Rosa Aguilar empieza su andadura contribuyendo a la extinción del atún rojo

Almadraba de Barbate capturando atunes rojos en junio del 2010

Hace dos días Rosa Aguilar anunció que finalmente no acudirá a la cumbre de Nagoya sobre biodiversidad, y ayer encabezó el veto al recorte en la pesca de atún rojo del 50% propuesto por la Comisión Europea.

Ecologistas en Acción considera que Rosa Aguilar entró a dirigir el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino sin crédito, pero en una semana ha demostrado que la decisión de José Luis Rodríguez Zapatero no obedece a ningún intento de hacer algo sostenible su Gobierno, sino a más de lo mismo.

La organización ecologista recuerda que el atún rojo (Thunnus thynnus) se encuentra al borde de colapso. Según el último informe de ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, en sus siglas en inglés) la población actual de atún rojo se encuentra a un 15% de su población original.

Ecologistas en Acción lamenta que desgraciadamente la realidad no es algo a lo que el Gobierno de Rodríguez Zapatero quiera atender, ya que prefiere negar las múltiples implicaciones ecológicas, sociales y ambientales de a extinción de especies, mucho más graves que lo que supondría un recorte importante en las capturas del túnido.