Queja por la reapertura de un proyecto de vertedero de residuos tóxicos y peligrosos

Ante el anuncio hecho público a los medios de comunicación, a finales de marzo, por Antonio Mompó, Delegado Provincial de Medio Ambiente, de la apertura de nuevos trámites de sugerencias y alegaciones al proyecto de construcción de un vertedero de residuos industriales tóxicos y peligrosos en la localidad de Jorquera, que había sido archivado a finales del pasado año, por no presentar la empresa (Recuperaciones Ambientales de la Manchuela) los preceptivos estudios de Impacto Ambiental (según manifestó en su momento el propio Delegado Provincial), Ecologistas en Acción ha presentado un escrito de queja ante la Defensora del Pueblo de Castilla La Mancha, para que proceda ante la Consejería de Medio Ambiente, para evitar la reapertura de dicho proyecto, cuya realización fue rechazada por más de tres mil firmas que presentaron en su día reclamaciones al mismo por la peligrosidad y el riesgo para toda la comarca de la ribera del Júcar y la Manchuela.

Para Ecologistas en Acción la reapertura del mismo proyecto, una vez ha sido archivado por incumplimiento de los plazos legalmente establecidos, significaría una inseguridad jurídica para todas las personas que ya hicieron un gran esfuerzo en su momento y un trato de favor a una empresa que ha demostrado su falta de respeto por los ciudadanos, las leyes y el medio ambiente.

Hay que recordar que esta asociación presentó sugerencias en contra de este proyecto una vez que se inició el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, y que desde la Plataforma se presentaron más de tres mil firmas avalando dichas sugerencias y pidiendo la paralización del proyecto por los graves riesgos ambientales que significaría para toda la comarca de la Manchuela y, particularmente, para las localidades de la ribera del Júcar aguas debajo de la ubicación.

Una vez concluído el plazo de presentación de sugerencias, la Administración Regional otorgó a la empresa promotora del proyecto, el plazo legal para la presentación del preceptivo estudio de Impacto Ambiental. Una vez concluído ese plazo y a petición de la empresa, se otorgó prórroga de tres meses, que trascurrió sin haberse presentado dicho estudio, por lo que desde la Dirección General de Calidad Ambiental y desde la Delegación Provincial de Medio Ambiente se anunció públicamente el pasado mes de enero que dicho proyecto había sido definitivamente archivado.

No obstante, en el pasado mes de marzo, el Delegado Provincial de Medio Ambiente anunciaba a los medios de comunicación la presentación por parte de la citada empresa de un nuevo proyecto de residuos industriales en la citada localidad de Jorquera, en el mismo emplazamiento y de similares características, señalando la necesidad de abrir un nuevo plazo de sugerencias o alegaciones al mismo por parte de los interesados.

Entendemos que la apertura de expediente de un proyecto de esas características, que ha sido previamente archivado por no presentar los interesados en los plazos legales la documentación requerida, daría lugar a una situación de inseguridad jurídica de las personas y colectivos que presentaron sus sugerencias al proyecto inicial en los plazos legales, obligándoles a un continuo esfuerzo cuantas veces la empresa quiera presentar un nuevo proyecto sin más que modificar alguna característica, por lo que estaríamos en una indefensión ante los medios de los que disponen, por lo que se pide a la Defensora del Pueblo que inste a la Administración a la paralización definitiva de este Proyecto o cualquier otro similar en ubicación y características.