La nueva DIA a la autovía Toledo-Ciudad Real, un auténtico despropósito

La declaración de impacto ambiental de la autovía Toledo-Ciudad Real publicada hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, ha superado las peores previsiones de los grupos ecologistas. En un esfuerzo por justificar lo injustificable, la DIA admite una alternativa con un elevado impacto ambiental e intenta compensarla con una serie de medidas fuera de toda lógica, poniendo en entredicho a las ONG y pretendiendo cubrir las enormes carencias presupuestarias en medio ambiente.

Para las ONG la DIA de la autovía Toledo-Ciudad Real está jurídica y técnicamente mal fundamentada en lo que constituye una burda justificación de una decisión que no se ha tomado con criterios técnicos o ambientales sino claramente políticos.

Pese a las reiteradas peticiones de las ONG, en la DIA se mantiene una buena parte del trazado invalidado en su momento por el Ministerio de Medio Ambiente, se evita valorar el verdadero alcance de los impactos ambientales de la alternativa seleccionada y se asume sin análisis ni discusión los argumentos de la Dirección General de Carreteras para rechazar la alternativa 4, la única que no presentaba afección a la Red Natura 2000.

Todo esto hace que esa declaración, que se suma a otras resoluciones absolutamente inaceptables como la del aeropuerto de Ciudad Real y la del vertedero de Toledo, presente defectos tan graves que la invalidarán ante los Tribunales, ante los que las ONG van a recurrir, lo que conducirá el proyecto a un nuevo callejón sin salida.

Pero para las ONG, lo más sorprendente de la resolución es que además incluye un programa de medidas compensatorias sin precedentes. El programa alcanza un importe de casi 6 millones de euros, a modo de peaje ambiental por hacer una carretera por donde no se debe. Y dentro del mismo se pretende involucrar de muy mala manera a las ONG. Así en ese importe se incluye una partida de 550.000 euros a repartir en 5 años destinada a convenios con organizaciones conservacionistas, lo que puede sin duda ser interpretado como una fórmula para acallar la contestación de las ONG a este proyecto. Las ONG rechazan de plano esta medida y consideran su inclusión en la DIA un despropósito inadmisible.

Con todo, lo más grave de esta burda DIA es que la mayor parte de los 6 millones de euros se quiere destinar para completar el presupuesto de un proyecto Life que debe ser financiado con fondos propios de medio ambiente de Castilla-La Mancha. Es indudable que la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente ha descubierto una nueva forma de financiar los presupuestos que no le concede el Gobierno Regional; hacérselos pagar a los promotores de proyectos de gran impacto ambiental, lavando así su conciencia y reduciendo los números rojos.

Las ONG estudiarán las medidas legales adicionales a las ya puestas en marcha para denunciar esta DIA, por el fondo y por la forma de la misma. Y, en todo caso, exigen, que para garantizar la credibilidad del proceso y de las instituciones involucradas se retire esta DIA de forma inmediata.