Boicoteado la investigación de talas de arbolado

En la tarde de ayer se reunió en Consejo Local de Medio Ambiente presidido por la concejala del Área Blanca Merino. De los nueve puntos a tratar, siete lo eran a propuesta de Ecologistas en Acción, hecho que agradecemos pero que a la vez nos preocupa la falta de propuestas del Área tras 16 meses desde la última sesión, estando prescrito que se reúna cada tres meses, por lo que se han perdido cinco convocatorias del Consejo.

La actitud de la concejala fue lamentable, pues impidió de forma sistemática la toma de decisiones en los puntos propuestos por Ecologistas en Acción con un reiterativo “no procede”, lo que denota su falta de talante democrático y de argumentos a las críticas y denuncias de los representantes ecologistas.

El punto que más polémica suscitó fue “Criterios de talas de arbolado urbano”. Los representantes ecologistas expusieron una presentación digital con profusión de fotografías y datos de los expedientes denunciando la reiteración y gravedad de las irregularidades cometidas en las talas de zonas como Luis Caballero, El Tomillar, Avenida de Andalucía, Andalucía la Real y Plaza de Los Geranios. En todos los casos tanto el alcalde como la anterior y actual concejala de Medio Ambiente han utilizado las mismas justificaciones para autorizar la tala de cientos de árboles: que lo habían pedido los vecinos, que hacían daño a edificaciones, que eran imprescindible para la ejecución de obras de infraestructuras… Pues bien, los ecologistas demostraron documentalmente la falacia de estos argumentos, pues en ninguna de estas talas consta petición de vecinos (al margen de que los árboles de la vía pública son de todos, y no de los vecinos de una calle o plaza), ni existen informes técnicos que avalen los daños a viviendas o infraestructura, y lo que es más grave, algunos de estos proyectos –como los de la Avda. de Andalucía y la Plaza de Los Geranios- los proyectos tenían como objetivo la “Renovación del Alumbrado Público y arreglo del firme” e indicaban explícitamente la protección del arbolado, pero no su tala, lo que se hizo de forma totalmente ilegal.

Los representantes ecologistas, a pesar de las continuas interrupciones de la sra. concejala, denunciaron que en estos proyectos se podría haber incurrido en casos de presunta falsedad documental y malversación de fondos públicos, al ejecutarse unas talas que no estaban ni aprobadas ni contratadas. El hecho más grave es el de la Avd. de Andalucía, en las que el mismo director de obra y Jefe de Servicio de de Infraestructura y Urbanización y el interventor se negaron a pagar la factura de 11.136 € a la empresa Excavaciones y Construcciones La Florida S.L. por la tala del arbolado, al advertir que es “una actuación ordenada y ejecutada al margen del desarrollo normal de la ejecución del proyecto, y de la cual no ha tenido conocimiento la Dirección de Obra hasta que estaba ejecutada”. El interventor, ante tanta irregularidad, solicitó al Servicio de Infraestructura y Urbanización que aclarara por qué “la tala del arbolado no se incluyó ya en el proyecto original, o en su caso, en el modificado”.

Ecologistas en Acción pidió un cambio drástico en la política de Medio Ambiente de autorizar todas las solicitudes de tala, incluso cuando los proyectos no las contemplan, a lo que contestó al sra. concejala en tono prepotente que “ella seguirá autorizando las talas que, en su derecho, le soliciten los ciudadanos”, y que fuéramos a los juzgados, a lo que le contestamos que lo hemos denunciado donde procede, ante el alcalde y ante la Policía Municipal, pero que no se nos ha contestado a ninguna de nuestras denuncias..

Ecologistas en Acción, ante la gravedad de los hechos denunciados, solicitó la constitución de una comisión que investigara estos expedientes de tala, a lo que se opuso la sra. Merino que impidiendo que se votara. A nuestra petición se sumaron los representantes de IU, PSOE, IP, CC.OO. y de FACUA, por lo que habría sido aprobada. Los partidos políticos respondieron a esta actitud autoritaria de la sra. Merino anunciando que llevarán el tema al Pleno solicitando al constitución de una Comisión de Investigación al máximo nivel.

En los otros temas que se trataron tampoco permitió la sra. concejala que se votaran las propuestas de Ecologistas en Acción:

· Puesta en marcha del programa de voluntariado para la repoblación del parque del Guadalete y su apertura al público: a lo que se negó al sra. Merino aduciendo que no existía las condiciones para que se abriera al público, que habría que esperar a que crecieran los árboles, a lo que algún miembro del Consejo respondió que entonces seguramente no vería el parque abierto.

· Huertos de ocio en el parque del Guadalete, la sra. Merino respondió que habían encargado un estudio sobre los lugares idóneos y no estaba el Parque del Guadalete, pero terminó reconociendo que no le habían pedido a los técnicos que estudiaran esta posibilidad, lo que fue criticado por los ecologistas que exigieron una decisión ya sobre un proyecto que lleva años de retraso.

· Agenda 21: la sra. Merino informó que habían acordado con la Junta contratar a una empresa para confeccionarla, lo que fue duramente criticado por los Ecologistas ya que la Agenda 21 es un proyecto que debe ser elaborado en un proceso de participación ciudadana que tanto los anteriores concejales como la actual están impidiendo. Ecologistas en Acción pidió la constitución del Foro Social al que se comprometió el Ayuntamiento cuando firmó el compromiso de elaborar la Agenda 21, a lo que respondió la sra. Merino que “no es procedente”.

· Ocupaciones ilegales de terrenos municipales del Coto de la Isleta y de la Sierra San Cristóbal: tanto la sra. Merino como el concejal de Policía Municipal informaron que existe un largo expediente que data de mediados de la década de los 90 para recuperar estos terrenos pero que todavía no se ha ejecutado ninguna demolición ni recuperación de terrenos usurpados. Los ecologistas tuvieron otro encontronazo con la sra. Merino al intentar ésta eludir su responsabilidad en este tema, cuando el Coto de la Isleta está declarado parque público y está bajo su gestión. Hay que destacar que el único expediente existente en Urbanismo lo es a denuncia de Ecologistas en Acción no habiendo instado Medio Ambiente –la concejala dijo que no tenía por qué hacerlo y que no teníamos que decirle lo que ella tenía que hacer- en ningún momento a Urbanismo a la demolición de las construcciones ilegales y al desalojo de los usurpadores de estos suelos municipales.

El Consejo terminó con una petición de los ecologistas para que se reuniera en marzo, según estipula el Reglamento de este órgano de participación, a lo que Merino contestó que “ya decidirá cuando lo convocaría”.