Seis años después del incendio de Riotinto

La plataforma ’Fuegos Nunca Más’ y Ecologistas en Acción, han recordado los incumplimientos de la Junta de Andalucía en materia medioambiental en la zona afectada por el incendio de Riotinto. Hoy martes se cumplen seis años del mayor fuego registrado en la comunidad autónoma, el cual comenzó en el término municipal de Minas de Riotinto (Huelva) el 27 de julio de 2004, arrasando 35.000 hectáreas de 13 municipios de las provincias de Huelva y Sevilla y causando la muerte a dos personas que circulaban con su coche por una carretera cercana.

Lamentamos que tras esta catástrofe ecológica se haya pasado página con total impunidad, de manera que seis años después no se conoce quién o quienes originaron el fuego, ni qué intereses estaban detrás de la quema, ya que el único acusado de provocar el incendio ocurrido en Minas de Riotinto, Emilio Perdigón, quedó absuelto por falta de pruebas.

Por tal motivo recriminamos al sistema que no sea capaz de averiguar quién es el responsable o responsables de esta quema de monte, a la par que ha recordado que el incendio afectó a más de 35.000 hectáreas de 13 municipios de las provincias de Huelva y Sevilla, lo que lo sitúa como el tercer incendio más grande de España y el primero de Andalucía.

La Plataforma ’Fuegos Nunca Más’ ha incidido en que después del siniestro, se firmaron un total de 350 convenios entre la Junta de Andalucía y los afectados, mediante el cual la administración regional se comprometía a hacerse cargo de la recuperación de las fincas.

No obstante, insistimos en que en la mayoría de los casos no se ha llevado a cabo la restauración y además la Junta ya ha dado por terminados los convenios. Para Ecologistas en Acción aún están pendientes trabajos como la limpieza de montes, la selección de brotes o la reposición de marras, entre otras.

Por ello, señalamos que el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, asumió que los convenios estarían en vigor hasta la recuperación completa de la zona, pero en la actualidad no se dan garantías de que esto vaya a ser así.

Efectos económicos

Queremos explicar que en concreto en el municipio de Berrocal (Huelva), hay una cooperativa corchera, en la que participan los vecinos de la localidad, que atraviesa una difícil situación y una crisis profunda por no poder contar con la materia prima, el corcho de la zona.

La Junta de Andalucía se comprometió a traer corcho de montes públicos de otras zonas a Berrocal, pero esta promesa no se ha cumplido, también incidimos en el daño ecológico de este incendio pero también en sus consecuencias económicas. Además remarcamos que el caso de la cooperativa de corcho, como ejemplo la actividad económica en las localidades de Berrocal y El Madroño, donde la ganadería intensiva ocupa un papel importante y ésta se ha visto afectada por el incendio.

Sin cumplir las permutas

En cuanto a los daños ambientales del fuego, hemos hecho hincapié en que se perdieron árboles de más de 200 años por lo que la pérdida en esta aspecto es incalculable.

Entre los incumplimientos, reseñamos la permuta de fincas entre la Junta de Andalucía y el grupo Ence al objeto de no seguir plantando eucaliptos en Berrocal, pero a día de hoy no se ha llevado a cabo ninguna, por lo que la permuta entre fincas para mejorar la calidad ambiental sigue sin hacerse.

Por último, advertimos de que la zona, donde se originó el incendio, podría sufrir un nuevo siniestro de características similares si no se toman medidas, ni se dan ayudas para la recuperación de la zona, y criticamos que aunque se ve mucho verde, todo es matorral, no se ha recuperado.