Nueve espacios protegidos favorecen la participación pública

Ecologistas en Acción de Andalucía reconoce la implicación de nueve espacios naturales protegidos por favorecer la participación pública.

Hace unos meses se celebró el XX Aniversario de los Parques Naturales de Andalucía. Durante los actos conmemorativos que se organizaron, Ecologistas en Acción reivindicó la participación de los colectivos sociales en los Órganos de gestión y control de los Espacios Naturales Protegidos.

Cada uno de los Parques Naturales de Andalucía cuenta con una Junta Rectora, órgano de participación ciudadana con funciones de control y vigilancia y que velan por el cumplimiento de la normativa reguladora de dichos Espacios (Decreto 239/1997, de 15 de octubre). Sin embargo, esta participación no siempre es fácil para las organizaciones sociales, especialmente por el horario de convocatoria y por la negativa de los/as presidentes/as a incluir puntos que no sean propuestos por la propia Consejería de Medio Ambiente (CMA).

En cada Junta Rectora hay en torno a los 50 representantes, de los cuales un 50% pertenecen a las Administraciones regionales, provinciales y locales; además hay otros representantes de las universidades y de organismos científicos, de organizaciones sindicales y empresariales, organizaciones agrarias y pesqueras, comunidades de regantes y grupos políticos. En todos estos casos suelen contar con personas liberadas, pero ¿qué ocurre con el resto?.

Los colectivos de deportistas, cazadores, consumidores, jóvenes, vecinales o los ecologistas (de los que sólo hay dos representantes por Parque) están formados por personas voluntarias que tienen sus trabajos, en la mayor parte de los casos, en horario de mañana.

A pesar de este condicionante en la participación social, hay Juntas Rectoras que se niegan a realizar convocatorias en horario de tarde, lo que por un lado facilita la asistencia de la numerosa representación de las Administraciones pero impide que asistan las personas que representan a la ciudadanía y los agentes sociales.

Desde Ecologistas en Acción de Andalucía se quiere agradecer a las Juntas Rectoras de los Espacios Protegidos de Sierra de Grazalema, La Breña y Marismas de Barbate, El Estrecho, Los Alcornocales, Sierra de Huétor, Sierra de Castril, Despeñaperros, Sierra Mágina y Sierra de Andújar, por promover que todas las convocatorias de las Juntas Rectoras y las Comisiones de Trabajo se hagan en un horario que permita la asistencia de los colectivos sociales.

El horario alterno no es un óptimo, ni siquiera es bueno, porque de antemano hay reuniones en las que no se permite la participación pública de las organizaciones sociales. Los espacios que convocan las reuniones de los órganos de participación de forma alterna son Cabo de Gata-Níjar, Bahía de Cádiz, Sierra de Hornachuelos, Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y Laguna Fuente de Piedra, a los que solicitamos que se impliquen más e intenten que la mayor parte de dichas reuniones tengan lugar en un horario accesible a los colectivos.

Por último denunciar a los Espacios Protegidos de Sierras Subbéticas, Reserva Natural Zonas Húmedas del Sur de Córdoba, Sierra de Cardeña y Montoro, Paraje Natural Marismas del Odiel, Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Sierra de las Nieves, Montes de Málaga y Sierra Norte de Sevilla por sus esfuerzos en anular la participación pública en dichos Espacios Protegidos convocando sistemáticamente las reuniones por las mañanas.

Mención a parte merecen los Espacios Naturales de Sierra Nevada y Doñana cuyos Consejos de Participación (Decreto 24/2007) son siempre por la mañana, con menos de un 40% de representación social y sólo consultivos, no permiten a la ciudadanía ni a los agentes sociales tomar parte de las decisiones que tienen lugar en los espacios más emblemáticos de Andalucía, y ni siquiera se les facilita la asistencia.

Desde Ecologistas en Acción de Andalucía seguiremos promoviendo que estas Juntas sigan respondiendo a su función, la representación ciudadana, y por lo tanto no estén sujetas a los horarios laborales de quienes sí pueden y cobran dietas por asistir a las mismas. Por ello solicitamos a la Consejera de Medio Ambiente que dé instrucciones a los/as presidentes/as de estos órganos para que los convoquen en horario de tarde para favorecer la participación de las entidades sociales, que es un derecho recogido en el Estatuto de Autonomía y en las normativa de los propios Espacios Naturales Protegidos.