Hermosas Gargantas, profunda desidia

Para nuestra Comarca, las gargantas constituyen unos ecosistemas acuáticos de inmenso valor e importancia ecológica. Por sus valores naturales, paisajísticos, culturales, históricos y económicos, los ciudadanos y las administraciones públicas tenemos la obligación de preservar este inapreciable legado en óptimas condiciones.

Con la campaña de verano a punto de dar comienzo, uno de los apartados que más preocupación genera en nuestra Asociación es el relacionado con el “uso y disfrute” que tradicionalmente se viene haciendo de nuestras gargantas durante la época del estío.

No podemos olvidar que en los meses de julio y agosto, las gargantas, pasan a ser el escenario habitual de las actividades recreativas y de ocio. Desde Ecologistas en Acción de la Vera deseamos manifestar nuestra preocupación por las deficiencias en la calidad de las aguas y el lamentable estado de conservación en que quedan las riberas tras cada campaña veraniega. Un deterioro que afecta a la pérdida de las condiciones naturales y sanitarias y es posible constatar en diferentes tramos. En nuestra opinión esta situación es debida a diferentes factores entre los que cabe destacar:
- La excesiva presión debida a la masiva afluencia de turistas y bañistas en buen número de piscinas naturales y charcos, unida a la carencia de los medios y normas que regulen el uso adecuado y civilizado de unos espacios tan frágiles.
- La presencia de vertidos residuales de origen urbano e industrial sin depurar o depurados deficientemente dada la inexistencia de instalaciones de depuración o la escasa eficiencia de las existentes hacen dudar de que la salubridad y seguridad de las aguas sea la recomendable.
- La extracción de los diferentes cauces de elevados volúmenes de agua para satisfacer diferentes usos. En ocasiones buena parte del agua extraída se pierde antes de llegar a su destino.
- La contaminación debida a productos procedentes de la actividad agro-ganadera en zonas próximas a las gargantas.

Todo esto da lugar a la eutrofización de las aguas y a un deterioro general y progresivo. Durante las últimas campañas, estos problemas se han visto agravados por ciclos anuales caracterizados por la de ausencia de precipitaciones que debilitaban los caudales situándolos en niveles alarmantes. Las precipitaciones caídas a lo largo del pasado año hidrológico parecen haber venido a paliar la escasez de años anteriores y auguran unas condiciones algo más optimistas para el verano que se avecina. Sin embargo es necesario no relajar la guardia.

Ecologistas en Acción de la Vera se ha dirigido recientemente a las Administraciones involucradas con el objetivo de que:

1. Asuman su responsabilidad en lo que se refiere al buen estado y conservación de las gargantas, zonas de baño y áreas recreativas, velando para que se cumplan las normas de uso convenientes.

2. Que sean debidamente catalogadas todas aquellas aguas donde el baño es habitual, garantizando a los usuarios un control sobre la calidad de las aguas y la protección de su salud.

En la actualidad únicamente se encuentran catalogadas como zonas aptas de baño las Gargantas de Pedro Chate (Jaraíz) y la de Cuartos (Losar). En breve, Ecologistas en Acción de la Vera ha dirigido sendos escritos a los Ayuntamientos de Jarandilla, Guijo de Santa Bárbara, Villanueva, Madrigal, Garganta la Olla y Aldeanueva para que emprendan las actuaciones necesarias que permitan incluir las gargantas correspondientes a esos términos municipales (Jaranda, Minchones, Gualtaminos, Alardos, Mayor y San Gregorio) en el catálogo de zonas de baño de la provincia de Cáceres.

3. Que se dote a aquellos enclaves reconocidos y utilizados como zonas baño (catalogados o no) de los medios de información, limpieza seguridad y vigilancia, con el propósito de asegurar el adecuado disfrute de unos cauces vivos y limpios.

4. Se gestionen debidamente procesos eficientes de depuración de las aguas que son vertidas a los cauces.

5. Control sobre los desarrollos urbanísticos

6. Que se acabe con la sobrexplotación de acuíferos y caudales, clausurando todas aquellas canalizaciones, encauzamientos, pozos y tomas de carácter irregular.

7. La negativa a conceder permisos para acometer obras de grandes embalses y trasvases.

8. Vigilancia para evitar construcciones y otras actividades indeseables en los dominios públicos hidráulicos.

Nuestra Asociación apela igualmente a la conciencia ciudadana de todo el vecindario verato y a los visitantes en general para que colaboren en el mantenimiento y conservación de nuestras bellas gargantas, recordando que, por sus características, estas no pueden ser tomadas “al asalto” como un elemento recreativo más. Dada su extraordinaria fragilidad, el disfrute de un charco o de una piscina natural exige conductas muy diferentes a las que a veces se mantienen en Parques Acuáticos, Centros de Ocio Urbano o Parques Temáticos, siendo imprescindible tomar conciencia de la necesidad de acabar con los daños que anualmente vienen ocasionando gran número de desaprensivos: abandono y concentración de basuras, arrasamiento de ciertas zonas debido a las acampadas, daños en la vegetación de las riveras, alteraciones en los cauces o la práctica, afortunadamente cada vez menos frecuente, de realizar fuegos con fines diversos.

El día 27 de Junio, Ecologistas en Acción de la Vera, ha hecho una campaña Medio Ambiental, de colocación de carteles por varias Gargantas de la Vera, para concienciar a las personas que disfrutan de las aguas, no dejen basura, y disfruten de los lugares respetando el medio. Esperamos que con esto que también las Administraciones Locales, tomen conciencia y pongan de su parte todos los medios para mantener en buenas condiciones los lugares de disfrute en dichas Gargantas.




Visitantes conectados: 503