Por la recuperación de las Marismas del Titán

Ecologistas en Acción de Huelva se ha dirigido al consejero de Medio ambiente de la Junta de Andalucía y al alcalde y portavoces de los grupos municipales de la capital, manifestándole su preocupación por el futuro de la zona de marismas, y, por tanto, de dominio público marítimo terrestre, situada junto al casco urbano de Huelva.

Las Marismas del Titán constituyen un espacio de marismas mareales de unas 16 has. de extensión, correspondientes a la subcuenca hidrográfica de las marismas del Tinto, ubicadas entre la vía del ferrocarril y las carreteras de salida de la ciudad por el hotel Luz y la de Tráfico Pesado. Por lo tanto, su ubicación está anexa a los proyectos de infraestructura del Ensanche Sur y la futura estación de ferrocarril.

Pese a su situación de degradación, estas marismas poseen, sin embargo, significativos valores singulares:

Poseen una importante riqueza en cuanto a la avifauna que allí se asienta e incluso allí anida. En distintas épocas del año se pueden observar cigüeñuelas, fochas, garcetas, ánades reales, ánades frisos, espátulas, casi todas ellas especies amenazadas. La flora de esta zona es igualmente de alto interés, las marismas mareales, como las allí existentes, son humedales a preservar y cunas de biodiversidad.

Las marismas, son espacios públicos a conservar no sólo ambiental por la importancia ambiental que tienen, sino también histórica en el caso de la ciudad de Huelva, cuyos habitantes han convivido con dichos espacios a lo largo de muchas décadas e incluso siglos.

Esta exigencia de conservación de un espacio público viene solicitándose al Ayuntamiento de la capital y a la propia Consejería de Medio Ambiente desde el año 2006, sin haberse recibido aún respuesta significativa al respecto.

En unos tiempos en que se va acometer el desarrollo urbanístico colindante de la zona de marismas citadas, consideramos que es el momento de que las administraciones asuman su responsabilidad de defensa y conservación de los espacios públicos, y, por ejemplo, acuerden la realización de un “parque periurbano de las marismas” en las también conocidas como Lagunillas del Titán. El privilegio de una zona de marismas junto al casco urbano, y que pudiera contemplarse desde el andén de la nueva estación de ferrocarril, es un valor que no se debe desaprovechar y que la propia legalidad ambiental exige.




Visitantes conectados: 691