El Gobierno emplaza a la Junta a que cambie la ley de Meseta-Ski por inconstitucional

Ecologistas en Acción pide la paralización inmediata del Complejo de Ocio de Tordesillas, por realizarse en un monte incendiado y omitir la preceptiva declaración de impacto ambiental.

El Boletín Oficial del Estado publica hoy el Acuerdo de la Comisión de Cooperación entre la Comunidad de Castilla y León y el Estado para iniciar negociaciones para resolver las discrepancias manifestadas en relación con la Ley de Castilla y León 6/2010, de 28 de mayo, de Declaración de Proyecto Regional del “Complejo de Ocio y Aventura Meseta-Ski”.

Mediante este procedimiento, previsto en el artículo 33.2 de la Ley del Tribunal Constitucional, el Gobierno central emplaza a la Junta de Castilla y León a que modifique la Ley de Meseta-Ski por considerarla inconstitucional, en el marco de un procedimiento negociado entre ambas Administraciones, como paso previo a la presentación del recurso de inconstitucionalidad. En el caso de no alcanzarse un acuerdo, el Presidente del Gobierno podría presentar este recurso antes de 11 de marzo de 2011, suspendiendo la vigencia y aplicación de la Ley hasta la sentencia del Tribunal Constitucional.

Según la información de que dispone Ecologistas en Acción, el emplazamiento realizado por el Gobierno es el resultado de la vulneración de la prohibición establecida en las leyes estatales de Montes y Suelo de que un monte incendiado pueda recibir un uso distinto al forestal durante un plazo mínimo de treinta años desde el incendio, que en el caso del cerro de San Juan donde se desarrollan las obras del Complejo de Ocio tuvo lugar en el año 1999.

La prohibición legal de recalificar terrenos forestales incendiados es una conquista histórica del movimiento ecologista español, que en una decisión sin precedentes las Cortes de Castilla y León han decidido soslayar para pasar por encima de las 11 resoluciones judiciales que hasta la fecha han declarado la ilegalidad del proyecto.

Alarmado por el precedente, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino habría informado al Gobierno sobre la inconstitucionalidad de la Ley de Meseta-Ski, y en particular sobre la imposibilidad de que en el ámbito del monte incendiado se pueda desarrollar ningún tipo de construcción, como es el caso de las dos pistas de esquí proyectadas y varias edificaciones e instalaciones auxiliares.

Ecologistas en Acción se felicita de que el Gobierno intervenga defendiendo sus competencias en materia de medio ambiente y urbanismo, lo que pone de manifiesto la arbitrariedad e ilegalidad de las actuaciones emprendidas por la Diputación de Valladolid, el Ayuntamiento de Tordesillas, la Junta de Castilla y León y los grupos parlamentarios de las Cortes regionales. Asimismo, emplaza a todas estas instituciones a que paralicen de inmediato las obras, evitando dilapidar más dinero público en un dislate legalmente imposible.

En el ámbito judicial, Ecologistas en Acción pondrá en conocimiento de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo 1 y 2 de Valladolid la reanudación de las obras del Complejo de Ocio, incumpliendo tanto las sentencias firmes anulatorias de los permisos municipales como la suspensión cautelar del cambio de uso forestal de los terrenos. En particular, los ecologistas recuerdan que las pistas de esquí y las carreteras de nuevo trazado (en el caso de la carretera de acceso al Complejo) están sometidas a evaluación de impacto ambiental, trámite obligatorio que no se ha iniciado desde la aprobación de la Ley de Meseta-Ski.

La organización ecologista entiende que el reinicio de la obras sin este requisito supone un incumplimiento de las órdenes de paralización y de las sentencias judiciales, y podría ser constitutivo de un delito de desobediencia cometido por las autoridades públicas que hayan autorizado el reinicio de las obras.