Desidia institucional en el Campo de Volcanes de Jinámar

Semanas atrás para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, el Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción organizó una visita guiada a este campo de volcanes de los más recientes de la isla de Gran Canaria.

Montaña Rajada o Barquilla

Para todos los participantes esta sorprendente visita les sirvió para descubrir un lugar cercano pero poco conocido de la geografía de Gran Canaria. Muchos habían oído hablar de enclaves como la Sima de Jinámar o incluso pueden que la hayan visitado en alguna ocasión, pero pocos conocían los valores naturales, históricos y arqueológicos que se esconden detrás de este espacio y de las 4 bocas eruptivas que pudieron visitar: el cráter del Volcán del Gallego, Montaña de la Cuesta de Las Gallinas (también conocida como Montaña Quemada o Montaña del Viento), la Sima de Jinámar y la Montaña Rajada (también conocida como La Barquilla).

No obstante también destacaron el estado abandono y deterioro de todo el enclave que, en parte, está incluido dentro del espacio natural protegido del Paisaje Protegido de Tafira y que incluye un Bien de Interés Cultural como es la Sima de Jinámar.

Información sobre el Campo de Volcanes de Jinámar

A pesar de que en julio de 2007, el Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción presentó al Ayuntamiento de Telde un pliego de 12 folios, documentado y con fotografías de la zona, poniéndoles en conocimiento de los valores de este espacio, haciéndoles llegar la preocupación del colectivo por el estado de degradación y las diferentes agresiones que cierne sobre la zona y proponiéndoles una serie de ideas para proteger y poner en valor el campo de volcanes, después 3 años no se ha hecho absolutamente nada.

En esa época el escrito tuvo una buena acogida por parte del Ayuntamiento e incluso se convocó al colectivo a una reunión para explicar con más detalle sus propuestas. Surgió el compromiso de realizar una visita a la zona y de estudiar las medidas propuestas. La visita que se concretó en 2008 con la participación de dos concejales del ayuntamiento, David Halaby y Marcos Monzón, en una ruta programada por Turcón-Ecologistas en Acción.

La realidad actual es que las numerosas agresiones que describía Turcón-Ecologistas en Acción en el documento entregado en 2007 se siguen produciendo y no se ha tomado ninguna de las medidas propuestas.