Celebrada la VII Marcha al Parlamento por el Río Guadaíra

El 28 de febrero, Día de Andalucía, la Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra” desarrolló la 7ª Marcha al Parlamento Andaluz para reivindicar por séptimo año consecutivo el cumplimiento del Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del río Guadaíra. Esta nueva edición de la Marcha ha contado con la adhesión de unas ciento veinte entidades. Unas doscientas personas que iniciaron la marcha poco después de las ocho y cuarto de la mañana desde la Casa de la Cultura de Alcalá de Guadaíra, se vieron respaldadas por otras doscientas personas más en total que se incorporaron a lo largo del recorrido y que se desplazaron en autobuses y vehículos particulares. En global, unas cuatrocientas personas acudieron a la convocatoria de la Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra” para esta 7ª Marcha en las que destacaron al igual que en el año anterior el elevado número de jóvenes.

Durante el itinerario no hubo incidencias de relieve y la tranquilidad fue la nota dominante. En los distintos tramos del recorrido, la Plataforma contó con la inestimable ayuda de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra, la Policía Local de Sevilla y una unidad permanente de la Cruz Roja de Alcalá de Guadaíra.

Tras llegar a las inmediaciones de los jardines del Parlamento de Andalucía, tomaron la palabra Iván Ulecia como portavoz de la Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra” que resaltó el protagonismo de la sociedad civil de la cuenca en la recuperación del río Guadíra.

La lectura del manifiesto final la realizó Salvador Távora destacando la importancia vital del agua y reseñando toda la lucha que se viene realizando en la cuenca del Guadaíra con el fin de recuperar este río. Távora utilizó un símil entre el Guadaíra y el mundo teatral para apuntar que esta obra en la que se representa la vuelta a la vida de este río aún no ha concluido. Subrayó igualmente el retraso del cumplimiento del Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del río Guadaíra a pesar de los avances experimentados tanto en lo que respecta al Guadaíra Blanco como al Guadaíra Verde.