Medio Ambiente garantizará la conservación de los terrenos forestales en El Puerto

Esta semana ha tenido lugar una reunión entre una delegación de Ecologistas en Acción-El Puerto y la Delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente (CMA) para tratar sobre el Plan General Municipal de Ordenación (PGMO) de El Puerto. Por nuestra parte informamos a la delegada sobre el interesante debate ciudadano que se ha generado en El Puerto y la preocupación existente en grandes sectores sociales ante un PGMO que supone un planeamiento agresivo con el medio y con la habitabilidad de las personas.

La Delegada nos informó que se está elaborando la Declaración Previa de Impacto Ambiental, al haber aportado el Ayuntamiento la documentación y cartografía solicitada en su día, y que el equipo de gobierno IP-SOE había ocultado, hecho que fue denunciado por nuestra asociación, y que tuvo como consecuencia una paralización de dos años en el PGMO.

La delegada y los técnicos presentes, jefes de servicio de diferentes áreas, explicaron los criterios que se van a tener en cuenta para la elaboración de dicha Declaración Previa de Impacto Ambiental, pudiéndose comprobar con satisfacción como nuestro trabajo de alegaciones y críticas al intento de un urbanismo insostenible en El Puerto ha servido, entre otras cosas, para que esa Delegación tome un especial interés y tenga un profundo conocimiento de nuestro término municipal y de los conflictos ambientales que se han sucedido en estos últimos meses. Los criterios que a juicio de la Consejería de Medio Ambiente debe incorporar el PGMO son:

* Garantizar la conservación de los espacios forestales del municipio, tanto en la margen derecha de la carretera de Fuentebravía, como en el entorno de la antigua carretera N- IV. Estos pinares y retamares deberán incluirse en el PGMO como Sistemas Generales de Espacios Libres o como Suelos No Urbanizables de Especial Protección Forestal.

* Garantizar la conservación del hábitat del camaleón y del hábitat potencial de las sabinas y enebros marítimos.

* Mantener la antigua cantera de Minervo como suelo forestal, y que se tendrá que repoblar como prescribía la Declaración de Impacto Ambiental y la licencia de obras.

* Excluirse la urbanización de Las Beatillas, cuyos terrenos tendrán la consideración de no urbanizables, asumiéndose la sentencia que pesa sobre este desarrollo ilegal.

* Incluir un anexo con la cartografía de las vías pecuarias, que especifiquen su trazado, continuidad o, en su caso, trazado alternativo, y se garantice su integridad superficial.

* Definir las áreas de sensibilidad acústica -por tráfico, zonas ocio...- debiéndose incluir estudio de soluciones para minimizar dicha contaminación acústica.

* Los nuevos desarrollos urbanísticos deberán contar con redes independiente de alcantarillado de aguas fecales y pluviales. Así mismo, el PGMO deberá contemplar un estudio para garantizar la depuración de la totalidad de las aguas residuales que generara el incremento del número de viviendas de estos nuevos desarrollos, lo que llevara al planteamiento de la ampliación de la actual EDAR, o la construcción de una nueva.

* Se exigirá igualmente la eliminación de los pozos ciegos, pues la mayoría de las EMAS (más de 3.000 viviendas) no tienen alcantarillado.

Ecologistas en Acción ha planteado a la delegada de la CMA que el PGMO deberá incluir también normas precisas para restaurar los espacios protegidos que han sufrido procesos de urbanizaciones ilegales: La Reserva Natural de Las Lagunas y los pinares de Coig y El Obispo, así como la restauración de espacios naturales degradados como la laguna de San Bartolomé.