Cunetas envenenadas por la Junta de Andalucía

Todas las versiones de este artículo: [Castellano] [Français]

Ovejas de una ganadería certificada como ecológica pastando junto a cunetas envenenadas con glifosato en Benaocaz

Un año más, la Consejería de Obras Públicas (COPT) de la Junta de Andalucía, con autorización de la de Medio Ambiente (CMA) está procediendo a envenenar con herbicidas las cunetas de las carreteras del Parque Natural Sierra de Grazalema. En los últimos años Ecologistas en Acción ha venido mostrando su oposición a estos tratamientos con herbicidas, más aún cuando afectan a espacios protegidos.

Los herbicidas que se están utilizando son Spasor plus y Raodup de la empresa Monsanto, que tienen como principio activo el glifosato, un herbicida de amplio espectro, no selectivo, utilizado para eliminar hierbas y especies leñosas. Los herbicidas en base a glifosato pueden ser altamente tóxicos para animales y humanos. Estudios de toxicidad han revelado efectos adversos: toxicidad subaguda y crónica, daños genéticos, trastornos reproductivos, aumento de la frecuencia de anomalías espermáticas y carcinogénesis. Estos herbicidas, además, contienen otros compuestos que pueden ser tóxicos, que sirven para facilitar su manejo o aumentar su eficacia. Entre estos ingredientes están el N-nitroso glifosato que, como otros compuestos nitrogenados, son cancerígenos, y el formaldehido, otro carcinógeno conocido que se forma durante la descomposición del glifosato. El glifosato es, además, adsorbido fuertemente por el suelo y es muy soluble en agua, lo que aumenta su peligrosidad. La persistencia del glifosato varía de dos a seis meses. El glifosato puede entrar en los ecosistemas por escorrentía superficial, habiéndose demostrado su alta toxicidad para la fauna acuática. Hay que destacar que se han fumigado cunetas por donde discurre abundante agua debido a las copiosas lluvias de este pasado invierno, aguas que fluyen hacia los ríos Guadalete, Gaduares y Majaceite, que termina en el pantano de Los Hurones.

La justificación para estas fumigaciones es eliminar hierba para favorecer la visibilidad de las carreteras y reducir los riesgos de incendio, argumentos tan inútiles como falsos, pues se han fumigado de forma indiscriminada tanto curvas como rectas, y el secar la hierba no reduce el peligro de incendios, sencillamente lo adelanta. Las consecuencias suelen ser nefastas, pues no sólo se consigue secar la hierba, sino que se afecta a los numerosos pies de árboles y arbustos que existen en los márgenes de nuestras carreteras, dejando un producto tóxico esparcido por todas las cunetas. Si se tiene en cuenta que estamos todavía en época de recolección de espárragos y tagarninas y que pronto comienza la de los caracoles, el herbicida puede terminar siendo ingerido por las personas, ajenas a que se han fumigado las cunetas. Tanto la fauna silvestre como el ganado siguen pastando en estas zonas, por lo que se verán afectados por este herbicida tóxico. Se han fumigado incluso cunetas de zonas recreativas muy frecuentada por personas que van a comer o a pasar el día. Nada informa de que estas zonas están envenenadas. Hay que destacar que se está también fumigando cunetas junto a fincas que están certificadas para ganadería ecológica, actividad que está en auge en el parque natural debido a la gran demanda de quesos de oveja y cabra. El glifosato puede extenderse a estos prados y el ganado puede terminar por pastar en las cunetas envenenadas, lo que afectará a la calidad de la leche y a la posibilidad que puedan perder la certificación de producto ecológico.

Ecologistas en Acción de Cádiz ha denunciado infructuosamente estas fumigaciones en numerosas ocasiones ante la CMA y en la Junta Rectora del Parque Natural, pero se han negado a dar explicaciones en este órgano de participación del parque natural.

Es insólito que se promueva la agricultura y ganadería ecológica en los parques naturales y sea la propia Junta de Andalucía la que utilice de forma masiva herbicidas para realizar un trabajo para el que existen métodos mecánicos eficientes y no contaminantes.




Visitantes conectados: 430