Andalucía permite el uso de un pesticida prohibido por la Unión Europea

El pasado día 15 de Abril, la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía publicó una Orden por la que se convoca a los freseros de Huelva y a los agricultores de Flor Cortada de Sevilla y Cádiz para que soliciten las cantidades de Bromuro de Metilo que crean necesarias para la desinfección de los suelos previos a la siembra.

El Bromuro de Metilo es uno de los pesticidas más tóxicos del mundo y con un impacto ambiental más grande, siendo uno de los principales gases que eliminan la capa de ozono, haciendo más peligrosos los rayos del sol pudiendo provocar cánceres de piel, enfermedades oculares, deficiencias en el sistema inmunitario así como daños en los cultivos y demás plantas. El uso de este desinfectante en las personas que lo aplican puede provocar la muerte debido a su toxicidad, así como cánceres de próstata.

El uso del Bromuro de Metilo está regulado por el Protocolo de Montreal que obligaba a los Países firmantes (entre ellos España) a la eliminación de su uso antes de final de 2004, instándoles a buscar alternativas técnicas viables antes de esta fecha.

El estado Español puso en marcha un grupo de trabajo para buscar este tipo de alternativas aunque según las conclusiones de éste no existen todavía alternativas en fresa y flor cortada, por lo que solicitaron una prórroga en el cumplimiento, habiéndose asignado para 2005 una cantidad de Bromuro de Metilo de 330.000 Kg para la fresa y 47700 Kg para la flor cortada. Si bien es cierto que las cantidades son sensiblemente menores a las utilizadas en décadas anteriores, la situación medioambiental actual debería plantear la prohibición de su uso por parte de las Administraciones.

La Fresa de Huelva y los cultivos de Flor Cortada son cultivos muy intensivos donde el uso masivo de pesticidas y plásticos para aumentar la precocidad y producción y la repetición del cultivo en el mismo suelo año tras año, ponen en entredicho los principios de sostenibilidad.

En un informe realizado por periodistas suizos en la fresa de Huelva a principios del presente año donde se analizaron partidas de fresa de gran parte de las compañías más importantes, de 17 análisis realizados tan sólo 2 de ellos no detectaban pesticida alguno, teniendo el resto trazas de pesticidas y en particular 2 de ellas sobrepasaban el límite máximo de residuos de pesticidas con presencia de funguicidas y acaricidas.

Experiencias exitosas de producción ecológica de fresa donde cada año se cambia de lugar el cultivo (rotación de cultivos) y no se realizan técnicas de desinfección de suelos, siendo la fertilidad natural del suelo la base del cultivo, hace pensar que quizás nos estamos equivocando en la Agricultura que queremos en Andalucía.

En cuanto a alternativas al Bromuro de Metilo, se han desarrollado técnicas de biofumigación donde la incorporación de materia orgánica y su descomposición hacen el que se eliminen parte de los patógenos e insectos dañinos y se promueve el establecimiento de organismos beneficiosos que ayudan al agricultor a poder realizar un control biológico sin la utilización de pesticidas.

Ecologistas en Acción ha pedido al Consejero de Agricultura que dé marcha atrás a las autorizaciones de uso de este pesticida y promueva realmente en Andalucía una agricultura de calidad, saludable y respetuosa con el medio ambiente como es la agricultura ecológica.