El furtivo detenido en Las Tuerces utilizó un arma prohibida

Informe balística

En mayo de 2009 el SEPRONA de la Guardia Civil sorprendió a un furtivo en la localidad de Villaescusa de las Torres, dentro del Espacio Natural de Las Tuerces. Después de practicar las oportunas diligencias y de iniciar lo trámites oportunos para conseguir el procesamiento del infractor y a pesar del considerable retraso de la causa, ésta sigue su curso. El Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil ha evacuado un informe el 06 de Octubre de 2010 en el que confirma que el arma que se le incautó al detenido y denunciado era un arma prohibida por la legislación.

Si unimos a este informe el aportado por la Junta de Castilla y León en Febrero de 2010 y las declaraciones efectuadas por el titular del coto privado de caza en los que se confirmaba que el denunciado no tenía autorización para cazar en el coto, la causa va tomando cuerpo.

Hay que recordar que el denunciado se resistió al Seprona intentando huir con su vehículo y después de ser detenido intentó el soborno de los guardias civiles, según consta en el atestado emitido por el Seprona.

Ante todas estas circunstancias, el Juzgado solicita ahora el informe de la fiscalía de Palencia.

Desde Ecologistas en Acción confiamos en que esta fiscalía sea lo suficientemente contundente ya que es necesario que este tipo de casos, tan evidentes y tan claros, sigan un proceso clarificador y ejemplarizante, y que se condene con la mayor dureza al implicado, tanto por la dificultad que supone poder llegar a este punto como por avalar el buen trabajo realizado por el Seprona de la Guardia Civil y, finalmente, para que esta lacra social que padecemos en pleno siglo XXI, los furtivos, se lo piensen antes de mantener estas actitudes, por otro lado, tan comunes en nuestra provincia.




Visitantes conectados: 1959