En apoyo a los viñedos del Marco de Jerez

Desde Ecologistas en Acción de Sanlúcar, venimos asistiendo con preocupación desde hace años, a la crisis por la que está pasando la viticultura en el Marco de Jerez, y a la progresiva y constante disminución de la superficie dedicada a este cultivo, con arranques de viñas para ser sustituidas por otros cultivos herbáceos extensivos, que suponen una perdida importante de biodiversidad y alteración de los paisajes tradicionales de nuestra campiña.

La viña, como cultivo arbustivo, se encuentra desde hace cientos de años, perfectamente adaptada a las características de nuestro clima y nuestro suelo, cumpliendo en el caso del Marco de Jerez, un importante papel de defensa contra la erosión de las frágiles laderas de albariza y con una fauna asociada de gran interés ecológico, que sólo en los últimos años, con el empleo masivo de fitosanitarios, se ha visto seriamente afectada.

Es por lo que consideramos, que ninguna solución a los problemas del Marco deberían pasar por el arranque de viñas y si por su reconversión en una agricultura más ecológica, que utilice prácticas compatibles con la protección y mejora del medio ambiente, los recursos naturales, la diversidad genética y la conservación del suelo y el paisaje; y que reconocida estas funciones, puedan recibir subvenciones de la Unión Europea que aseguren la rentabilidad de las exploraciones de los pequeños productores.

El dejar que un cultivo tan tradicional de nuestro entorno y con tan importante papel en la conservación de nuestros recursos naturales, se ahogue por unos precios de la uva por debajo de sus costes de producción, merece todo nuestro rechazo y denunciamos el papel que en ello están jugando tanto la Junta de Andalucía, como la propia UE. Apoyamos por tanto, las justas movilizaciones de los viñitas, agrupados en la Plataforma de Defensa de las Viñas (PLADEVI), y exigimos soluciones para este sector que pasen por el mantenimiento de la actual superficie de viñedos dado el importante papel ecológico y de conservación de suelo y paisaje que representan.

Del mismo modo, consideramos que la evolución del sector debería ir hacia el cultivo y la producción de vinos ecológicos y de calidad, en la seguridad de que es un mercado en auge, disponiéndose mientras tanto de las ayudas necesarias de la UE y de la propia Junta de Andalucía.

Por la función ecológica y social que cumplen los viñedos, no podemos permitir su desaparición.