Se sigue autorizando la urbanización del Rancho Linares

Ecologistas en Acción denuncia públicamente que la Delegada de la Consejería de Medio Ambiente (CMA) haya declarado “ambientalmente viable” la urbanización del Rancho Linares, decisión publicada en el BOP del pasado día 27, y que supone un gravísimo atentado contra el patrimonio natural de la Bahía de Cádiz.

El Rancho Linares en un magnífico bosque ubicado en el término municipal de El Puerto de Santa María, junto a la travesía de la antigua N-IV, y en sus 241.600 m2 existe una variada gama de ecosistemas de alto valor ecológico, como pinares, retamares, acebuchales y pastizales, y una rica biodiversidad, habiéndose inventariado más de 200 especies de plantas.

Este bosque fue declarado suelo industrial en el PGOU de 1992, que nunca se sometió a evaluación ambiental; un desatino que afortunadamente nunca fue desarrollado, por lo que, y en base a la abundante jurisprudencia existente, Ecologistas en Acción propuso que en el nuevo PGOU se desclasificara a suelo no urbanizable de especial protección como Sistema General de Espacios Libres (SGEL).

Pero el Ayuntamiento de El Puerto, en vez de garantizar la protección de este bosque, ha tramitado una modificación del lamentable PGOU vigente para cambiar el uso industrial a residencial. Contra esta modificación presentamos 26 alegaciones en las que exponíamos contundentes argumentos para apoyar la desclasificación de estos suelos y su inclusión en nuevo PGOU como SGEL. Pero la sra. delegada de Medio Ambiente, Silvia López, ha preferido apoyar a la empresa promotora, Atalaya Desarrollos Inmobiliarios S.L., y al Ayuntamiento de El Puerto, gobernado por el PP, y declarar en el Informe de Valoración Ambiental “viable” esta urbanización.

En su Resolución, la sra. López incurre en manifiestas ilegalidades y falsedades:

· Es falso que se hayan contestado a las 26 alegaciones de Ecologistas en Acción, pues solo se han contestado a dos de ellas, admitiendo la que propone la protección del retamar existente junto a la N-.IV

· No se respetado ni cumplido lo estipulado en la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, ni la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA). Estas normas legales obligan a realizar informes de sostenibilidad y consultas al público interesado, cosa que no se ha hecho.

· No se han analizado soluciones alternativas a la urbanización de estos terrenos, como obligan las mencionadas normas legales, alternativas que sí presentó Ecologistas en Acción. La delegada de la CMA ha obviado que la justificación para esta modificación del PGOU, la construcción de VPO, es totalmente falaz, pues actualmente existen importantes ámbitos urbanísticos sin desarrollar que permitirían la construcción de más viviendas que las 882 proyectadas en el Rancho Linares. Así, en La Florida, urbanizable desde 1991, está previsto construir 3.400 viviendas, de las que 2.409 serán protegidas. Si se suman las viviendas que se podrían construir en las zonas anexas al Rancho Linares -antigua alcoholera y San José del Pino, suelo ya urbanizado pero no construidos- se pueden construir sin mayores problemas legales ni ambientales nuevas 5.595 viviendas.

· Esta modificación del PGOU contradice las directrices vinculantes del Plan de Ordenación del Territorio de la Bahía de Cádiz (POTBC), aprobado por Decreto 462/2004 de 27 de julio, que estipula que “Los espacios forestales del Pinar del Madrugador y del Rancho Linares se incorporarán al SGEL de El Puerto de Santa María”. Por tanto, hay que proteger la totalidad del bosque, pero la propuesta aprobada por la delegada de la CMA permite la urbanización de la mitad del mismo.

· Se permite la destrucción de retamares y acebuchales, en contra de la propia política de la CMA que ha suscrito el Pacto por el Monte Mediterráneo, con el compromiso de proteger los terrenos forestales autóctonos.

· Se obvia, a pesar de haber sido advertido en nuestras alegaciones, que en los últimos años se ha provocado una degradación intencionada de esta zona para justificar su recalificación. El Rancho Linares ha sufrido incendios provocados, seca de pinos piñonero y tala de arbolado. La Ley 43/2003 de Montes prescribe que “Las comunidades autónomas deberán garantizar las condiciones para la restauración de la vegetación de los terrenos forestales incendiados, quedando prohibido el cambio del uso forestal por razón del incendio. Igualmente, determinarán los plazos y procedimientos para hacer efectiva esta prohibición”.

· El Informe de Valoración Ambiental incumple incluso la Declaración Previa de Impacto Ambiental de la Revisión del PGOU, que estipula que el SGEL debe tener una superficie mínima de 169.000 m2, cuando la propuesta ahora aprobada tiene solo 73.341 m2.

· Se omite que por el Rancho Linares pasa un importante elemento del Patrimonio Histórico: el acueducto de la Piedad, obra realizada en el s. XVIII para conducir el agua desde los manantiales de La Piedad hasta El Puerto de Santa María.

Por todo ello Ecologistas en Acción va a dirigirse al Consejero de Medio Ambiente para exigir que se anule este Informe de Valoración Ambiental por incumplir leyes, decretos, planes y programas en vigor, y que se garantice la conservación de la totalidad de los terrenos forestales del Rancho Linares y de las especies protegidas en dicha zona forestal.

Ecologistas en Acción seguirá proponiendo que en el nuevo PGOU la totalidad de esta finca se declare Sistema General de Espacios Libres, única forma de garantizar la conservación de este importante terreno forestal y que pueda ser disfrutado por todos los ciudadanos.




Visitantes conectados: 832