Protesta en la presentación del Decreto de Parques Naturales de Andalucía

El jueves 10 de febrero la Junta de Andalucía presentaba en Málaga el Decreto Regulador de los Usos y Actividades de los Parques Naturales de Andalucía.

Intervenía en el acto el consejero de Medio Ambiente José Juan Díaz Trillo.

Varios miembros de Ecologistas en Acción han aprovechado el acto para expresar el desacuerdo de nuestra organización con la aprobación de este Decreto.

Parte de la acción consistió en la entrega del comunicado a todos los asistentes, incluído el consejero, que en su discurso se dirigió a los pariticipantes de la acción tratando de rebatir "elegantemente" los argumentos ecologistas.

A continuación puedes ver su respuesta:

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el Decreto que supuestamente tiene como objetivo agilizar los trámites administrativos en los parques naturales, pero que en realidad lo que pretende es fomentar el urbanismo especulativo en estos espacios naturales protegidos. En contra de las promesas del sr. consejero de Medio Ambiente y contra lo que se asegura en la reseña hecha pública tras el Consejo de Gobierno, el Decreto deja claro que los Planes Generales de Ordenación Urbana de los municipios (PGOU) que se aprueben a partir de ahora tendrán prevalencia sobre las propias normas de protección de los parques naturales, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG).

Así, la Disposición Transitoria 2ª determina que “Las previsiones urbanísticas relativas a parámetros de edificación y características constructivas contenidas en las normas generales de los PORN y los PRUG de los distintos parques naturales, serán de aplicación hasta tanto sean aprobados definitivamente, y con posterioridad a la entrada en vigor de este decreto, los correspondientes planes urbanísticos…”, y que una vez aprobados los PGOUs dejan de tener eficacia en ese municipio las normas urbanísticas de este mismo Decreto.

Pero la cosa no queda ahí, el Decreto faculta al consejero a modificar los PORN y PRUG de los parques naturales para “adecuarlos” a los planes urbanísticos (Disposición Final décimo cuarta-e), e incluso, en el apartado f) de esta misma disposición, le faculta a “adaptar” los límites de los parques naturales cuando se modifiquen “los criterios que dieron lugar al establecimiento del límite, así como por el resultado de los procesos de deslinde del dominio público”. O sea, una zona que se degrade por incendios, urbanizaciones ilegales o vertidos, podría ser excluida del parque natural por decisión del consejero.

Si se modifica el deslinde de dunas o marismas, también podrían excluirse del parque natural. Y todo por decisión arbitraria del consejero, sin trámite de información pública ni cocimiento ni informe de las Juntas Rectoras de los parques naturales, en contra de lo establecido legalmente.

Por otra parte, el decreto permite que los propietarios de parcelas de los parques naturales construyan “instalaciones de servicios” (casas de aperos) con el único trámite de comunicarlo por fax, desentendiéndose del volumen de la edificación (que ya se sabe que finalmente son mansiones), de las vías de acceso que se abren y por tanto de los daños ambientales que producen. Para cuando los agentes forestales se enteren de estos desatinos la obra estará ya hecha y ningún político se atreverá a dar órdenes de demolición.

Este Decreto supera todo lo imaginable en despropósitos políticos y en vulneración de normas legales de rango superior, como es la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (LPNB), ley básica del Estado que prescribe que los planes urbanísticos no pueden contradecir las normas de protección de los parques naturales (PORN y PRUG) y deben supeditarse en todo caso a sus determinaciones.

Ecologistas en Acción advierte de las graves consecuencias que va a tener este Decreto, ya que puede fomentar una carrera de los Ayuntamientos para aprobar nuevos planes urbanísticos que sean más permisivos con las construcciones en los parques naturales. Además, se está lanzando desde la Junta el falso y peligroso mensaje de que la salida a la crisis pasa por flexibilizar las normas urbanísticas en los parques naturales.

Como ya habíamos advertido, Ecologistas en Acción recurrirá este Decreto al TSJA, por considerarlo nulo de pleno derecho y lo denunciará ante la Unión Europea, ya que 23 de los 24 parques naturales están protegidos por la legislación comunitaria como Lugares de Interés Comunitario (LIC).