Manos a la obra contra los vertidos mineros

Ecologistas en Acción de Huelva ha solicitado a la Junta de Andalucía que se ponga manos a la obra para solucionar la problemática de los vertidos de la presa minera de Gossan a la cuenca del río Odiel.

Ecologistas en Acción ha valorado que la Administración autonómica haya reconocido los problemas por los vertidos de aguas ácidas de la presa de Gossan a la cuenca del río Odiel, a través del río Tintillo.

Del mismo modo destacamos que la de Gossan es la balsa de residuos mineros más grande de Europa, por lo que hacemos hincapié en la importancia de su sellado definitivo, como se hizo en Aznalcóllar (Sevilla), así como en el control de las filtraciones desde la misma al subsuelo. Debido a las fuertes lluvias de este invierno, la presa de Gossan está completamente llena y sus aguas siguen salen directamente, contaminadas, a la cuenca del río Odiel.

Las antiguas minas de Riotinto están sumidas en una compleja multipropiedad, formada por las empresas inmobiliarias Rumbo 5.0 y Zeitung, y la empresa minera Emed Tartessus, y por ello se enfrenta a un entramado de inseguridad jurídica, por lo que le hemos solicitado a la Junta de Andalucía que se implique directamente en la situación en la que se encuentra las minas de Riotinto.

Por último, reseñamos que Emed Tartessus, -filial de la chipriota Emed Mining- pretende reabrir las minas de Riotinto, por lo que ha remarcado que ante la buena situación del precio del cobre en el mercado y el proyecto de Emed, la Junta debería pedirle todos los avales ambientales, sociales y económicos para posibilitar la reapertura de la mina y generar empleo en la zona, que necesita impulso y la solidaridad de las administraciones porque ha dado mucho a la riqueza de Andalucía y España y se merece mejorar.