Ocupación y corte del Carril de los Aceiteros

Ecologistas en Acción ya denunció ante la Junta de Andalucía y ante la Delegación Municipal de Medio Ambiente la interrupción del “Carril de los Aceiteros" por el Campo de Golf de Fain (Arcos Gardens), delante y detrás de la finca Fain.

Es un camino de herradura por el que pasaban los aceiteros que compraban el aceite en los molinos que existían en su recorrido. Hoy sólo queda un molino. Este carril público, de titularidad municipal, está ocupado ilegalmente desde hace años y cerrado con vallas y candados, sin que el Ayuntamiento de Arcos haga cumplir la Ley, lo que, como mínimo, demuestra una gran dejación de funciones.

Puerta cortándolo en la trasera del campo de golf

Mientras el trazado alternativo previsto y aprobado por el Pleno de Arcos no esté en servicio, la Ley obliga a dejar libre el paso a los vecinos y vecinas de la zona y de todas las personas y caballerías que realizan rutas por los caminos públicos, quieren tomar un atajo o hacer senderismo, por lo que cualquier ciudadano podría pasar por el medio del campo de golf, sin cometer una ilegalidad.

De no abrirse urgentemente el carril, atendiendo a esta denuncia, los ecologistas acudirán al Defensor del Pueblo o del Ciudadano, o a la vía penal. Los ecologistas señalan que es un camino de los arcenses y no de una empresa particular. Exigen que quede libre al paso el recorrido ocupado de más de 1 kilómetro, para no tener que pasar andando o en caballería, con el peligro consiguiente, por la carretera Arcos-Algar.

Por convenio de 23 de marzo de 2004, entre la Promotora del Campo de Golf y el Ayuntamiento, se solicitó desafectar y ocupar dicho carril para la construcción del campo de golf y de viviendas, por algo más de 30.000 euros, sin que se detallara un trazado alternativo y sólo apareciera la intención de hacerlo.

Vallas cortándolo cerca de la carretera de Algar

Miembros de Ecologistas en Acción ya mantuvieron una reunión con el Delegado de Urbanismo y el anterior Delegado de Medio Ambiente, a la que se incorporó más tarde la Alcaldesa de Arcos. Parte del Equipo de Gobierno se comprometió a ordenar el derribo urgente de las vallas y cancelas que impedían el paso, promesa que ha sido incumplida. También se le volvió a comunicar al actual Delegado de Medio Ambiente en un Consejo Municipal de Medio Ambiente.