Los tratamientos selvícolas deben realizarse con más control

Las obras de "tratamiento selvícola" (realizadas en los montes propiedad del Ayuntamiento de San Clemente) las realizan dos empresas públicas y con fondos de la Junta (350.00 Euros) a través de un proyecto elaborado por técnicos de la Delegación en Cuenca de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente. Estas obras, además de eliminar ramas y árboles dañados por las nevadas, consistieron en la corta abusiva de árboles sanos y su preparación para ser aprovechados. Simultáneamente se realiza el aprovechamiento (saca, astillado y transporte) por una empresa maderera privada de Castilla-León.

Ecologistas en Acción no conoce la fecha exacta, del comienzo de los "tratamientos selvícolas" pero si, que en septiembre, se empezaron a simultanear con los trabajos de la empresa maderista.

Se han cortado en torno a 21.000 pinos piñoneros (Pinus pinea) cortados en 350ha de las 1.400ha de los montes de utilidad pública 222 y 223. Junto a las pistas y carreteras, también se ha eliminado el sotobosque de Encina, Coscoja, Romero, etc.

La Junta ha cambiado los objetivos del "tratamiento selvícola": primero era para eliminar las ramas y árboles dañados tras las nevadas, posteriormente, también se ha mencionado la prevención de incendios, evitar problemas fitosanitarios, mejorar biotopos faunísticos y reducir el impacto visual (así se indica en al memoria de la Junta).

Pero la corta de la práctica totalidad de la vegetación de amplias áreas junto a los caminos (en torno a 35ha) y la selección para la corta de árboles sanos de gran tamaño (hasta 65 cm de diámetro) solo se explica con un criterio economicista: realizar la extracción de la biomasa y las trozas de forma más cómoda y barata.

Las consecuencias ambientales suponen fuertes afecciones a la vegetación, flora, fauna, suelo y paisaje, sin que se tenga conocimiento de ningún tipo de estudio o informe previo o de seguimiento para conocer las posibles afecciones.

Desde el punto de vista económico-administrativo, el Ayuntamiento de San Clemente ha dejado de percibir entre 36.000 y 75.000 Euros, entre biomasa y troncos maderables. Lo cual podría ser constitutivo de delito

A Ecologistas en Acción-Cuenca no le consta que la Junta esté detrás de los hechos denunciados ante el SEPRONA. Pero sí que podría haber hecho más en el control, seguimiento y vigilancia. Para ello se dispone de instrumentos que se han demostrado muy útiles:

Desde el punto de vista ambiental se podría haber realizado una evaluación ambiental previa, con la participación de los servicios de Calidad Ambiental y de Áreas Protegidas y Biodiversidad. Todo ello en la línea de del artículo 38.7 de la Ley de Montes Regional. Además, al tratarse de un "aprovechamiento extraordinario" se debería haber autorizarse expresamente (Artículo 217 del Reglamento de Montes)

Desde el punto de vista administrativo, aplicando lo que prevé la Ley para los aprovechamientos (artículo 39), es decir, conforme a los pliegos de condiciones técnico-facultativas (Pliego general, Pliegos Especiales y Pliegos particulares). Estos pliegos garantizan un estricto control de los aprovechamientos, de los que es preceptivo levantar acta. Si se hubieran realizado estas operaciones de forma adecuada, el fraude difícilmente se habría producido.

A Ecologistas en Acción le preocupa que esta falta de control se generalice en tratamientos selvícolas vinculadas a la posterior utilización de los restos extraídos como biomasa, puesto que la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, está potenciando este sistema energético.