Agresiones en los encierros de Sacedón

Nuevamente se han vuelto a repetir los hechos que el verano pasado, tuvieron lugar en Galápagos y que han vuelto a poner en todos los titulares a nivel nacional a nuestra provincia, tristemente asociada a reducto de protaurinos, violentos y retrógrados.

En un hecho lamentable, la respuesta a una protesta pacífica llevada a cabo por tres activistas de Igualdad Animal y registrada por las cámaras de Telecinco, ha tenido como respuesta una brutal agresión, un auténtico linchamiento público ante la impotencia absoluta de dos miembros de la Guardia Civil, que no pudieron evitar las agresiones.

Las imágenes de los hechos han dado la vuelta por todo el país, y han mostrado la auténtica cara de las personas que "defienden" este tipo de crueles y trasnochadas "tradiciones", está claro la imagen que se tiene de los protaurinos: gente violenta que no atiende a sin razones y lo mismo que no les importa divertirse con el sufrimiento de un animal, agreden a personas que estaban manifestándose de forma pacífica. Es sonrojonte que cuando se producen estos hechos, la mayoría de políticos y responsables administrativos guardan un sospechoso e incómodo silencio y no se producen ni declaraciones ni condenas. Actos como estos serían suficientes para prohibir sucesivos encierros en las localidades donde se producen y Ecologistas en Acción de Guadalajara así se lo solicitará a la Delegada de la Junta en la reunión que mantendrán el próximo mes de octubre.

Ecologistas en Acción condena enérgicamente estas agresiones a miembros de Igualdad Animal y de Tele 5 y lamenta que Guadalajara se convierta en "reserva" de retrógrados protaurinos, que no dudan en acudir a los puños, para justicar el sufrimiento, la tortura y la muerte de animales inocentes en nombre de la tan "manida" tradición. Denunciar el maltrato animal es un derecho, informar sobre ello tambien. ¿Defender el maltrato como espectáculo qué es?