Suspendido el juicio por cantar contra la nuclear

Suspendido el juicio contra músicos de la “Orkresta Nacional” y un portavoz de la Coordinadora contra Garoña, que fueron denunciados por la Guardia Civil por cantar en la última Marcha contra la nuclear de Garoña.

La incomparecencia del mando de la Guardia Civil motivó la suspensión, pese a que los acusados reconocieron los hechos y la “Orkresta Nazional” volvió a cantar a las puertas del Juzgado de Villarcayo.

Ayer 25 de enero estaban citados a juicio ante el Juzgado de Instrucción 1 de Villarcayo (Burgos) un portavoz de la coordinadora contra Garoña, 3 músicos de la “Orkresta Nazional” y una amiga del grupo.

Los hechos

Los hechos denunciados se remontan al pasado 5 de septiembre de 2010, en que como cada año el grupo de música “Orkresta Nazional” (antes “Elektrotuna”) cerraba la Marcha anual contra Garoña frente a la central nuclear, con un concierto de sus versiones musicales de animación callejera. Entre otras canciones, entonaron una titulada “Las Fuerzas de Seguridad”, compuesta por el grupo de punk rock “Vómito” y editada en el año 1984 dentro del disco “Los Gobiernos Pasan, las Sociedades Mueren Pero la Policía es Eterna”. También la canción “Cucarachas”, editada por el grupo de rock “Leño” en su disco “Más madera” del año 1980.

La Guardia Civil, que custodiaba la central nuclear, denunció a varias personas por injurias contenidas en esas canciones, tal como había anunciado el mando de la Guardia Civil al organizador de la marcha instantes después de que finalizara ésta frente a la propia central nuclear.

Suspensión del juicio

Tras la declaración de dos de los guardias civiles denunciantes (que no han podido identificar a nadie porque se encontraban a más de 200 m. del lugar de los hechos) y ante la incomparecencia por enfermedad del otro denunciante (al parecer, un mando de la dotación policial), la representante del Ministerio Fiscal ha solicitado la suspensión y aplazamiento de la vista oral.

Las defensas han manifestado su intención de reconocer los hechos: es decir que efectivamente 3 de las personas estaban allí (las otras 2 no habían acudido este año, aunque sí en años anteriores tal como han probado documentalmente) como músicos y portavoz de la Coordinadora y efectivamente se cantaron esas dos canciones y otras parecidas. Este año pasado y en años anteriores.

A la Fiscal no le ha parecido suficiente esta autoinculpación y ha insistido en el aplazamiento, que finalmente ha aceptado la Jueza, señalado una nueva vista oral para el 5 de abril.

Solidaridad y música callejera

Mientras tanto, en el exterior del Juzgado cerca de un centenar de personas se concentraban como muestra de solidaridad a la espera del juicio, con una pancarta en que se reiteraba la petición de “Garoña, cierre ya” y entre gritos como “juzgados por cantar contra la nuclear” y “la Orkresta desafina, pero no contamina”. Al finalizar el juicio, la “Orkestra Nazional” (incluidos los acusados) ha improvisado un nuevo concierto callejero, donde ha cantado algunas piezas de su extenso repertorio.

A la gente de la Coordinadora contra Garoña, se han unido personas de Ecologistas en Acción de Burgos, CNT, Izquierda Unida de Miranda, Sare Antifaxista, Tas-Tas Irratia, Ekologistak Martxan, okupas de Bilbao,… y otros colectivos de Las Merindades. Todo ello vigilado por un desproporcionado despliegue de Guardia Civil (casi un número por persona) y sin que se produjeran incidentes.

Ello viene a unirse a otras muestras de solidaridad recibidas en días pasados, que van desde grupos musicales (Vómito, por supuesto, Fermin Muguruza,…) hasta multitud de colectivos políticos y sociales antinucleares. Seguro que para el próximo 5 de abril son muchas más.

Coordinadora contra Garoña por la libertad de expresión

Más allá del despropósito que supone denunciar la interpretación de unas canciones perfectamente legales y compuestas hace más de 25 años, la Coordinadora contra Garoña entiende esta denuncia como un ataque a la libertad de expresión absolutamente injustificado y fuera de lugar. Por eso quiere manifestar públicamente su plena solidaridad con las personas denunciadas y hace un llamamiento para acudir al juicio de Villarcayo a hacer patente esta solidaridad.

Pero además entendemos que es una forma de presión contra la propia Coordinadora contra Garoña y la Marcha a Garoña, que cada año se ve sometida a una presión policial mayor. Por todo ello, la Coordinadora contra Garoña quiere reafirmarse en su posición de exigir el cierre inmediato de esta central nuclear, la más antigua del Estado español, sin esperar el plazo de la última prórroga concedida (hasta 2013) y sin admitir el trueque descerebrado y macabro de “neutrones por pensiones” que estos días ha saltado como un globo-sonda a los medios de comunicación.




Visitantes conectados: 785