La Unión Europea suspende la financiación del embalse de Melonares

La Dirección General de Política Regional (órgano responsable del otorgamiento y control de las ayudas financieras de la Unión) ha ordenado la retención de un pago intermedio presentado por el Ministerio de Medio Ambiente ante la falta de presentación del preceptivo Informe en la última reunión del Comité de Seguimiento de la obra. Esta circunstancia explica la paralización de las obras desde el mes de octubre pasado, y desautoriza a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que lo achacaba públicamente a las "fuertes precipitaciones" del otoño.

La suspensión de la financiación responde a la denuncia presentada por Ecologistas en Acción, en marzo del año 2003, por incumplimiento del condicionado del acuerdo de financiación comunitaria (aprobada por Decisión de fecha 19.10.00), y en particular por la renuncia de los Organismos implicados (CHG, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla) a construir una canalización específica que garantice el destino exclusivo del agua embalsada para suministro de la ciudad de Sevilla y sus alrededores.

Por el contrario, la CHG, a través de su Presidente Francisco Tapias, y la Junta de Andalucía, a través de su Secretario General de Aguas Joan Corominas, han confirmado recientemente la utilización del Canal de Riego del Viar para conducir las aguas, lo que choca con la condición financiera reseñada pues no garantiza la exclusividad del suministro urbano. Ésta irregularidad inconfesable se le ha venido ocultando a la DG de Política Regional al no informarla, y ha provocado la lógica suspensión de los pagos.

Ecologistas en Acción ha venido denunciando desde un principio que la obra era innecesaria, pues el déficit hídrico que parecía justificarla ya estaba corregido por otras medidas adoptadas en el Sistema de Abastecimiento a Sevilla y su Área Metropolitana, confirmándose ahora la sospecha de que eran otras las intenciones que se perseguían con el proyecto: aumentar la oferta de agua para el regadío de la Vega de Sevilla.

De hecho, el proyecto se diseñó para que inundara el Canal del Viar y la toma de agua del mismo, lo que provocará la confusión de las aguas; y el anuncio de la CHG y la Junta de Andalucía no hace sino confirmar la auténtica motivación del embalse que fue ocultada a la Comisión Europea, razón por la que ésta ha "cortado el grifo" financiero.

Ecologistas en Acción reiterará ante la DG de Política Regional la obstinación de la Administración española en incumplir la principal condición financiera del proyecto de embalse, y espera que la Unión no ceda ante las presiones del Ministerio de Medio Ambiente, que quiere renegociar tal condición para que se le autorice el uso del Canal de Riego con base en argumentos técnicos falaces, aprovechando que, desde hoy día 20 hasta el próximo viernes, el Comité de Seguimiento del proyecto se reúne en Madrid a fin de que el Ministerio informe a los técnicos de la DG sobre el incumplimiento del condicionado financiero.

Finalmente, Ecologistas en Acción quiere manifestar su rechazo a la estrategia de confusión informativa que protagonizan CHG, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla, que equivocan a la opinión pública respecto de la viabilidad y licitud del uso del canal y las auténticas razones de la paralización de las obras, y ello pese a la reciente escenificación mediática de la reanudación de las obras para acallar críticas, y el desprecio al carácter vinculante de la condición incumplida con comentarios tales como que el condicionante no es estrictamente necesario o que la UE lo había rebajado (Francisco Tapias y Joan Corominas en SIERRA NORTE INFORMACIÓN.Abril 2005).




Visitantes conectados: 818