Apoyamos el aerogenerador de la Zona Franca

La Zona Franca de Cádiz tiene el proyecto de construir un aerogenerador en el muelle de Ribera, a la entrada de Cádiz, de 120 metros de altura y 4,5 ó 6 megavatios de potencia.

Se trata de una idea excelente que contribuiría a reducir emisiones de CO2 y al mismo tiempo se erigiría en un icono sostenible de la ciudad de Cádiz. Nuestro apoyo es decidido. La frecuencia e intensidad de los vientos de Levante y Poniente de nuestra ciudad garantizan la rentabilidad de la infraestructura. Si tenemos en cuenta el bajísimo porcentaje de energías renovables instaladas en la ciudad (apenas los paneles fotovoltaicos de la facultad de Empresariales), la llegada de la energía eólica sería bienvenida.

No obstante, debemos precisar que no parece justificado instalar el aerogenerador en la lámina de agua, a 83 metros de la costa, cuando existe espacio en tierra, entre las pistas deportivas y la nave A 21 para acoger el molino, como se observa en la foto. Ello supondría un considerable ahorro en cimentación y cableado, evitando además el relleno entre escolleras para soportar el aerogenerador.

Andalucía es ya la octava potencia eólica de Europa, con casi 3.000 megavatios instalados, de ellos 1.300 Mw en Cádiz. Ello supone suministrar el consumo eléctrico de 4 millones de habitantes y evitar al emisión de más de 2 millones de toneladas de CO2. En los últimos meses la energía eólica ha batido sus propios récords, con más de la mitad de la producción eléctrica en algunos momentos. Son argumentos de peso para defender resueltamente este tipo de energía renovable, además de urgir en el desarrollo de la eólica marina sin más dilaciones. El clima de nuestro planeta lo agradecerá.