El ATC a Zarra: la sombra de la corrupción planea sobre la instalación

Finalmente, el Consejo de Ministros no ha tomado la decisión de designar Zarra (Valencia) como el candidato a albergar el Almacén Transitorio Centralizado (ATC), pero todo indica que éste será el elegido. Para Ecologistas en Acción es significativo que el lugar elegido se caracterice por la sombra de la corrupción, donde el propio alcalde está imputado.

Informe de propuesta de emplazamientos candidatos para albergar el emplazamiento del almacén temporal centralizado (ATC)

El paso final en la instalación del ATC, donde se depositarán todos los residuos de alta actividad de las centrales nucleares españolas, no ha podido ser más rocambolesco. Ante la fuerte oposición encontrada en todos los municipios candidatos, finalmente se ha optado por enviarlo a uno donde planea la sombra de a corrupción y donde la comunidad autónoma no opondrá resistencia alguna. La decisión aún no está tomada, pero todo indica que Zarra será finalmente el elegido.

Esta probable decisión es indicativa de la actitud de la industria nuclear y es el culmen de un proceso que ha pecado de ocultismo y de contactos clandestinos con los alcaldes implicados. Finalmente, el dinero ha tentado a quien podía tentar. El Ministerio de Industria y la propia ENRESA no han sido capaces de arrojar alguna luz sobre el proceso y de hacerlo mínimamente democrático. La casi segura elección de un municipio caracterizado por la corrupción urbanística es un hecho muy sintomático.

Una prueba más de la falta de democracia de todo el proceso es que la decisión se quiere tomar sin tener en cuenta ni siquiera las alegaciones presentadas a la candidatura de Zarra, que todavía no han sido respondidas.

Ecologistas en Acción recalca que la gestión de los residuos radiactivos no puede acometerse de forma independiente del futuro de la energía nuclear. Sólo será posible llegar a un consenso social cuando se establezca un calendario de cierre admisible de las centrales nucleares. Hasta entonces, sólo se podrá actuar comprando voluntades, tal como se viene haciendo desde la fundación de la propia ENRESA.

Sin embargo, esta posible decisión no significará la construcción del ATC. Ecologistas en Acción recuerda que la plataforma local es muy activa en la lucha contra el cementerio y que, a partir de ahora, toda la lucha contra el cementerio nuclear, desperdigada por la Península, se va a centrar en este único sitio.

Por último, Ecologistas en Acción expresa su solidaridad con los/as habitantes de la comarca y les ofrece su apoyo para intentar que el ATC no se instale