La Junta no aporta al Juzgado todas sus actuaciones en el caso del oso envenenado

En el caso del oso pardo encontrado muerto en Abril de 2009 dentro de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas del Parque Natural de la Montaña Palentina, que se instruye en el Juzgado nº 1 de Cervera de Pisuerga, las últimas diligencias practicadas han consistido en la solicitud de informe al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que pueda ayudar a esclarecer el caso, por iniciativa de la fiscalía.

La respuesta de este Servicio Territorial ha sido cuanto menos sorprendente al enterarnos que ha solicitado un informe al Instituto Nacional de Toxicología, a pesar de disponer de otro informe del LFVS que certifica que la muerte del plantígrado había sido producida por importantes cantidades del veneno ALDICARB.

Ecologistas en Acción de Palencia no entiende la petición de un informe después de tener confirmado el envenenamiento por el propio laboratorio (LFVS) que tiene adjudicado por contrato los análisis en todo Castilla y León.

En todo caso, todavía es más sorprendente la propia contestación enviada por Medio Ambiente al Juzgado, ya que no responde a algunas de las preguntas y las que contestan lo hacen respondiendo sobre lo que no se les ha preguntado.

Finalmente recordamos que el primer oso envenenado en Palencia apareció en La Lastra en el año 2001. Desde entonces no se conoce ninguna medida de la Junta de Castilla y León para frenar esta sangría de envenenamientos de osos y otra fauna de la que, probablemente, no se conoce ni se quieren conocer las auténticas dimensiones.

Sí ha sido una constante del Servicio Territorial de Medio Ambiente el “mirar para otro lado” y el “perderse” en argumentaciones absurdas (osos de circo, plaguicidas de huertos, veneno para otras especies) como si el veneno fuera legal o no dependiendo de a quien vaya dirigido y buscando argumentos que pudieran “tapar” la cruda realidad de los hechos: el riesgo permanente y ascendente que esta llevando al límite a la población palentina, y por lo tanto oriental, de osos pardos de la Cordillera Cantábrica.




Visitantes conectados: 501