Por un consumo responsable y por el apoyo al comercio local

A pesar de la crisis económica, que esta castigando a muchas personas en Arcos, en nuestra sierra, en Andalucía y en toda España, esta Navidad se volverá a confirmar que nuestro modelo de consumo se basa esencialmente en el despilfarro de los recursos y en una creciente generación de residuos.

Ecologistas en Acción recuerda las negativas consecuencias ambientales y sociales provocadas por este modelo y pide una apuesta decidida por alternativas mas justas, que repartan la riqueza, cuiden nuestro entorno y favorezcan al comercio local, en lugar de a las grandes superficies y grandes marcas, que originan un mayor gasto de nuestros recursos naturales y una mayor contaminación.

Durante todo el año, y en especial en fechas clave, como los días del
padre, de la madre o el día de San Valentín, las empresas invierten un
gran presupuesto en publicidad para recordarnos que antes que ciudadanos o ciudadanas somos clientes o clientas. En Navidad, otro año más, los mensajes publicitarios van empapados se sentimientos entrañables en defensa de valores familiares y de elogio de la solidaridad. Sin embargo, la canalización de todos estos sentimientos va siempre encaminada a la consecución de un claro objetivo: incrementar las ventas sin tener en cuenta las repercusiones sociales y ambientales que este modelo de crecimiento produce y olvidándose de los pequeños y medianos empresarios locales.

Forzado a toda máquina en estas fechas el actual modelo de consumo,
Ecologistas en Acción recuerda que la Navidad acrecienta el uso
irresponsable de los recursos y la generación de residuos. Cuando cada año se incrementa el número de personas desnutridas en cuatro millones, en estas fechas se tiran hasta un 40% de los alimentos producidos, debido a descartes por exigencias estéticas del mercado o los fallos en la distribución.