El tráfico motorizado es el factor que más merma la salud

Ante el inicio de la Semana Europea de la Movilidad, a la que se suman gran cantidad de ciudades españolas, Ecologistas en Acción de Andalucía desea manifestar su estupor ante la hipocresía de unos ayuntamientos como los andaluces que caminan inexorablemente por el apoyo insostenible al vehículo privado, la disminución del transporte público y la marginación de los desplazamientos no motorizados, justamente lo contrario del lema que enarbolan.

Ecologistas en Acción quiere recordar que en los entornos urbanos la pérdida de la calidad de vida y la merma en la salud de la población están íntimamente ligadas al uso del coche. El tráfico motorizado a menudo es el factor que más degrada la calidad de vida de la población, puesto que es el principal generador de contaminación del aire, ruido y víctimas, entre otros problemas.

La convocatoria de la Semana Europea de la Movilidad se planteó por primera vez el año 2002. Con ella, se pretende promover la realización de actividades previas al Día sin Coches, con el objetivo de informar, concienciar y dar participación a la ciudadanía en la tarea de mejorar la calidad de vida de las ciudades y áreas metropolitanas. En último término, se trata de reducir el número de coches en circulación y demostrar en la práctica los beneficios que reporta el que los automovilistas dejen el coche en casa.

El lema de la Semana Europea de la Movilidad de 2010 (16 al 22 de septiembre) es “Movilidad, Salud y Seguridad: Muévete con inteligencia y vive mejor”. Como es sabido, la mayor parte de la población española vive en entornos urbanos y metropolitanos. Pues bien, en estos ambientes, el tráfico es responsable directo de cuatro factores fuertemente determinantes de la calidad de vida y de la salud de sus habitantes:

- Calidad del aire: los datos muestran a las claras la magnitud de este problema. Un 84% de la población española respira aire contaminado, según los estándares de la Organización Mundial de la Salud, porcentaje que se reduce a un 35% si tenemos en cuenta los límites marcados por la legislación vigente, más laxa. En todo caso, los estudios demuestran que más de 16.000 personas fallecen cada año de forma prematura en el Estado español a causa de la contaminación del aire. Hasta el 80% de esta contaminación, según qué contaminantes, tiene su origen en el tráfico. Las superaciones de los límites de contaminantes como el ozono troposférico y las partículas han sido continuas en las ciudades andaluzas durante este verano.

- Ruido: nuestras ciudades son muy ruidosas, siendo el principal generador de este ruido el tráfico. Muchos estudios concluyen que las consecuencias sobre la salud de los niveles de ruido prolongados que genera el tránsito de automóviles resultan equiparables, o incluso son superiores, a las provocadas por la contaminación del aire. A pesar de que Andalucía cuente con el Decreto 326/2003, de 25 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica, la agresión sonora no cesa en nuestras ciudades.

- Siniestralidad: aunque la siniestralidad por accidentes de tráfico se ha reducido mucho en carretera, este descenso ha sido menor en zonas urbanas. De hecho, durante 2008 en nuestras áreas urbanas 267 peatones fallecieron por atropello, además de que 9.547 resultaron heridos. Reducir drásticamente el tránsito de automóviles en las ciudades y limitar su velocidad, son exigencias poderosas.

- Falta de ejercicio físico:entre los más relevantes problemas de salud de la población urbana, están las consecuencias cardiovasculares, respiratorias, sobrepeso, etc. de la falta de ejercicio físico. Con frecuencia, esta carencia guarda una gran relación con el uso continuado del coche, por lo que modificar esta tendencia promoviendo los desplazamientos a pie o en bicicleta redunda de forma nítida en la mejora de la salud.

Resulta patente que, como reza el lema de la Semana Europea de la Movilidad, moverse con inteligencia y vivir mejor es desplazarse con menos coches y con más paseos en bicicleta o andando. Por este motivo, Ecologistas en Acción exige a los distintos ayuntamientos andaluces participantes en esta iniciativa unas políticas consecuentes con este objetivo, y no meras declaraciones en pro de la movilidad sostenible.

En definitiva, un panorama desolador que es la antítesis de los objetivos proclamados y no cumplidos en absoluto en la campaña de lavado de imagen de conmemorar un solo día lo que debería ser la política de transporte de todo el año: las personas y los peatones por encima de los coches.