Extremadura, vías pecuarias y trashumancia

En pasado días se celebró en Cáceres el II Congreso Nacional de Vías Pecuarias, continuación del I Congreso celebrado en Madrid hace cinco años. Con bastantes avances sobre todo en lo que a rodaje de deslindes y amojonamientos, contenciosos en los juzgados por la propiedad, e inscripciones en los registros de propiedad… De hecho un 60% de las vías pecuarias extremeñas han sido deslindadas, aunque esto no quiere decir que se encuentren abiertas o expeditas en todo su dominio. Es mas, muy discutible que solo el 20% se encuentren ocupadas, nosotros calculamos que en mas de un 60% se sigue cultivando, realizando un aprovechamiento particular de recursos (pastos, frutos, corcho, incluso caza…), manteniendo alambradas y cancillas… es decir, de facto mas de un 60% de las vías pecuarias extremeñas siguen ocupadas. Siendo el gran objetivo de los próximos años, una verdadera recuperación de oficio de estos terrenos y de los recursos que contienen. Otra cosa que quedó bastante coja ha sido el tratamiento que se le esta dando a las vias pecuarias en cuanto a las afecciones por infraestructuras, trazados alternativos, pasos seguros…

Un congreso muy enfocado a la utilización de las vías pecuarias en el desarrollo rural pero que dejó muy de lado el tema de la trashumancia o de una protección mas intensa de las vías pecuarias, en definitiva buscando un modelo de ordenación paralelo y Light de las vías pecuarias alejado de su declaración como bienes ambientales o culturales. Esta claro que esto podría molestar para algunos (con mente obtusa) en el desarrollo de grandes infraestructuras de comunicación o urbanas. De hecho, doce años después de la ley extremeña de espacios protegidos, no se ha creado ni un solo corredor Ecocultural ni se han incluido la protección de estas en planes de conservación de la biodiversidad e interconexión de otros espacios protegidos extremeños. Esto dice mucho del papel que ha representado la Consejería de Medio Ambiente en todos estos años en la protección ambiental de las vías pecuarias con mayores valores ambientales y en la estrategia de creación de corredores ecológicos.

Vías pecuarias amenazadas por infraestructuras

En fin, esperemos que el anuncio de la creación de una ley autonómica de Vías Pecuarias en Extremadura (en sustitución del actual reglamento) de el empujón definitivo que nos lleve a la recuperación de este patrimonio publico, con todas las implicaciones que supone y que obviamente cuenten con nuestra opinión critica pero constructiva. Mientras nos atrevemos a hacer algunas propuestas y conclusiones:

A. Que es necesario una mayor protección ambiental, urbanística y cultural para este patrimonio. De modo que todas las vías pecuarias deben ser declaradas y protegidas en los nuevos planes urbanísticos municipales extremeños, que actualmente se están redactando y aprobando en todos los municipios extremeños. Declarándose como elementos y áreas sujetas a medidas de protección especial, declarándose como Suelo No Urbanizable de Especial Protección por su interés paisajístico y/o medioambiental, cumpliéndose la jurisprudencia que hay sobre esta materia. Además se debe realizar una declaración global de protección cultural a nivel extremeño de todo este patrimonio como Bienes de Interés Cultural y medioambiental a través de la ley de espacios protegidos de Extremadura.

B. Se debe realizar un proyecto de puesta en valor regional y declarar espacios protegidos como Corredor Ecocultural aquellas vías pecuarias de mayor valor cultural y ambiental, figura que aparece en la Ley 8/1998 del 26 de junio de Conservación de la Naturaleza y de Espacios Naturales de Extremadura, figura de protección que increíblemente todavía no ha estrenado la Consejería de Medio Ambiente, a pesar de tratarse de terrenos de dominio público: * Título III: Protección de Los Espacios Naturales. * Artículo 26: Corredores Ecoculturales. 1.- Las Cañadas y otras Vías Pecuarias, atendiendo entre otros criterios, a su ubicación, grado de conservación, utilización originaria y usos, podrán tener la consideración de Corredores Ecoculturales o Ecoitinerarios. En tal caso, se desarrollarán las medidas tendentes a su delimitación, conservación y uso sostenible sin menoscabo de las competencias a que hubiera lugar en cada caso, en virtud de su legislación específica.

C. Deslindar, amojonar y señalizar todas las vías pecuarias que componen el Camino de Santiago a su paso por Extremadura. Declarando estas vías pecuarias como Corredores Ecoculturales.

D. Exigir en el impacto ambiental de obras públicas que para las vías pecuarias afectadas, no solo se tenga en cuenta la reposición de los terrenos para un trazado alternativo o compensatorio. Sino que sea obligatorio señalizarlas, incluido su nombre, deslindarla y amojonarla. Reservando los fondos adecuados para llevar a cabo estas obras. Además en el caso de que sea necesario mover alambradas o paredes de piedra, estas sean repuestas mediante la misma empresa que ejecute las obras y no mediante compensación económica a los propietarios (evitando la nueva ocupación de las vías pecuarias tras las obras).

E. Crear un protocolo de actuación y realizar las modificaciones reglamentarias necesarias para recuperar aquellos tramos de vías pecuarias desaparecidos bajo grandes obras públicas en años anteriores a la actual legislación, tales como pantanos, autovías…exigiendo a las administraciones o propietarios actuales, la cesión de terrenos y trazados alternativos.

F. Hace falta una mayor formación, información y coordinación de los agentes del medio natural con el tema de las vías pecuarias.

G. Sería necesario que se exigiera un informe previo para el cobro de subvenciones agroganaderas de la PAC, de desarrollo rural, de construcción de infraestructuras, creación de empresas, o solicitudes de licencia de actividad de proyectos-edificaciones situadas fuera del entorno urbano. Donde se certifique que el beneficiario no ocupa terrenos de dominio publico de las vías pecuarias o ha realizado las obras de compensación-trazados alternativos de vías pecuarias. No es normal que encima que se agrede al patrimonio de la Junta de Extremadura (las vías pecuarias), se le premie con subvenciones o se subvencione la propia destrucción y ocupación de su propio patrimonio.

H. Crear un manual homologado con el tipo de pasos que se permiten en vías pecuarias, pasos sobre o bajo carreteras, autovías… tipo de seguridad, tipo de materiales, señalización homogénea, materiales a utilizar de acuerdo al entorno rural en que se encuentren, tipo de ajardinamiento a utilizar, diseños adecuados tanto funcional como estéticamente…

I. Es necesario un mayor apoyo a la Trashumancia. Queda claro en este congreso que sería necesario un Congreso Nacional exclusivamente de la Trashumancia que abordara la problemática actual y sus posibles soluciones. Pero creemos que en espera de estas discusiones hay cuestiones que se pueden abordar con la actual legislación, en especial con la PAC. Y es que nos preguntamos si tanto cuesta ofrecer un poco mas de dinero para los trashumantes de largo recorrido, a cambio de la labor de mantenimiento de las vías pecuarias, de la biodiversidad, de la lucha contra incendios… ¿Tendremos que pedir a la Consejería de Cultura que subvencione esta actividad etnográfica en extinción o será la Consejería de Agricultura capaz de hacer algo al respecto?. Otra cuestión sería la de los arrendamientos de montes públicos, donde se debiera priorizar los rebaños trashumantes que agotarían menos los pastizales y afectarían en menor manera a los regenerados.

J. Que se deslinde y se amojone, en muchos casos es insuficiente para su mantenimiento. Alguien debe retirar escombros, desbrozar matorral, apostar los árboles… y esa labor puede ser realizada (y en algunos casos ya se ha hecho) por personal del Infoex, en periodo de peligro bajo y sobre todo cuando en muchos montes hay parada biológica por presencia de especies en peligro de extinción. Vuelve a surgir la necesidad de más coordinación entre las consejerías de medio ambiente y agricultura.