ENRESA y el CSN prosiguen con los hechos consumados con el ATC de Villar de Cañas

ENRESA y el CSN siguen aprobando documentos y licitaciones del ATC de Villar de Cañas, a pesar de que el Gobierno de Castilla-La Mancha paralizó legalmente el proyecto con su figura de protección. Para Ecologistas en Acción esto es inadmisible puesto que supone seguir enterrando dinero público y aprobando especificaciones con vistas a hacer presión sobre el Gobierno entrante

Ecologistas en Acción denuncia que ENRESA y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) están siguiendo por un lado con las licitaciones del Almacén Transitorio Centralizado en Villar de Cañas (Cuenca), y por otro lado con el proceso de licenciamiento, a pesar de que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha conseguido la paralización legal del proyecto mediante la protección ambiental de los terrenos.

En estas condiciones, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no puede emitir una Declaración de Impacto Ambiental positiva y, sin ella, el Ministerio de Industria no puede extender una Autorización de Emplazamiento, a pesar de que cuenta ya con el sorprendente informe positivo del CSN. Por lo tanto, no tiene sentido ni seguir licitando obras ni proseguir con el proceso de licenciamiento del ATC.

ENRESA ha sacado a licitación contratos por 417 millones de euros, de los que ya se han comprometido licitaciones por unos 70 millones. De estos últimos, un total de 36 millones se han otorgado a la empresa IBERINCO, de cuya Comisión Ejecutiva Delegada forma parte Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, la principal impulsora del proyecto del ATC en Villar de Cañas. Y este proceso continúa con las nuevas licitaciones por valor de 79.633 euros que se produjeron los pasados 21 y 22 de enero. Este es un dinero público que procede en buena medida del recibo de la luz que estuvo engrosando el fondo de ENRESA desde su fundación hasta abril de 2005. Para Francisco Castejón, portavoz de Ecologistas en Acción, "nos encontramos, por tanto, con el entierro de una ingente cantidad de fondos públicos, a sabiendas de que es seguro que el ATC no se va a construir en Villar de Cañas”.

Por otra parte, el CSN sigue licenciando el ATC, aprobando resoluciones pleno tras pleno, a pesar de que tenemos un gobierno en funciones y de conocer el bloqueo legal de esta instalación. Para Castejón: “ENRESA y el CSN están siguiendo con el ATC un proceso similar al de la central nuclear de Garoña. Se trata de avanzar en las licitaciones, con gasto de dinero público, y en el licenciamiento de la instalación, para hacer presión sobre el gobierno entrante. Un hipotético nuevo gobierno tendrá serios problemas para paralizar una instalación en la que se hayan gastado más de 400 millones de euros y que cuenta con los informes favorables del CSN”.

Por todo ello, Ecologistas en Acción solicita al CSN que detenga definitivamente el licenciamiento del ATC, dado que está paralizado legalmente. Asimismo, solicita a ENRESA que se abstenga de seguir gastando dinero y adquiriendo compromisos en un emplazamiento que está protegido ambientalmente.

La presión política del PP, tanto a nivel estatal como regional, va a causar un grave daño a la ciudadanía y el peculio público.




Visitantes conectados: 296