Delito ecológico y fraude contra la salud pública

Ecologistas en Acción alerta de la gravedad del problema y exige al Ayuntamiento y la Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente que tomen medidas urgentes.

Ante los episodios de contaminación por la liberación de gas sulfhídrico a la atmósfera, que está padeciendo nuestra ciudad en los últimos días, al parecer desde la Depuradora, se está demostrando que las diferentes denuncias que Ecologistas en Acción ha estado realizando tanto al Consejo Asesor de Medio Ambiente como ante la opinión pública, sobre el mal funcionamiento de la EDAR basándose en datos de la propia Consejería de Medio Ambiente, estaban cargadas de razón.

Consideramos, desde Ecologistas en Acción, que detrás de todo ello está la pésima gestión de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), concedida actualmente a Aqualia.

Ante ésto, el Equipo de Gobierno PSOE-CIS no ha informado a la población de las efectos negativos de estas emisiones ni ha activado ningún dispositivo de emergencia, aun sabiendo que dicha sustancia tóxica en el aire puede provocar dificultades respiratorias y que el ácido sulfhídrico puede experimentar por una reacción química de oxidación su transformación en ácido sulfúrico, muy peligroso y muy corrosivo para todas las tuberías de la EDAR.

Si bien las emanaciones tóxicas parecen estar localizadas en los lodos de depuración, deberían también posibles vertidos de la industria vinícola de la ciudad y que mediante la red de alcantarillado hayan podido llegar a las balsas de depuración de la EDAR.

Ecologistas en Acción va a solicitar mediante escrito ante el registro municipal una convocatoria urgente del Consejo Asesor de Medio Ambiente, para que en dicho órgano se informe a todos los miembros de lo sucedido y de las medidas que se piensan tomar. Por nuestra parte, vamos a reclamar que se lleven a cabo una serie de acciones con carácter de urgencia:

- Recurrir a los técnicos de la Delegación provincial de Medio Ambiente y al departamento de ingeniería ambiental de la Universidad de Cádiz, para que investiguen y resuelvan el problema.

- Se efectúe un chequeo de todos los vertidos de las industrias que vierten a la red de saneamiento.

- Se proceda al rescate de la concesión del ciclo integral del agua, incluido la depuración, a una empresa privada (Aqualia), ante los posibles incumplimientos del pliego de condiciones por el que se les encargó la gestión y que ésta sea desarrollada por medios municipales.

- Que se revise la Autorización de Vertidos del municipio.

- Por parte del Gabinete de Alcaldía se emita un Bando urgente, dirigido, tanto a empresas como a los ciudadanos en general, donde se refleje la prohibición taxativa de no arrojar productos tóxicos ni indeseables a la rede de alcantarillados, colaborando para reducir el trabajo y la carga tóxica de la EDAR.

Asimismo no podemos obviar que el Equipo de Gobierno ahora más que nunca debe de rescatar el Servicio de Aguas, ya que se está demostrando la ineficacia gestión de la depuración por parte de Aqualia, para depurar todas las aguas residuales generadas en nuestra ciudad.

De la misma manera, se va a remitir un escrito a la Delegada Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Silvia López, para que de oficio abra un expediente sancionador sobre los responsables de dichas emisiones contaminantes a nuestra atmósfera..