La Consejería de Medio Ambiente, no reconoce nuestro trabajo voluntario

El Defensor del Pueblo Andaluz ha aprobado una Resolución en relación con la queja que presentó Ecologistas en Acción contra la Consejería de Medio Ambiente (CMA) de la Junta de Andalucía por denegar los permisos de asistencia a varamientos de cetáceos y tortugas marinas a la Red de Voluntariado DELPHIS, integrada en Ecologistas en Acción de Cádiz, grupo que lleva trabajando siete años de forma altruista y que ha asistido a casi 300 varamientos en la costa gaditana. Chamizo también rechaza el intento de la Junta de controlar la labor de las entidades de voluntariado ambiental

Resolucion_Defensor

El grupo DELPHIS-Ecologistas en Acción gestiona desde 2003 un voluntariado ambiental centrado en la asistencia en playa de ejemplares de cetáceos y tortugas marinas. Los integrantes del colectivo asisten a animales marinos que alcanzan las playas de la provincia, tanto vivos como muertos. Lo hacen de forma voluntaria y sufragando sus propios gastos; se trata de personal cualificado puesto que la mayoría son estudiantes de ciencias del mar y ciencias ambientales, abarcando su actividad a todo el litoral gaditano. Para valorar el trabajo realizado por este grupo de voluntariado baste destacar que en el periodo 2003-2009 ha asistido a casi 300 varamientos en las costas gaditanas, 172 de tortugas marinas y 121 de cetáceos.

Incompresiblemente, el año pasado la Consejería de Medio Ambiente, en vez de reconocer este trabajo voluntario, denegó la renovación del permiso de gestión, manipulación y toma de muestras de ejemplares varados, argumentando que la empresa EGMASA se encargada de dichos varamientos y que existía una Red de Voluntarios del Litoral organizada por dicha Consejería. Estas excusas falaces quedan en entredicho ya que los voluntarios de DELPHIS realizan su labor en cualquier hora y día, lo que no hacen los empleados de EGMASA, y que la Ley 7/2001 del Voluntariado de Andalucía prohíbe que la administración organice grupos de voluntarios, que tienen que ser independientes de los poderes públicos.

Ante esta situación Ecologistas en Acción presentó una queja ante el Defensor del Pueblo por entender que la CMA estaba vulnerando el derecho de los ciudadanos a participar en la defensa del medio ambiente y ponía en cuestión la independencia de las entidades de voluntariado.

La Resolución aprobada por Chamizo es contundente: recuerda a la CMA que tiene que respetar “el tejido asociativo desde el reconocimiento de su autonomía y pluralismo”, y “la autonomía respecto a los poderes públicos y económicos como principio que ampara la capacidad crítica e innovadora de la acción voluntaria”.

Chamizo recuerda a los responsables de la CMA que deben respetar los principios de la Ley 7/2001 del Voluntariado de Andalucía, que define al voluntariado como un movimiento voluntario, independiente, autónomo y vigoroso, que los poderes públicos deben garantizar, y que se desarrolla a través de entidades sin ánimo de lucro. Son voluntarios y voluntarias las personas que trabajan en entidades ciudadanas sin ánimo de lucro, no pudiendo las administraciones publicas organizar ni controlar grupos de voluntariado, cosa que viene haciendo la CMA.

Por último Chamizo insta a la CMA a que autorice a los voluntarios y voluntarias de DELPHIS-Ecologistas en Acción a realizar su actividad de asistencia a cetáceos y tortugas marinas que varan en el litoral gaditano.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por el apoyo del Defensor del Pueblo a la labor de los cientos de voluntarios y voluntarias que trabajan de forma independiente y altruista en la defensa del medio ambiente en Andalucía, y espera que los máximos responsables de la CMA dejen de boicotear esta meritoria labor y desistan de intentar controlar al movimiento de voluntariado ambiental promoviendo grupos afines y redes de voluntariado en clara desafío a la Ley del Voluntariado de Andalucía.




Visitantes conectados: 652