Regulación de los accesos a las playas vírgenes

La Asociación de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y la Federación de Ecologistas en Acción de Almería, siempre se han manifestado a favor de la regulación del acceso a las playas vírgenes y llevan más de 10 años solicitando el servicio de autobuses sobre el que ha surgido polémica en los últimos días. Esta iniciativa de la Junta de Andalucía que comenzó hace unos años es la más razonable para dar solución a los atascos y polvaredas que se organizaban en veranos anteriores o en Semana Santa.

Son innegables los beneficios de medidas de este tipo para la conservación del Medio Ambiente (menos emisiones de CO2, menos levantamiento de polvo, menos impacto sobre la flora y fauna...). También la seguridad de las personas aumenta al mejorar el acceso de los servicios de urgencia. Son muchos los parques Naturales e incluso Nacionales que tienen servicios similares o que los están copiando del Parque Natural de Cabo de Gata.

Todas estas ventajas no quitan que desde las asociaciones ecologistas se considere que el coste del servicio es desproporcionado y que la forma de plantearlo no ha sido la más adecuada.

El cierre del acceso a Genoveses-Mónsul y el cobro de una tarifa tan alta ha supuesto que muchos turistas opten por ir a otras playas con su consiguiente masificación. Al final, lo que se plantea como una medida de regulación, por incompleta o mal planteada, se convierte en un traslado del problema a otros lugares, como el Playazo que ha sufrido atascos descomunales en los últimos días.

Comprendemos las quejas de los vecinos de San José sobre las pérdidas que representa una regulación tan severa con respecto a la de años anteriores. Ya habido casos de turistas que han devuelto las llaves de sus alojamientos al enterarse de las circunstancias que ha creado la regulación del acceso a las playas de San José a partir del 15 de julio.

Por todo lo expuesto, y porque creemos que el acceso a todas las playas vírgenes debe estar controlado en temporada alta (incluyendo Semana Santa), proponemos la extensión del servicio de autobuses al Playazo, a la Cala del Plomo y al Cabo de Gata-Corralete-Cala Rajá, siempre que se organice bien y teniendo en cuenta la opinión de los vecinos de la zona.

Nos gustaría dejar claro que toda la polémica generada se podía haber evitado, si se hubieran convocado las mesas de trabajo, integradas por representantes de la sociedad civil para tratar problemas como la gestión de residuos, autobuses y otras cuestiones, compromiso adquirido por la Delegación Provincial de Medio Ambiente, en la última Junta Rectora. Así mismo, lamentamos las declaraciones del Señor José Antonio Martínez Soler, recién nombrado Presidente de la Junta Rectora, que sin haberse si quiera presentado al resto de componentes del órgano de participación, habla sobre si se debe prohibir o no el paso a vehículos.

Desde nuestras asociaciones pedimos al señor Jose Antonio Martínez Soler a que convoque una asamblea de la Junta Rectora para escuchar todas las opiniones y tratar de forma democrática la postura de la Junta Rectora ante este asunto.

Por último pedimos al Ayuntamiento de Níjar que no intente politizar el asunto y que atienda como es debido sus propias competencias. Se debería preocupar con más ahínco y recursos de la recogida de basuras y limpieza de playas que tras el último temporal de levante presentan un estado lamentable, y de crear, como prometió, un servicio de autobuses de línea que unan las barriadas del parque entre sí y con Níjar y Campohermoso. Nos parece intolerable que los habitantes del Parque no tengan un transporte público para acercarse a los servicios del municipio como ayuntamiento, correos, sanidad, etc.