El aeropuerto de Ciudad Real, escándalo internacional

El prestigioso rotativo francés Le Monde recoge en la edición del 27 de junio y en un extenso reportaje el caso del Aeropuerto de Ciudad Real. Titulares elocuentes del tipo “Aeropuerto fantasma”, “Una triste desviación de las finanzas públicas” describen el farragoso y presuntamente ilegal proceso de recalificación urbanística de los terrenos, su adjudicación, la explotación, los retrasos burocráticos y trampas políticas, o el incumplimiento de la legislación ambiental. Exactamente lo mismo que Ecologistas en Acción de Ciudad Real lleva denunciando tantos años.

Por mucho que el gobierno de Castilla La Mancha y promotores persistan en normalizar el estrepitoso fracaso de un negocio ruinoso, el escándalo ha traspasado nuestras fronteras.El análisis de Le Monde es sobresaliente, en la mejor tradición del verdadero periodismo de investigación.Pone el dedo en la llaga cuando descifra la confusión entre el interés general, argüido por el ejecutivo autonómico, y determinados intereses meramente crematísticos, pasando lista a los actores principales ; gobierno regional, diputación, Cámara de Comercio, CEOE-Cepyme, CCM y ayuntamientos.

La inversión de 500 millones de € se contextualiza en un periodo de bonanza económica y de dinero fácil proveniente de la especulación y la burbuja inmobiliaria.Destaca cómo CCM financió con un 40% la operación, para ser después intervenido por el Banco de España por riesgo de bancarrota, sin olvidarse del segundo proyecto estrella, el lujoso complejo residencial y de ocio Reino de Don Quijote, pasado a mejor vida después de gastados más de 100 millones de € en estudios e infraestructuras.

La noticia, aparecida en uno de los más influyentes medios de prensa escrita europeos, coincide en el tiempo con la frenética carrera iniciada por la Junta de Comunidades y la decisión de su Consejo de Gobierno de elevar para su tramitación parlamentaria el expediente de autorización para la participación de la Sociedad de Infraestructuras Aeroportuarias de Castilla La Mancha en el Consorcio, cuya misión es la promoción del Aeropuerto Central de Ciudad Real.Recordar que dicha sociedad se creó a partir de una proposición de ley del PSCM- PSOE en las Cortes regionales, en sesión del 10 de junio, con un aval de 140 millones de € a la empresa que gestiona el aeródromo.

El Ayuntamiento de Ciudad Real tiene en sus manos, tal vez, sentar las bases para acabar con esta vergüenza política, rechazando el regalo envenenado que supone su integración en el Consorcio.El ayuntamiento ciudadrealeño siempre fue suspicaz en todo lo relacionado con el proyecto y ahora tiene la oportunidad de desmarcarse crítica y definitivamente.

Al Estado de Derecho le corresponde el resto ; poner a disposición de la justicia a los responsables, caiga quien caiga, de la presunta comisión de delitos contra el medio ambiente en materia urbanística, cohecho, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias.