La Confederación Hidrográfica del Júcar actúa sin criterio ambiental

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar la destrucción de la vegetación y la modificación drástica del cauce del río Chillarón, a su paso por el término municipal del mismo nombre, cerca de Cuenca. Estas actuaciones duras convierten el río en un simple canal lineal que solo sirve para aumentar el drenaje y la velocidad de circulación de las aguas, pero a costa de destruir por completo el ecosistema fluvial.

Para Ecologistas en Acción esta barbaridad es un anacronismo injustificable, pues la Confederación es responsable y conoce la existencia de la Estrategia Nacional de Restauración de ríos, que pretende la naturalización de los cauces fluviales como medida para la consecución del buen estado ecológico que exige la Directiva Europea Marco del Agua.

Tras la agresión ecológica, el río Chillarón ha cambiado radicalmente: pasaba encajonado con pozas, meandros y abundante soto fluvial muy naturalizado con chopos, cornejos, sauces, y otra vegetación autóctona También se ha alineado el trazado y amontonado toda la vegetación eliminada.

Carlos Villeta, coordinador de Ecologistas en Acción en la provincia de Cuenca, en su visita a la zona manifestó: “es un dragado bestial. Ahora el río baja muy turbio y está expuesto a la entrada de especies invasoras, como algas y carrizos, gracias a la luz que puede penetrar en el cauce al eliminar la sombra de la vegetación”.

Se ha perdido la oportunidad para una buena planificación de los trabajos, que debería tener como único objetivo aumentar la sección del cauce y mejorar su capacidad hidráulica, sin utilizar maquinaria pesada e intentando volver el cauce a su fisionomía natural. La eliminación de la vegetación arbórea y arbustiva autóctona en el cauce y la ribera ha dejado totalmente desprotegida a la fauna y sin alimento o protección para las aves durante el invierno.

Estos episodios se han repetido en el tiempo. Ya en 2008-2009, Ecologistas en Acción denunció la grave destrucción de la vegetación del Júcar entre Cuenca y el puente de Valdecabras.

La Confederación del Júcar ha realizado, en este caso, una actuación de emergencia vinculada a los daños por inundaciones del pasado invierno.




Visitantes conectados: 826