Más vigilancia y mano dura para los agricultores desaprensivos

En la mañana del pasado domingo, miembros de Ecologistas en Acción de Sanlúcar localizaron una gran humareda negra que se podía avistar desde varios kilómetros, a pocos metros del Espacio Natural de Doñana, concretamente en la calle L, donde está instalada la Planta de Residuos Agrícolas, en la misma Colonia de Monte Algaida. Tras comprobar in situ que el foco de incendio se ubicaba en dicho lugar, rápidamente llamaron al Cuerpo de Bomberos.

Una vez allí, Ecologistas en Acción observó que el foco de incendio procedía de la acumulación de plásticos y otros desechos agrícolas, que se habían arrojado a un par de metros de la puerta de entrada a la Planta de Residuos Agrícolas. Estos materiales procedentes de la agricultura, suponemos que vertidos por agricultores desaprensivos atentan gravemente contra la salud de las personas, ya que contiene multitud de sustancias, la mayoría de ellas cancerígenas y que pueden provocar problemas respiratorios. Del mismo modo, la quema de éstos ocasiona un impacto muy negativo hacia el medio ambiente provocando alteraciones sobre el cambio climático.

Desde Ecologistas en Acción exigimos tanto a la Delegada de Medio Ambiente, Inmaculada Muñoz, como al Delegado de Agricultura, Rafael Louzao, que se busque fórmulas urgentes para que estos episodios de contaminación que atentan contra la salud y el medio ambiente, sean drásticamente eliminados.

En el mismo sentido, estos ediles municipales hasta el momento no han emitido un bando informando a los agricultores y a los vecinos de la zona de Monte Algaida, Los Llanos y Bonanza, lo peligroso y perjudicial, que puede llegar a originar la quema de estos desechos agrícolas, pero menos aún las sanciones económicas por esta mala práctica y ello, a pesar de que se está jugando con la salud de más de 6.000 personas.

Consideramos que el que en la Colonia de Monte Algaida se puedan desarrollar actos vandálicos de estás dimensiones, no es mas que consecuencia de la escasa vigilancia, hay que reseñar que para un término municipal de más de 65.000 habitantes, tan sólo hay un solo miembro del Servicio de Vigilancia Ambiental dependiente de la Unidad de Medio Ambiente. Nos preguntamos hasta cuando este Ayuntamiento no se va a tomar en serio las cuestiones de medio ambiente.

Y con relación a la Planta de Residuos Agrícolas, queremos denunciar que no existe un horario al público de recepción de materiales agrícolas claramente visible, no hay un orden de clasificación de cada desecho, no se entrega a los agricultores ni un solo resguardo de la recogida para mayor control, no se mantiene la propia Planta en unas condiciones óptimas y menos aún, a modo de medidas de prevención ni siquiera se mantiene limpio los alrededores de dicha planta.