Interrumpida la marcha reivindicativa por un camino público

Ecologistas y montañeros venimos demandando estos últimos años la apertura del camino público que une Benamahoma y Zahara de la Sierra a través de la Sierra del Labradillo y Sierra Margarita, por uno de los parajes más bellos del Parque Natural Sierra de Grazalema. Este camino fue cerrado en 2004, tras la adquisición de las fincas El Navazo y Breña del Agua por un constructor del Campo de Gibraltar, al renunciar incomprensiblemente la Consejería de Medio Ambiente (CMA) a adquirirlas, a pesar de su alto valor ecológico, ya que son colindantes con la zona de reserva del Parque Natural.

Un año más, ecologistas, montañeros y senderistas nos unimos para realizar una marcha reivindicativa para exigir de una vez por todas la apertura de este camino público. Esta ruta se inicia desde Benamahoma y llega hasta el límite con el término municipal de Zahara de la Sierra. El valor ecológico de esta zona es incalculable. Durante el ascenso se atraviesa un denso y diversificado bosque mediterráneo, con acebuches, algarrobos, encinas, quejigos. Pero lo más destacado es la existencia en la umbría de la Sierra de Hinojar del segundo pinsapar en superficie del Parque Natural. En la ladera de la Sierra del Labradillo hay otro pequeño pinsapar, cuya curiosidad estriba en encontrarse en medio de un bosque mediterráneo; los pinsapos despuntan entre encinas y quejigos. Además, hay una abundante fauna: rapaces, corzos, cabras montesas… Unas especies, como los buitres, son abundantes y fáciles de observar; otras, como meloncillos, jinetas o zorros, son más esquivos, pero sus huellas y excrementos los delatan. Y todo con incomparables vistas a las montañas que conforman las máximas cotas de la provincia.

Recientemente el Pleno del Ayuntamiento de Grazalema ha acordado la clasificación y catalogación provisional del camino Benamahoma-Zahara de la Sierra como bien de “dominio público adscrito al uso público”, lo que puede significar la solución definitiva que venimos demandado desde hace seis años.

Pero esta marcha reivindicativa ha sido truncada porque el propietario de la finca "La Reserva de Benamahoma" y a la Guardia Civil, nos han privado de nuestros derechos constitucionales.

Esta marcha se pedía que el propietario de una finca situada en el área medioambiental quitara unas vallas que cortan desde hace seis años un camino público, pero el dueño hace caso omiso. Lo más grave es el propietario acompañado de varios guardias jurados, hace que las personas que se habían dado cita en esta actividad reivindicativa permanecieran allí más de dos horas, hasta que aparecieron agentes de la Guardia Civil.

Esta actividad contaba con la aprobación de la Subdelegación para realizar dicha marcha, pero al ser interrumpida nuestra acción, todos los presentes decidimos regresar, para trasladarnos a la localidad de Benamahoma, donde hemos presentado una denuncia al propietario por usurpación de camino público, como a los agentes del Instituto Armado por violar los derechos constitucionales de una marcha autorizada.