Depuración en Bornos, Jédula y otros municipios de la Sierra

Ecologistas en Acción de Arcos exige depuradoras en Bornos, Jédula y en otras poblaciones de la Sierra.

Haciéndose eco de las declaraciones del alcalde de Bornos, Fernando García, que denunció hace unos días que su municipio continúa sin depuradora y vertiendo sus aguas al pantano de la localidad, los ecologistas exigen una vez más la construcción de una estación depuradora de aguas residuales en Bornos, lo que es obligatorio desde hace años por la normativa vigente.

Como decía su alcalde, Bornos “sigue vertiendo sus aguas al pantano, un paraje de gran belleza y riqueza medioambiental”. Otras localidades de la sierra o limítrofes aún no tienen depuración de aguas, o no están en funcionamiento, como en Benaocaz, Prado del Rey, Jédula, San José del Valle y en las barriadas rurales de Arcos. En la depuradora de Jédula, inservible en este momento, se invirtieron y perdieron unos 600.000 euros de los contribuyentes.

Depuradora de Jédula, llena de tierra y hierbas

Según los ecologistas, para empezar a disfrutar de un Guadalete limpio lo primero que tenemos que tener es una depuración de aguas residuales en todas las poblaciones que vierten sus aguas en el río, lo que es responsabilidad de las autoridades de medio ambiente y también de las locales, que siguen demostrando su incompetencia en estas actuaciones prioritarias. Siguen diciendo los ecologistas, que la Delegación Provincial de Medio Ambiente se preocupa más de ocultar los deterioros ambientales y urbanísticos, que de trabajar por nuestro entorno, como demostraron el pasado día 26 de mayo en la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema, al oponerse a una propuesta de los ecologistas que sólo buscaba conocer la situación urbanística en los pueblos del parque para procurar su mejora ambiental.

Para esta organización también ha llegado el momento de ampliar otras depuradoras como la de Arcos, o de mejorar la depuración de las existentes hasta conseguir una depuración terciaria, con lo que lograríamos aguas más limpias e inodoras. La única depuración terciaria existente en la zona es para el campo de golf de Fain que sigue ocupando un carril público de Arcos, el carril de los Aceiteros, con el beneplácito de las autoridades locales. Pero en primer lugar, es obligatorio que todas las poblaciones cuenten con depuración de aguas residuales.