Bajan los incendios y conatos en el Campo de Gibraltar

Aunque los incendios y conatos de incendios han bajado con respecto al año pasado en la comarca del Campo de Gibraltar, los incendios se siguen produciendo al atardecer, para que no actúen los medios aéreos, siempre con viento predominante de poniente. En el Campo de Gibraltar nos ha favorecido el viento predominante de levante.

Entre Julio y Agosto se han quemado 50-60 hectáreas en 5 incendios forestales:

- En El Olivar (Tarifa) 6 de Julio, 4 hectáreas.

- El 14 de julio 5 hectáreas en la Perlita (Algeciras).

- El 12 de agosto, 4 hectáreas en el Parque de Los Alcornocales, Valdespera (Los Barrios).

- El 25 de agosto, 26 hectáreas en la Sierra del Arca (San Roque).

- El 28 de Agosto, 10 hectáreas en la Sierra Carbonera (San Roque).

En estos dos últimos incendios el pirómano actuó con nocturnidad y aprovechando el viento de poniente, horas después el viento roló a levante y subió la humedad relativa en el aire. En el incendio de la Sierra Carbonera la humedad de “el taró” apagó el incendio en la loma del Cortijo del Águila.

En la finca de Valdespera, en Los Barrios, el incendio pudo ser una negligencia, ese día la temperatura era de 43ºC y apenas había humedad relativa en el aire.

Año tras año se produce un conato en la Garganta del Capitán, por lo que deberían hacer un seguimiento a las Torres de Alta Tensión. En “El Pelayo” de Algeciras hace unos días ardieron varias hectáreas por creer que ya acabo el verano.

La provincia de Cádiz sigue con los mismos problemas en época estival, parece que tenemos que seguir alimentando la llamada “economía del fuego” Los incendios se repiten en los mismos lugares a lo largo de los últimos años. Sin ir más lejos ¿Qué pasa en el Retín? ¿Por qué se repiten los incendios en el campo de tiro militar? Este año se calcinaron 45 hectáreas el 14 de agosto de 2010.

Ahora más que nunca debemos realizar un esfuerzo y desarrollar “buenas prácticas” en nuestros montes. Ahora que hemos abandonado las playas y frecuentamos los espacios forestales creemos que no existe peligro. El comportamiento en nuestros espacios forestales debe ser, aunque haya llovido y las temperaturas sean más bajas, racional. Todavía existe riesgo de incendio.