Valoración muy positiva del acto en defensa de El Palmar

Fue una jornada festiva y llena de sentimientos. Cientos de ciudadanos nos concentramos el sábado en la playa de El Palmar para, entre música,
intervenciones y bocadillos variados, dejar testimonio de nuestra
oposición al macro complejo hotelero que pretende construir la empresa
Tarje, con el total apoyo del Ayuntamiento, en esta playa única y llena de
encanto.

Vecinos, turistas, ecologistas, actores… nos unimos en defensa de uno de
los pocos parajes del litoral del sur de España que ha quedado a salvo del
la apisonadora del ladrillo, de una de las playas que más proyección
nacional tiene, que más gente atrae por su belleza, tranquilidad y entorno
incomparable. Y esto es lo que se quieren cargar los especuladores de
siempre, los que han provocado esta crisis económica, y los políticos que
han arropado la vorágine urbanística que nos ha llevado a la ruina y a los
cuatro millones de parados. Ahora quieren más de lo mismo, y nosotros
queremos otro modelo de desarrollo que aproveche nuestros recursos
natrales y no los vendan al mejor postor.

Ecologistas en Acción de Cádiz quiere también lamentar y denunciar la
actitud del Ayuntamiento de Vejer, que en vez de colaborar con un acto
autorizado en base a la libertad de manifestación -aunque no estuviera de
acuerdo con sus objetivos, eso es la democracia-, se dedicó a intentar
suspenderlo, primero con la ridícula actitud del concejal de playa y del
jefe de la Policía Municipal fotografiando a todos y a todo de forma
intimidatoria, y a denunciarnos a la Guardia Civil alegando que no estaba
autorizada la música. No lo consiguieron, y el acto se desarrolló feliz y
pacíficamente hasta el final. Las declaraciones del alcalde han sido más
ridículas y lamentables aún, alegando el fracaso de participación, la
presencia de perros y con ataques personales a portavoces de la plataforma
PELP, organizadora del acto, y en el que participa Ecologistas en Acción.
Si hablan vecinos de El Palmar, Verdú los intenta acallar acusándoles de
ser ilegales, si hablan turistas que regularmente visitan y disfrutan de
esta playa, los acusa de ser foráneos, demostrando un espíritu
antidemocrático y cateto. Parece que solo él puede opinar sobre el futuro
de El Palmar.

Ahora Verdú se descuelga amenazándonos con otro macro complejo hotelero
aún mayor en el otro extremo de El Palmar, colindando con Mangueta, otro
de los paraísos naturales de nuestro litoral. Pues bien, Ecologistas en
Acción se opondrá con todas sus fuerzas a este intento de resucitar un
modelo caduco y fracasado, y utilizará todos los medios legales a nuestro
alcance para impedir que unos políticos que han sido elegidos para
defender el interés general y los bienes públicos, se dediquen de nuevo a
dilapidarlos por presiones de las mismas empresas constructoras que han
destruido nuestro litoral y nuestro futuro.