Una nueva ruta rociera atraveserá parajes de alto valor ecológico

La Hermandad del Rocío de Palos de la Frontera con el beneplácito de la Delegación de Medio Ambiente, realizará parte de su recorrido siguiendo la orilla derecha del Estero de Domingo Rubio (Lugar de Interés Comunitario, que forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea).

En este lugar existía un sendero usado por cicloturistas y paseantes a pie y a caballo, pero que impedía el paso de vehículos 4x4 por su estrechez y la existencia de varios de arroyos que desembocan en el Estero. Por ello, en las últimas semanas se han realizado obras con aporte de grava y corta de vegetación de matorral noble (Palmitos, lentiscos, mirto, romero, etc) que han agrandado el ancho del sendero hasta alcanzar los 4 metros en algunos tramos. Las obras se han realizado sin estudio de Impacto Ambiental, y lo que es peor, en época de reproducción de aves y mamíferos terrestres que residen en este paraje.

La razón esgrimida para el establecimiento de esta nueva vía es evitar el paso por la carretera y los caminos agrícolas asfaltados en la zona de Las Malvinas, antiguos pinares ocupados y talados ilegalmente, que ofrecen una imagen poco agradable y gran tráfico de vehículos.

El Estero de Domingo Rubio es una de los espacios mejor conservados del entorno de Doñana. Zona de dispersión y de reproducción del lince ibérico conserva una fauna terrestre y una vegetación mediterránea espléndida. El sotobosque formado sobre todo por lentiscos y palmitos de gran porte, ofrece un hábitat inmejorable para especies como el conejo, jabalí, ciervo, etc. La zona húmeda que forma este arroyo, que tras mas de diez kilómetros desemboca a la altura de la Rábida, es importantísima para la colonia de espátulas de Marismas del Odiel, así como para otras aves que lo utilizan para su reproducción, como la garza imperial, el martinete, el somormujo lavanco y varias especies de anátidas. En época de migración es punto de parada de miles de cigüeñas y aves limícolas como agujas, combatientes, correlimos, etc. También la nutria tiene una población estable y reproductora en la zona, y en invierno es utilizado por una población de ánsares relacionada con la de Doñana. En algunos años se han establecido “pajareras” en las que se han reproducido decenas de garcetas, garcillas bueyeras y martinetes.

La apertura de este camino se traducirá en el incremento del paso de vehículos, y aunque solamente se usase en época de peregrinación ésta resulta ser la más conflictiva para la fauna del lugar. La vegetación cortada ha sido amontonada en los bordes del camino, lo que, dada la sequía de este año, genera un alto riesgo de incendio con el paso de cientos de personas por un bosque de estas características.

Por ello Ecologistas en Acción deplora la actitud de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Huelva que lejos de proteger y restaurar este paraje emblemático del entorno de Doñana, da vía libre a su transformación y posible destrucción.