Cinco mil euros por expoliar dos azores para cetrería

La Delegación de Industria, Energía y Medio Ambiente ha resuelto sancionar a dos cetreros por el expolio en mayo de 2005 de dos pollos de un nido de azor ubicado en la localidad de Los Navalmorales. De este modo, la Delegación ha reparado en parte la lamentable actuación de los Tribunales en este caso ya que, a pesar de que el azor es una especie protegida y amenazada en Castilla-La Mancha, no consideraron este expolio como delito.

No obstante, a instancias de Ecologistas en Acción los hechos probados han permitido abrir el expediente sancionador por vía administrativa y gracias a la resolución de la Delegación se ha penalizado con importantes multas de 2.500 euros cada una a los dos expoliadores del nido. Ecologistas en Acción felicita por ello a la Delegación ya que sancionar estas conductas es fundamental no sólo para castigar estas acciones sino para prevenir que vuelvan a ocurrir.

Los expoliadores fueron detenidos con los azores en el maletero del coche tras la denuncia de un guarda de finca que creyó que eran cazadores furtivos. La diligencia y buen hacer de la Guardia Civil permitió la captura de los culpables y la recuperación de los dos pollos de azor que fueron posteriormente reintroducidos en el medio natural por el CERI de Sevilleja de la Jara.

De la vinculación del expolio con la cetrería hay pocas dudas. De hecho, uno de los sancionados se manifestaba en un conocido foro de Internet como cetrero con 21 años de experiencia, poseedor de varias aves de cetrería y que ha practicado, entre otras especies, con azores y gavilanes. El otro expoliador también es conocido en Toledo por sus actividades cetreras.

Para Ecologistas en Acción lo sucedido en Los Navalmorales no es un caso aislado. En Castilla-La Mancha es bien sabida la incidencia de los expolios y su relación con la práctica de la cetrería, particularmente en especies como el azor y el halcón peregrino. Se ha podido contrastar con técnicos, biólogos, agentes medioambientales y del SEPRONA, el dato de que se roban bastantes nidos, pero que la falta de vigilancia en el campo y de control efectivo de la tenencia de aves deja impunes estas actuaciones ilegales.

Por ello, Ecologistas en Acción reclama de la Dirección General de Política Forestal y del Organismo Autónomo de Espacios Naturales, en primer lugar, una vigilancia efectiva de los nidos de las especies susceptibles de expolio y, en segundo lugar un mayor control de la cetrería y de la tenencia de rapaces en Castilla-La Mancha a través de una mejora en la normativa existente y un incremento de las inspecciones.