El fin de la pesca del atún rojo

Ecologistas en Acción denuncia que si no tomamos medidas contundentes de inmediato, el atún rojo, saldrá de la cultura mediterránea después de más de 15.000 años de vinculación con la totalidad de civilizaciones que se han asentado en el mediterráneo.

El atún rojo (Thunnus thynnus) se encuentra al borde de colapso. Según el último informe de ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, en sus siglas en inglés) la población actual de atún rojo se encuentra a un 15% de su población original. Pero, la realidad, no es que la política se conecte al conocimiento y recomendaciones científicas sino que, estamos inmersos en una nueva campaña pesquera que permite la pesca de 13.500 toneladas de las que España podrá acceder a una cuota de 2.500 toneladas, la mayor de la Unión Europea (UE). Esto sumado a las altas tasas de pesca ilegal que en años anteriores han estado situadas entono a las 60.000 toneladas, hace que esta campaña pueda ser determinante para el fin comercial y ecológico de la especie.

Ecologistas en Acción denuncia que ya estamos en plena temperada de pesca del atún rojo en el mediterráneo y, que la administración lejos de facilitar la implantación del cierre de la pesquería, se empeña en potenciar el consumo de atún rojo por un lado, y, por otro lado, potencie programas de cría en cautividad exentos de realismo.

Por un lado, debemos denunciar que tanto la administración española como la UE, estén invirtiendo cuantiosos fondos en programas de cría en cautividad de la especie como parte de la solución. Estos programas no son realistas debido al alto consumo de biomasa pesquera que necesita esta especie para ser engordado, la proporción se sitúa en 1kg de engorde de atún rojo cada 20 kg de alimentación recibida, procedente en buena parte de harinas de pescado por lo que sigue teniendo un alto impacto sobre los ecosistemas marinos.

Además estos programas no van a ser más efectivos en recuperación de la especie que, la creación de una red de reservas marinas destinadas a la reproducción de túnidos como son, el sur de las aguas baleares, el mediterráneo central y mar de levante, tal y como se comprometieron en el último Congreso Mundial de la Naturaleza, en Octubre del 2008, negociando y apoyando una moción presentada por Ecologistas en Acción a este Congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ( ver moción aprobada ).

Además, iniciativas llevadas a cabo por las distintas administraciones españolas tanto desde el Gobierno Central como de la Junta de Andalucía o del propio Ayuntamiento de Barbate con iniciativas como el de la feria gastronómica del atún, que se celebra, en estos días, en la localidad gaditana de Barbate, llevan a una confusión del consumidor y, a la creación de expectativas socioeconómicas irreales pues, la cuota de captura de la flota española para este año, 2.500 toneladas, ya está vendida antes de ser pescada. Siendo el mercado japonés el destinatario de más del 90% de las capturas y quedando cifras inferiores al 10% al mercado local.

Por este motivo, Ecologistas en Acción denuncia la enorme irresponsabilidad administrativa que reina en España entorno a la gestión y promoción de los productos pesqueros basados en el Atún Rojo, el emblema caído de las pesquerías y civilizaciones del mediterráneo.