La Isla del Tormes es ecologista

SE CONCEDE A ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE SALAMANCA LA ISLA DEL TORMES, RECUPERÁNDOSE ASÍ UN ESPACIO PARA LA CIUDADANÍA SALMANTINA EN CONSONANCIA CON LOS VALORES NATURALES QUE ESTA GUARDA.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León otorga a la Asociación Ecologistas en Acción de Salamanca la cesión durante ocho años de la Isla del Tormes

Este conflicto que ha durado alrededor de diez años escribe un nuevo capitulo, que esperamos que sea el último cuando el 23 de Julio de 2010 la Sala de lo Contencioso-Administrativo dicta una sentencia que reconoce y otorga el derecho de la Asociación Ecologistas en Acción de Salamanca a la concesión para realizar obras en el cauce del río Tormes, paraje “Isla de Aluviones – Fábrica de Harinas El Sur”, en el término municipal de Salamanca. Anulando con ello la anterior resolución de 14 de noviembre de 2002 del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, que otorgaba este espacio a la empresa Casino del Tormes.

ANTECEDENTES

Este conflicto se inicia con la solicitud de concesión de uso de la isla en 1999 por la empresa GRUPOSA, editora del periódico La Gaceta, al poco tiempo de comprar el edificio de la fábrica de harinas El Sur (junto con la aceña y el molino del Arrabal), mientras paralelamente trataba de hacerse con la isla por vía judicial argumentando derechos de propiedad, pretensión en la que fracasó ante la oposición de la abogacía del Estado y de Ecologistas en Acción. El inmueble de la fábrica de harinas fue revendido por la empresa de La Gaceta a COMAR ( propietario del Casino del Tormes) obteniendo un beneficio del 100 % en sólo dos años, tras haber conseguido con un simple escrito del Presidente de GRUPOSA que el Ayuntamiento del PP eliminase la protección de la que gozaba el edificio en el Plan Especial del barrio Antiguo y de esta forma poder demoler una parte y añadir un hotel.

Cuando COMAR obtuvo finalmente la concesión para el Casino otorgada por la Junta de Castilla y León y formalizó la compra del inmueble a GRUPOSA, “heredó” de ésta la solicitud de concesión del uso de la isla para destinarla a terraza-bar y lugar de espectáculos del Casino y Hotel. Mientras se tramitaba esa concesión COMAR deforestó la isla con el consentimiento de la Confederación.

Ecologistas en Acción presentó en el plazo abierto por la CHD en abril de 2000 un proyecto en competencia con la solicitud de GRUPOSA para evitar la limitación del carácter público de la isla. Se proponían utilizar este ámbito natural para desarrollar actividades de educación ambiental, convirtiendo este espacio natural en un aula formativa al aire libre. Al tiempo ofrecían realizar labores de defensa frente a la erosión mediante métodos no agresivos y revegetar la isla. Por el contrario el proyecto de intervención en la isla elaborado por el ingeniero Francisco Ledesma para GRUPOSA (y ahora asumido por “Casino del Tormes”) prevé la deforestación, la colocación de escolleras, un ajardinamiento urbano, la creación de paseos, una zona para espectáculos y otra para veladores de terraza.

Un Informe del Jefe de la Sección de Dominio Público Hidráulico de la Confederación Hidrográfica del Duero en Salamanca, José María Rubio Polo, ha sido determinante para que se le otorgara a “Casino del Tormes” la concesión de uso de la isla, al entender este ingeniero que supondría una mejora en las características de aquella. El Informe basa su propuesta además en un escrito de Alcaldía del Ayuntamiento de Salamanca, al que Confederación había pedido informe, en el que se afirma que la Comisión Municipal de Ingeniería Civil y Medio Ambiente de 28 de febrero de 2001 acordó informar favorablemente la cesión de la isla a GRUPOSA.

Sin embargo Ecologistas en Acción tuvo acceso al Acta de dicha Comisión y al contenido del Informe del Área de Ingeniería Civil del Ayuntamiento de Salamanca que sirvió de base a su decisión y no se corresponden con lo afirmado en el escrito de Alcaldía. Lo cierto es que el Ingeniero municipal propuso en su Informe de 20 de febrero de 2001 que fuese el Ayuntamiento el que solicitase para sí la cesión de la isla y la Comisión de 28 de febrero de 2001 acordó la conveniencia de recuperar la isla para uso público y no lo que se dice en el escrito de Alcaldía enviado a la CHD. La decisión de ésta se basa en una grave manipulación de la decisión de un órgano municipal que pretendía beneficiar a GRUPOSA (y ahora al Casino) y para ello se dió una errónea información a la CHD que, pese a tener conocimiento de estos hechos, otorgó finalmente la concesión del uso al Casino para un fin lucrativo.


RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO

En enero de este mismo año se hace público que un informe de la USAL desaprueba el plan del Casino del Tormes para esta isla, señalando que este plan supone una intervención “dura” en la isla incompatible con el mantenimiento de un buen estado de conservación de la misma, fundamental para preservar el ecosistema de ribera del río Tormes que supone un lugar de especial importancia para la fauna y flora asociadas a este entorno natural.

Posteriormente se dictará sentencia a favor de la organización Ecologistas en Acción quien a partir de ese momento dispone durante ocho años de este espacio para realizar el proyecto propuesto al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Anulando así la anterior resolución del Presidente de la confederación Hidrográfica del Duero que otorgaba al Casino del Tormes esta isla. A quienes les queda aún la posibilidad de recurrir al Tribunal Supremo esta sentencia mediante recurso de casación.

Desde Ecologistas en Acción de Salamanca queremos señalar que se ha conseguido preservar así uno de los espacios más singulares de nuestro río, en respeto y consonancia con los valores naturales que representa, realizando una intervención que busca la mejora del medio natural y la conservación de la biodiversidad que esta alberga. Se recupera así un espacio para la ciudadanía contra los intereses lucrativos de unos pocos. Esperando que sea una oportunidad para volver a mirar a nuestro río Tormes y a la diversidad que alberga como un elemento singular de la ciudad de Salamanca, que nos caracteriza, protege y debemos preservar.




Visitantes conectados: 850