Celebran el cierre de la cementera de Arimesa

El reciente cierre de la planta ilegal de hormigón instalada en los terrenos de la cantera “El Zacacho” en Santomera, y que pertenece a la empresa Arimesa, es fruto de una sentencia judicial del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, en la que también se declara ilegal la cantera.

Ecologistas en Acción afirma que el cierre, por parte del Ayuntamiento de Santomera, de la planta de hormigón que la empresa Arimesa tenía instalada y en funcionamiento de manera ilegal en los terrenos de la cantera ilegal de “El Zacacho”, es fruto de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, que declara claramente ilegales la cantera y las instalaciones de la planta de hormigón.

A raíz de esta sentencia, el Ayuntamiento de Santomera decretó el cierre de las instalaciones de la planta ilegal de hormigón, y por otro lado el cierre de la propia cantera ilegal. Por su parte la empresa Arimesa, que pertenece al actual Presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Murcia (COCIM), presentó un contencioso administrativo contra la resolución de cierre de la cantera por parte del Ayuntamiento de Santomera, siéndole concedida su solicitud de que no se cerrara cautelarmente la misma mientras no se resolviera el contencioso, a pesar de que la cantera está declarada claramente ilegal por la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

Los ecologistas han destacado que a pesar de sus continuas denuncias se han realizado múltiples ampliaciones ilegales de la cantera y sus instalaciones. Curiosamente la Consejería de Industria ha ido autorizando cambios de la actividad extractiva de la cantera, sin tener en cuenta que la cantera no contaba con los preceptivos permisos ambientales y de actividad.

Y es que, según denuncian los ecologistas, ya se ha producido una grave afección al medio ambiente, debido a la actividad ilegal de la cantera. No en vano, la zona donde se sitúa la cantera posee grandes valores ambientales, como son la presencia de varias especies vegetales catalogadas en el Libro Rojo de la Región de Murcia, y la presencia de especies tan emblemáticas como el Águila Real, el Águila Perdicera, el Búho Real, y una de las colonias de murciélago más importantes de toda la Región de Murcia.

Los ecologistas también recuerdan que el antiguo alcalde socialista, José Antonio Gil, sigue imputado por la fiscalía por un presunto delito de prevaricación, al no abrir expediente a la empresa por su actividad ilegal, a pesar de tener conocimiento de la misma.

Aunque el cierre de la planta ilegal de hormigón es una buena noticia, para la organización tiene un sabor agridulce ya que sus miembros consideran que llega tarde, pues son más de 20 años los que vecinos y ecologistas llevan denunciando la situación irregular de esta cantera y sus instalaciones, y por lo tanto el daño que se ha causado con esta actividad ilegal es irreparable.

Además, para la Ecologistas en Acción es primordial que se proceda al cierre definitivo de la cantera ilegal, ya que Industria le concedió la explotación de los terrenos colindantes, que de hacerse efectiva supondría una pérdida aun mayor, y lo que es peor, irrecuperable.

Por todo ello, Ecologistas en Acción solicita el inmediato cierre de la cantera ilegal de Arimesa, y que se determinen las responsabilidades en la comisión de delitos ambientales en que se pudiera haber incurrido, aplicando las sanciones pertinentes a los responsables.

NOTAS

La cantera ilegal de “El Zacacho” está situada en el municipio de Santomera, pertenece a la empresa Arimesa, que es propiedad de D. Pedro García-Balibrea Martínez, actual Presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Murcia (COCIM).

Arimesa tiene una licencia del año 1974 del Ayuntamiento Murcia (al que pertenecía entonces esta población) que sólo autoriza la “trituración y clasificación de piedra”, y tal y como recoge la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, esta licencia no ampara la actividad extractiva que la empresa lleva a cabo en la zona.

A pesar de que esta empresa inició su actividad antes de la aprobación de la legislación de estudio de impacto ambiental, en esta cantera se han ido realizando ampliaciones importantes que sí debían de ser sometidas a Estudio de Impacto Ambiental, pero que sin embargo no han sido evaluadas, ni han obtenido autorización ambiental alguna.




Visitantes conectados: 479