado.

Según los cálculos del equipo redactor, el crecimiento del suelo urbanizable supone un 15,11% del total de Suelo Urbano y un 20,78% del Urbano Consolidado. Nada más lejos de la realidad. El PGOU recalifica 15.724.845 m2, lo que supone en 88,2% de aumento en relación con los 17.826.405 m2 del Suelo Urbano actualmente existente. Como el POTA no computa los suelos industriales ni los Urbanizables No Sectorizados (los que se desarrollarán si se colmatan los Urbanizables Sectorizados tras el 2º cuatrimestre), sólo computarían a efectos del POTA 11.701.680 m2, un 65,64% más que el actual, muy por encima del límite del 40% máximo permitido.

El PGOU también incumple el Plan de Ordenación del Territorio de la Bahía de Cádiz (POTBC), al declarar urbana parte del Área de Reserva de Espacios Libres de la Sierra de San Cristóbal, y declarar urbanizables los terrenos forestales de la zona de Cantarranas y del Rancho Linares.

Conservación de las zonas forestales

En las dos últimas décadas se han destruido unos dos millones de m2 de terrenos forestales, sobre todo pinares y retamares. Ecologistas en Acción viene demandando que se conserve la totalidad de los terrenos forestales y se recuperen parte de las arboledas perdidas, incluyendo la famosa que glosara Rafael Alberti. Esta propuesta ha contado con un amplio respaldo social y de todos los partidos políticos, que anunciaron en las pasadas elecciones que la defenderían. La protección de todos los terrenos forestales fue aprobada por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento tras la exitosa manifestación del 30 de noviembre de 2006. Ahora incumplen sus promesas y acuerdos.

El nuevo PGOU incumple la Declaración Previa de Impacto Ambiental (DIA), ya que afecta a dos millones de m2 de terrenos forestales, de los cuales millón y medio se incluyen como urbanizables. Se pretende urbanizar, total o parcialmente, bosques tan valiosos como los existentes en la margen derecha de la carretera de Fuentebravía, en la Hijuela del Tío Prieto, el Rancho Linares o el Camping de Valdelagrana. También se declaran urbanizables zonas deforestadas recientemente como la cantera Minervo o el retamar ubicado junto a la N-IV. Ecologistas en Acción propone que se conserve la totalidad de los terrenos forestales y de los espacios naturales existentes como elementos que mejoran el paisaje y la calidad de vida de los ciudadanos, entendiendo que nuestras pinares y retamares pueden y deben convertirse en elementos emblemáticos de El Puerto.

El urbanismo ilegal

Las alegaciones inciden en la necesidad de acabar con un problema que ha deteriorado nuestro territorio, hipotecado el planeamiento urbanístico y envenenado las relaciones sociales en nuestra ciudad. Entre las propuestas de Ecologistas en Acción cabe destacar:

- No se legalizarán viviendas ni se recalificaran terrenos fuera de los límites de la ciudad definido en el POTBC, es decir, el Corredor Verde y la variante de la N-IV (Se adjunta plano de los límites de la ciudad.

- No se legalizará ninguna urbanización ni vivienda existente en Sistemas Generales, suelos no urbanizables de especial protección forestal, medioambientales o culturales, o en terrenos de propiedad o dominio público, incluidas las vías pecuarias. Todas deben ser demolidas, restaurando el terreno a su estado original.

- No se legalizarán viviendas que hayan sido “regularizadas” de forma fraudulenta o que estén incursas en procedimientos penales.

- La legalización de las urbanizaciones ilegales debe realizarse bajo el principio de que construir ilegalmente no puede salir más barato que hacerlo legalmente, para ello se deben cumplir las siguientes condiciones: los costes y cesiones por metro cuadrado de las Áreas de Regularización (ARG) deben de ser similares a los que se soporten en los terrenos urbanizables con ausencia de construcciones.

- La regularización de unas urbanizaciones ilegales debe ir acompañada compromiso de demolición de las que queden excluidas del proceso de legalización, con compromisos temporales de ejecución.

Red de espacios públicos

Ecologistas en Acción apuesta por una red interconectada de espacios libres que permita la supervivencia de la biodiversidad, la mejora paisajística de la futura ciudad y de la calida de vida de los ciudadanos y visitantes. Para ello proponemos la recuperación territorial y funcional de vías pecuarias, caminos públicos, pozos concejiles y de la vía verde.

Otras propuestas

Ecologistas en Acción ha presentado también propuestas para:

- Desclasificar la finca de La China y Bahía Blanca para fomentar una política de esponjamiento del litoral.

- Desestimar la propuesta del campo de golf de Viña Rango, recuperando el Ayuntamiento la propiedad de estos terrenos para dedicarlos a una promoción de 1.000 viviendas de VPO de autoconstrucción.

- Recuperar las lagunas de San Bartolomé y el complejo endorreico, con la demolición de las vividas edificadas ilegalmente en su periferia.

- Apoyar las propuestas incluidos en el PGOU para fomentar la movilidad y accesibilidad sostenible. Para desarrollar de una manera eficaz las actuaciones de potenciación de los modos de transporte.

Documento completo de las alegaciones al PGOU de El Puerto de Santa María