La cara oculta de Tindaya

Ben Magec-Ecologistas en Acción recuerda que la iniciativa del Gobierno de Canarias de impulsar la obra está rodeada de un gran número de incertidumbres sobre la viabilidad económica de la misma y por los innumerables procesos jurídicos, que “manchan” este proyecto.

Ante las informaciones publicadas en la prensa sobre un posible reinicio de las obras del proyecto monumental de Tindaya, BM- Ecologistas en Acción quiere recordar que actualmente las normas de conservación del Monumento Natural de Tindaya se encuentran recurridas ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), por su incompatibilidad con el proyecto de obra promovido por el Gobierno de Canarias, y que lo deseable sería que este Gobierno esperase a la resolución de este proceso.

Ben Magec-Ecologistas en Acción iniciará distintos contactos con la familia y Fundación Chillida con la intención de poder hacerles llegar otra versión sobre este proyecto, que desde el punto de vista de esta organización, compromete la imagen pública y el prestigio de la herencia artística del gran artista vasco, al impulsar desde la Fundación el desarrollo de una obra plagada de los mayores escándalos de corrupción de la historia de Canarias.

Este nuevo impulso a las obras de Tindaya ocurre en un contexto de crisis económica y de importantes recortes en los servicios sociales canarios, que pone en tela de juicio tanto la oportunidad como la viabilidad de una obra como esta en este momento. Hay que recordar que a finales del año pasado la propia Fundación Chillida anunció el cierre inmediato de su espacio museístico ante la inviabilidad económica del mismo, y que por extensión pone en entredicho que un proyecto como el de Tindaya resulte rentable. La inversión anunciada de mas de 70 millones de euros por el Gobierno se sumarán a la ingente cantidad de dinero ya invertida (en torno a los 25 millones de euros) en este pozo sin fondo en el que se ha convertido el Proyecto de Tindaya para todos los canarios, y que aún esperamos una respuesta de dónde están los dineros hasta ahora invertidos y cuya desaparición, el propio Gobierno llevo a los juzgados.

Una vez más Ben Magec-Ecologistas en Acción quiere recordar el altísimo valor patrimonial y natural de la montaña de Tindaya y los riesgos que suponen para esta montaña la obra proyectada por el Gobierno de Canarias. Estos propios valores patrimoniales (en grave estado de abandono por la inacción del Gobierno de Canarias) son el verdadero reclamo de la misma, y con un Gobierno con mayor capacidad y visión de oportunidad, podrían ser aprovechados como un referente internacional sin la necesidad de machacar su entorno.

Guanil-Ecologistas en Acción, organizará en 4, 5 y 6 de febrero unas jornadas en Puerto del Rosario con el fin de difundir el discurso ecologista sobre este tema y mostrar una vez más el rechazo social al proyecto de Tindaya.