1ª Ecomarcha en bici

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

 COMUNICADOS

30 de julio de 2011

Vive el Ebro desemboca en el delta cargado de todo aquello que le falta al río

Varios integrantes de la Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, depositan desde una barca tradicional del delta del Ebro los sedimentos recogidos durante su recorrido en las tres últimas semanas como símbolo de todas aquellas cosas que se han arrebatado al río en las décadas más recientes y que le impiden ser la fuente de vida que siempre había sido.

En su proceso de recogida de sedimentos, experiencias, opiniones, reivindicaciones e ilusiones, la Marcha Vive el Ebro ha puesto de relieve que dicha cuenca no es ajena a la crisis ambiental, y climática y que las únicas vías de solución pasan por una reducción clara del consumo de energía y materiales para poder vivir mejor con menos cosas y ser más justos con personas de otras sociedades y de generaciones futuras.

Las más de 250 personas que han participado en esta marcha, de carácter reivindicativo, comunicativo y lúdico, testimonian que nuestras sociedades requieren: menos embalses y trasvases que atiendan a criterios únicamente económicos para su construcción, menos producción de electricidad contaminante e insostenible en centrales térmicas de combustibles fósiles y centrales nucleares, menos construcción depredadora en los espacios naturales como las riberas de los ríos, menos derroche de los bienes naturales como el agua, menos agricultura intensiva que utiliza agrotóxicos y organismos modificados genéticamente, menos emisión de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático... y en definitiva, menos producción y consumo que nos coloque por encima de los límites del planeta y los entornos en los que vivimos y de los que dependemos.

La decena de miles de personas que han apoyado y compartido sus debates con los ciclistas, piragüistas y caminantes, en su recorrido de más de 1.300 km en total, atestiguan directamente con sus opiniones que es necesario mucha más participación social de base en la toma de decisiones políticas, más pausa en los ritmos de vida, más contacto con las personas de otras generaciones, tradiciones y culturas, y por tanto, unas vidas más sencillas en lo material y ricas en los vínculos y en la convivencia.

Según relataba uno de los párrafos que han recitado los ciclistas en cada parada que han realizado en su recorrido por el Ebro, celebraban esta marcha “porque cuando se movían se sentían más vivos. Porque querían compartir los retos y elaborar colectivamente, con todas las poblaciones de la cuenca del río a ritmos sostenibles, las soluciones de las crisis climática, energética y social en la que nos encontramos”.

29 de julio de 2011

Vive el Ebro exige el cumplimiento del Plan de Cuenca

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción llega hoy a Tortosa para unirse a la Plataforma en Defensa del Ebro en sus reivindicaciones ante el Gobierno español. Detrás de los graves problemas socioambientales denunciados por la marcha en sus más de 800 km de recorrido, se han señalado las responsabilidades políticas y propuesto soluciones para una intervención urgente por parte de los diferentes poderes públicos.

Entre las demandas prioritarias está el Plan de Cuenca del Ebro que el Gobierno español incumple desde hace más de dos años. El Plan que es obligatorio por la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea, debería establecer un régimen mínimo de caudales ambientales para el río y el Delta con el objetivo de salvaguardar sus frágiles ecosistemas. Este régimen mínimo fue calculado científicamente en el año 2008, aceptado por todas las partes interesadas y aprobado dos veces por el Parlamento catalán.

No sólo se está incumpliendo el Plan de Cuenca si no que además se siguen autorizando más usos de las aguas del Ebro, aumentado la presión por encima de las capacidades de carga de la cuenca . Como señala Manolo Tomás, representante de la Plataforma en Defensa del Ebro "el trasvase del Ebro se está haciendo. Los gobiernos actuales camuflan los trasvases hacia Valencia y Barcelona con falsos regadios", refiriéndose a la construcción de los canales Xerta-Sènia y Segarra-Garrigues. Para Manolo Tomás, los dos próximos años "serán claves para las Tierras del Ebro y el rio". A la falta de caudales y el secuestro de sedimientos por los numerosos embalses construidos en la cuenca, se suman los efectos del cambio climático que de no frenarse "agravarán de forma irreversible la gran vulnerabilidad del Delta" según declara Quim Pérez de Ecologistas en Acción, quien se ha referido a estudios encargados por el antiguo Departamento de la Generalitat de Catalunya que afirman que "en 60 años podría desaparecer un 80 % del Delta del Ebro y, por lo tanto, la gran mayoría de sus poblaciones y ecosistemas".

Las organizaciones denuncian que únicamente intereses privados y empresariales pueden estar detrás de la falta de cumplimiento de las obligaciones del gobierno, intereses que podrian verse afectados por la aplicación de la normativa europea, en la que prevalece el interés común y la biodiversidad y sostenibilidad ambiental como valores fundamentales para garantizar los medios de vida para la poblaciones.

28 de julio

Vive el Ebro: pide en Ascó que no se renueve el permiso de la nuclear ante la acumulación de incidentes

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, junto a la Plataforma en Defensa del Ebro y la Coordinadora Antinuclear de Cataluña ha realizado una protesta antinuclear a su paso por Ascó (Tarragona). Las organizaciones piden la no renovación del permiso de explotación de la nuclear ante la acumulación de incidentes.

Precisamente el pasado martes 26 de julio se ha producido el último incidente en la central nuclear de Ascó (Tarragona), que se suma al cúmulo de ellos de esta central, muchos de los cuales se deben a una manifiesta falta de cultura de seguridad de sus explotadores.

El nuevo incidente de Ascó ha consistido en el mal funcionamiento de uno de los medidores del caudal de fugas de las bombas de refrigeración, lo que ha motivado que estas bombas tuvieran más fugas de las permitidas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Las bombas de refrigeración son vitales para enfriar el núcleo del reactor y evitar que se funda, por lo que es imprescindible que mantengan un caudal necesario de agua en el circuito primario. Si bien éste no diminuyó por debajo de los límites de seguridad, el fallo se produce en un sistema vital y podría haber dado lugar a una situación de peligro de haber sido mayor la fuga.

No ha sido éste un incidente aislado sino que viene a sumarse al cúmulo de problemas que se han producido en Ascó y que se agravan por la manifiesta falta de cultura de seguridad de sus explotadores, que se puso de manifiesto en la fuga de partículas radiactivas de 2007 o, más recientemente, en el paso de dos pesadas compuertas por encima de la piscina de combustible gastado, cuya caída habría producido un accidente catastrófico. Los continuos sucesos y accidentes que han tenido lugar en la nuclear denotan que el titular antepone sus beneficios a la seguridad de las personas y el medio ambiente. El escape de partículas radiactivas al exterior de los edificios de contención, y que el operador escondió mientras se permitía la visita a la central de cientos de estudiantes, se encuentra en los juzgados en estos momentos.

Dado que el próximo mes de octubre vence el actual permiso de explotación para los dos grupos, Ascó I y II, el titular de la central nuclear, la Asociación Nuclear Ascó y Vandellòs (ANAV), ha solicitado ya la renovación del permiso de explotación, que tendrá que contar con la emisión de un informe favorable del CSN. Sin embargo, tras la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la central nuclear de Garoña, queda claro que el Gobierno tiene potestad para no renovar el permiso, sea cual sea el sentido del informe que elabore el CSN.

Ecologistas en Acción pide al CSN y al Gobierno que no renueve el permiso y proceda al cierre de la central nuclear, no sólo por el riesgo intrínseco que representa la energía nuclear en sí, sino también por que Ascó sufre de serios problemas estructurales y de diseño que no han hecho más que incrementarse con el paso del tiempo.

Además, Ascó tiene próxima la saturación de sus piscinas de combustible gastado, por lo que se ha elaborado un proyecto de construcción de un Almacén Transitorio Individual (ATI) en seco y en superficie, lo que permitiría alargar la vida de la central de una manera temeraria. Las organizaciones piden el cierre inmediato de la central nuclear y el abandono definitivo de la energía nuclear.

27 de julio

Vive el Ebro: Denuncia la contaminación en Flix

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, llega a Flix, localidad que cuenta con una actividad química centenaria responsable de uno de los mayores desastres ambientales por contaminación por sustancias organocloradas, metales pesados y radionúclidos.

Ecologistas en Acción lleva desde 2006 midiendo los niveles de mercurio en aire y suelos alrededor de la planta de producción de cloro-sosa de Ercros Industrial, en las orillas del pantano de Flix (Tarragona). Los resultados de las mediciones son cada vez más preocupantes por el continuo aumento de los niveles de un contaminante que está envenenando el medio ambiente de todo el planeta.

Tanto el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como la Comisión Europea llevan años advirtiendo de que el mercurio representa una seria amenaza para la salud humana y el medio ambiente del planeta, y todas las investigaciones científicas apuntan a que hay que tomar medidas inmediatas que reduzcan los niveles mundiales de este peligroso metal pesado.

La Directiva europea IPPC estableció que a partir del 30 de octubre de 2007 todas las industrias debían utilizar las Mejores Técnicas Disponibles, entre las que no se incluye el proceso con celdas de mercurio. Sin embargo, el acuerdo firmado entre el Ministerio de Medio Ambiente y la industria del cloro autoriza la utilización de esta tecnología hasta el año 2020. Ecologistas en Acción considera inaceptable este plazo y la contaminación que conllevaría, por lo tanto exige que las administraciones autonómicas y estatales no sigan autorizando una tecnología obsoleta, que no concedan permisos de actividad a estas plantas y que insten a la empresa Ercros a reconvertir sus procesos y a utilizar tecnologías de producción limpia.

La fábrica de Ercros lleva funcionando desde finales del siglo XIX, y empezó a utilizar tecnología de celdas de mercurio en 1949. Desde su inauguración, ha vertido al Ebro en el pantano de Flix miles de toneladas de contaminantes tóxicos y tan peligrosos como el mercurio. Actualmente está en marcha el proyecto de restauración ambiental más importante de Europa para la extracción de los lodos tóxicos, cuya licitación ha ascendido a cerca de 200 millones de euros provenientes de fondos públicos estatales y europeos.

Llegar hasta aquí ha costado y nos tenemos que felicitar esperando que se cumplan los plazos y se ejecute con todas garantías. No obstante, Ecologistas en Acción quiere denunciar la deuda histórica y moral que tiene el complejo químico de Ercros como autor de este impacto y solicitar a los poderes públicos que exijan que sea Ercos quien asuma los costes de las obras de descontaminación del embalse de Flix y la reparación de los daños ambientales y económicos causados durante décadas a toda la cuenca del Ebro.

26 de julio

En marcha por la justicia climática

Las mujeres, niños y niñas de la Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, salen y llegan en primer lugar en la etapa ciclista de hoy (Caspe-Mequinenza) como símbolo de las sociedades y grupos sociales más vulnerables al cambio climático, que requieren un reparto equitativo del acceso a los recursos y los sumideros del planeta.

La responsabilidad sobre el cambio climático no está igualmente repartida, ya que existe una minoría de sociedades (países enriquecidos industrializados) que se han beneficiado y se benefician de los privilegios que conlleva la sobreexplotación de los recursos fósiles y la saturación de los sumideros del planeta (atmósfera y océanos fundamentalmente). Esa situación provoca que las sociedades (y las personas, como las mujeres y l@s niñ@s) que menos han contribuido a la emisión de los gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático a lo largo de la historia (o lo han hecho mínimamente) estén sufriendo sus más graves impactos (y lo harán en el futuro), y que tengan más dificultades para acceder a los recursos mínimos para una vida digna.

Es evidente que la búsqueda de soluciones sociales al cambio climático debe apoyarse en el derecho de todos los habitantes del planeta a poder acceder y disfrutar de una parte equitativa del espacio ambiental mundial. Para ello, una parte de la población del mundo (la minoría de la que formamos parte) tendrá que apartarse del espacio ambiental que no le corresponde para que el resto pueda acceder al suyo. Pero también es justo que se salde la deuda contraída por los países industrializados con los países del Sur global a cuenta de la privación de recursos, el comercio desigual, los daños ambientales y la ocupación del espacio ambiental para absorber los residuos (gases).

Es la Justicia climática la que reivindica y exige que las desigualdades e injusticias generadas por el cambio climático sean saldadas y reparadas, más que por una cuestión de caridad por verdaderos motivos de justicia social.

25 de julio

Vive el Ebro: objetivo 1,5 ºC

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, forma un 1,5 ºC con sus bicicletas a la salida y la llegada de su etapa de hoy (Pina de Ebro-Caspe) para resaltar la importancia de que el aumento de temperatura no supere esa cifra y poder evitar así los más graves impactos del cambio climático.

Se conoce desde hace años ya que no es posible evitar el desequilibrio climático; ésa ha dejado de ser la cuestión. El verdadero debate a resolver es cuánto de grave es el cambio climático que la humanidad puede asumir. Entre 1906 y 2005 la temperatura media global de la superficie de la Tierra ha aumentado 0,74 ºC y la lista de alteraciones de sistemas físicos y biológicos es ya muy larga. Limitar el aumento de la temperatura media del planeta a un máximo de 1,5 ºC atenuaría o evitaría muchos de los efectos adversos más graves del cambio climático.

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera que permite mantenerse por debajo de este límite con bastante seguridad es de 350 ppm. En ese caso, el riesgo de superar los 2 ºC sería prácticamente nulo, y el de superar 1,5 ºC no sería significativo. Los científicos se han dado cuenta en los últimos tiempos de que existen lentos procesos de retroalimentación, tales como el derretimiento del hielo y la liberación de gases de efecto invernadero por el suelo y el océano en un clima más cálido, que se pueden producir en una escala de tiempo de décadas y siglos, es decir, a un ritmo mayor del estimado anteriormente (*).

Propuesta <2 ºC en 2100 <1,5 ºC en 2100
Objetivo 1,5 ºC 95% 75%

Para conseguir el objetivo del equilibrio climático por debajo del límite marcado por los científicos, la senda de evolución de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero debería alcanzar su máximo en el año 2015 como muy tarde y, a partir de ese momento, comenzar a disminuir.

Todo esto tiene una especial simbología en la etapa de hoy y mañana, que transcurren por zonas con varias centrales térmicas ya instaladas y proyectos de nuevas en curso (Escatrón, la cercana Andorra, Mequinenza…). No hay que olvidar que una de las grandes fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero son las centrales térmicas, y especialmente en Aragón, donde suponen el 60% de sus emisiones totales, todas ellas ubicadas en el corredor del Ebro. Por ello, la Marcha Vive el Ebro realiza acciones para llamar la atención sobre ellas al paso por las térmicas de Escatrón y Mequinenza.

(*) Hansen, J. et al. “Target atmospheric CO2: Where should humanity aim?” Open Atmos. Sci. J. 2008.

24 de julio de 2011

La Marcha Vive el Ebro se alojará en Pina de Ebro gracias a la solidaridad de sus vecinos

Las personas integrantes de la Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, agradecen las muestras de solidaridad recibida por parte de numerosos vecinos y vecinas de Pina de Ebro, los cuales, conocida la actitud de su alcaldesa, se organizaron en la tarde de ayer de forma espontánea para buscar alojamiento en edificios particulares.

Gracias a ello, finalmente los participantes se van a poder alojar en un local particular, una peña, y tener un techo para pasar la noche en Pina de Ebro. De este modo la población de esta localidad ha demostrado estar muy por encima de la actitud y las formas de su alcaldesa.

Igualmente, Ecologistas en Acción reafirma su apoyo a la Plataforma Pina sin Plomo que lucha porque su localidad este libre de este proyecto altamente contaminante. Todavía con más fuerza si cabe tras las presiones recibidas desde la alcaldía.

Como protesta por la actitud de la alcaldesa, se convoca a una concentración en la plaza de Pina de Ebro, hoy domingo, a las 20:30 horas acompañada de un acto informativo entre los participantes en la Marcha y los vecinos de Pina de Ebro.

23 de julio de 2011

La alcaldesa de Pina de Ebro deniega el alojamiento a la marcha Vive el Ebro

Esta regidora es la primera en toda la cuenca del Ebro que adopta esta actitud y la justifica por la colaboración de Ecologistas en Acción con la Plataforma Pina sin Plomo.

Con fecha 10 de junio de 2011 Ecologistas en Acción presentó la correspondiente petición escrita al Ayuntamiento de Pina de Ebro solicitando una instalación pública para la pernocta de los participantes en la Marcha del Ebro en la etapa del 24 de julio Zaragoza-Pina de Ebro.

Procedimiento idéntico al realizado en el resto de Ayuntamientos de las etapas que componen la Marcha del Ebro, cuyo objetivo es fomentar los valores del río. Mediante el seguimiento de la solicitud corroboramos que ésta era viable al no coincidir con otros eventos y cumplir con los fines de un espacio público.

Con fecha 22 de julio (48 horas antes de nuestra llegada), la Alcaldía-Presidencia de Pina de Ebro dictaba un Decreto de Alcaldía por el que manifestaba no disponer de los edificios solicitados (pabellón o centro cultural).

Sorprendidos por dicho Decreto, Ecologistas en Acción contactó telefónicamente con la Alcaldesa-Presidenta, Dª María Teresa Martínez, la que nos comunicó que si éramos colaboradores de la Plataforma Pina sin Plomo (plataforma ciudadana de Pina de Ebro que se opone a un controvertido proyecto de fundición de plomo que cuenta con el apoyo personal de la alcaldesa) no era posible que dispusiéramos de los servicios públicos del Ayuntamiento que ella presidía.

Ante ello, la Marcha del Ebro se ve en graves dificultades para buscar otra alternativa de alojamiento para la etapa Zaragoza-Pina de Ebro. De esta manera la alcaldesa de Pina de Ebro deja a decenas de personas (entre ellas niños y niñas) sin un lugar para pasar la noche, siendo el primer Ayuntamiento de toda la cuenca del Ebro que le ha denegado la utilización de las instalaciones públicas para una actividad de estas características.

Desde Ecologistas en Acción lamentamos profundamente este modo de proceder, mediante Decretos personales que deciden sobre bienes de uso público, en base a que se compartan o no las ideas del alcalde de turno. Con el agravante añadido de realizarse de mala fe, sin que exista tiempo material para poder subsanar el daño causado.

22 de julio de 2011

Vive el Ebro protesta contra los transgénicos

La Marcha Vive el Ebro, organizada por Ecologistas en Acción, llega a Zaragoza para denunciar los impactos de los transgénicos, siendo Aragón la Comunidad Autónoma con mayor superficie de estos cultivos peligrosos para la salud y la biodiversidad.

En 2010 la superficie de maíz transgénico sembrada en España ascendía a unas 67.726 ha, la mayor parte de esta superficie corresponde a Aragón, Cataluña y Extremadura. Ignorando el rechazo ciudadano y las evidencias científicas que alertan de sus peligros, el gobierno español sigue promoviendo la siembra masiva e irresponsable del maíz transgénico MON810, a pesar de que el cultivo de esta variedad transgénica haya sido prohibido en 9 países europeos. La Marcha “Vive el Ebro” exige con su presencia en Aragón retirar el maíz transgénico de la agricultura y la alimentación.

En el informe “Buenas Razones para Retirar las Variedades de Maíz MON810 cultivadas en España”, editado por Ecologistas en Acción junto a la Plataforma Rural, se compila las evidencias científicas de los peligros para el medio ambiente, para la economía agraria y para la salud de las personas que representa esta variedad cultivada en Aragón.

Cada vez son más las evidencias científicas que muestran los daños para la salud de las personas que representa este cultivo. Un estudio, patrocinado por el Ministerio de Medio Ambiente y Salud de Austria, evidencia problemas significativos de descenso de la fertilidad en ratones alimentados con maíz MON 810. En otro ensayo de laboratorio, se ponen de manifiesto trastornos del sistema inmunológico en grupos vulnerables (ratones muy jóvenes o de edad avanzada) cuya dieta contenía MON 810. En otra investigación, en la que por primera vez se realizó un análisis comparativo de los resultados de ensayos de alimentación de ratones con 3 maíces transgénicos (NK 603, MON 810 y MON 863) reveló nuevos efectos “colaterales” asociados al consumo de maíz transgénico, concluyendo que existen indicios de toxicidad en hígado y riñones y que no pueden descartarse repercusiones metabólicas directas o indirectas imprevistas ocasionadas por la modificación genética.

El Estado español acoge además el 42% de los experimentos con transgénicos a cielo abierto que se realizan en la UE. Sin embargo, como han denunciado reiteradamente organizaciones ecologistas, agrarias y consumidores, es difícil verificar estas superficies ya que el ministerio no publica un registro de las parcelas de transgénicos, incumpliendo las normas comunitarias. “La inexistencia de un registro público con información sobre las parcelas sembradas con variedades transgénicas imposibilita un seguimiento riguroso de estos cultivos y vulnera el derecho a la información de los agricultores que no siembran transgénicos, cuyos campos con frecuencia están siendo contaminados, lo que provoca pérdidas económicas y de biodiversidad agrícola”, señala Ecologistas en Acción.

Desde hace 14 años, diversas organizaciones sociales, ecologistas, agrarias y de consumidores han denunciado la vulneración del Principio básico de Precaución y del Artículo 8 del Convenio Europeo de los Derechos Humanos que dispone que “cada ciudadano tiene derecho a un medio ambiente sano”. A pesar de la fuerte oposición frente a los transgénicos, el gobierno mantiene un marco legal hecho a la medida de las multinacionales, que son los únicos beneficiarios, y organismos de control científico no fiables, dominados por la industria y donde existen conflictos de intereses.

22 de julio de 2011

Los dragados de los ríos producen la destrucción del ecosistema fluvial

La Marcha “Vive el Ebro”, organizada por Ecologistas en Acción, a su paso por Zaragoza denuncia que los dragados de los ríos son una de las acciones que más impacto producen sobre los ecosistemas fluviales, al suponer la completa eliminación del lecho fluvial, donde se desarrolla una buena parte de la vida del río.

Todavía se siguen realizando en España dragados de ríos, produciendo daños ambientales enormes sobre el río, que además tardan varias décadas en reponerse. Además, dichos dragados carecen de sentido práctico, al no practicarse apenas nada la navegación fluvial en nuestro país. Además, una parte de nuestros ríos está integrada en la Red Natura 2000, por lo que los dragados constituyen además en estos casos un incumplimiento claro de la normativa comunitaria.

Por otra parte, en algunas ocasiones los dragados de ríos pudieran estar enmascarando la extracción masiva de áridos para la construcción. De hecho, algunos proyectos que se presentaron hace ya algunos años de dragados de ríos, no eran más que extracciones de áridos, que nunca obtendrían la autorización ambiental para ello, si se hubieran planteado como tales.

En definitiva, se trata de una práctica que produce daños ambientales enormes sobre los ecosistemas fluviales, transformando los ríos en canalizaciones de agua casi artificiales, y cuya recuperación conlleva como mínimo varias décadas. Además, en nuestro país carecen de cualquier tipo de utilidad social y económica.

Por todo ello, Ecologistas en Acción exige al Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino que abandone definitivamente el dragado de ríos en nuestro país, tanto por el enorme daño ambiental que producen, como por su casi nula utilidad social.

19 de julio de 2011

Vive el Ebro pide el cierre de las térmicas de Castejón

La Marcha “Vive el Ebro”, organizada por Ecologistas en Acción, pide a las empresas propietarias de las centrales térmicas de Castejón -Iberdrola e Hidrocantábrico- que dejen de maltratar el río Ebro al alterar sus aguas para la generación de energía y que tiene consecuencias negativas ambientales y sociales.

La Plataforma de la Ribera No + centrales junto con la Fundación Sustrai Erakuntza explican a los integrantes de la marcha por el Ebro que las centrales térmicas de Castejón (Navarra) contribuyen enormemente al aumento del ozono troposférico, perjudicial para las personas, ya que se encuentra a apenas 200 metros del municipio. Además, estas centrales sirven de alimento para el Tren de Alta Velocidad (TAV), una situación que también ha sido denunciada por ambas plataformas de defensa del medio ambiente.

El portavoz de la Plataforma de la Ribera No + centrales, Jesús María Tomás, señala que a pesar de que Navarra ha sido pionera en materia energética en la última década, las centrales térmicas no han cumplido con sus objetivos de generar empleo y riqueza, sino que además han alterado el caudal del Ebro al utilizar sus aguas para la refrigeración de la central y que luego devuelven con un aumento de su temperatura que produce alteraciones en el hábitat de las especies que viven en el río.

La plataforma ha conseguido una presión mayor contra las térmicas que les ha permitido su denuncia por vía administrativa y judicial. De hecho, tienen pendiente tres sentencias: dos en la Comunidad Foral de Navarra y otra en la Audiencia Nacional.

Por todos estos problemas, participantes de la marcha “Vive el Ebro” y Ecologistas en Acción se han unido a la protesta de la Plataforma de la Ribera No + Centrales y a la Fundación Sustrai Erakuntza para pedir el cierre de las centrales térmicas de Castejón que tanto daño causan en el río Ebro.

Centrales en el Ebro

En total, cerca de 50 hectómetros cúbicos de agua del Ebro se dedican a la obtención de energía, sin contar los embalses. Por lo tanto, una reducción del consumo de ésta, así como una apuesta por energías renovables, ayudaría en gran medida a recuperar el cauce y la vida del río, y también a disminuir la contaminación del agua y del aire en su entorno.

Aparte de la central térmica de Castejón, otras centrales térmicas –de carbón, de gas y nucleares– que se encuentran a lo largo del curso del Ebro consumen, por cada 1.000 MW en funcionamiento, aproximadamente un metro cúbico de agua por segundo. De este agua, las dos terceras partes se evapora en las torres de refrigeración, y el resto se devuelve al río, a una temperatura muy superior a la que corresponde al medio al cual se devuelve. Un agua que, a pesar de estar hablando del río más caudaloso del territorio español, es muy necesaria para otros usos y, sobre todo, para mantener la biodiversidad del río y sus riberas. Los poderes públicos siempre se olvidan, cuando discuten sobre la propiedad del agua, que ésta es, por encima de todo y aunque parezca una trivialidad, del propio río.

Por si esto fuera poco, la limpieza periódica de los conductos de refrigeración de estas centrales, efectuada con detergentes muy agresivos, ocasiona en demasiadas ocasiones mortandad en los peces, cangrejos y otros habitantes del agua del Ebro.

Por otro lado, las principales centrales de energía hidroeléctrica se acumulan en las cuencas del Cinca y el Segre, donde se encuentran las presas de Tabescán, Moralets, Estangento y Canelles. Estas presas ocupan el espacio que antaño ocuparon hermosos valles de montaña, y regulan el caudal del río de forma continúa durante todo el año, sin acomodarse a los ciclos vitales que regían la vida de sus habitantes, con caudales menores en verano y principios de otoño. Pero sobre todo suponen una barrera a los desplazamientos y a la biodiversidad. También encontramos dos grandes centrales en el mismo río principal, cerca del bajo Ebro, en Mequinenza y en Ribarroja.

A lo largo del cauce del Ebro encontramos, de igual modo, tres reactores nucleares: el de Santa María de Garoña, en Burgos, y los dos de Ascó, en Tarragona. El consumo de agua de estas centrales es la más importante, a nivel energético, de todos los que sufre el caudal del río. A lo largo del año supone 31,5 hectómetros cúbicos, de los cuales 10 se devuelven al río a elevada temperatura.

Además, en el valle del Ebro se encuentran las centrales de gas, de ciclo combinado, de Arrúbal (La Rioja) y Castejón (Navarra), en el cauce medio alto. En Aragón están las de Escatrón y Castellnou, y en Tarragona la de Plana del Vent.

Para terminar, las centrales de carbón de Escatrón, en el mismo valle del Ebro, y las de Andorra y Escucha, en Teruel también ocasionan este tipo de problemas.

17 de julio de 2011

Vive el Ebro llega a Navarra para concienciar sobre el cambio climático y promover un consumo sostenible

La marcha “Vive el Ebro”, organizada por Ecologistas en Acción, llega a Navarra después de recorrer las comarcas y paisajes del Alto Ebro. La marcha ciclista reivindicativa ha pasado hoy por Lodosa, donde ha participado en varios actos públicos sobre concienciación medioambiental y contra la violencia machista.

La Marcha “Vive el Ebro” es una ruta reivindicativa ecologista, formada por una columna de ciclistas que esta recorriendo todo el curso del río Ebro durante 21 días, recordando los impactos y riesgos ambientales que el cambio climático supone para nuestro futuro y la necesidad de un modelo económico, social y ecológico diferente que se basa en la alternativa del decrecimiento, en la explotación, el uso y el consumo de los recursos naturales y en la idea de que es posible y deseable “menos para vivir mejor”.

Desde Fontibre, el nacimiento del Ebro en Cantabria donde partió el pasado sábado 11 de julio, hasta el Delta del Ebro a donde se llegara el 30 de julio, más de 100 ciclistas conforman la columna principal, que se acompaña de un par de barcas tradicionales de “quilla plana” que se han usado para transporte fluvial y son pilotadas por barqueros de la Plataforma en Defensa del Delta del Ebro. Además, en diversos lugares están apoyados por poblaciones y organizaciones sociales que trabajan en la defensa del Ebro, frente a las múltiples agresiones que sufre este ecosistema natural: embalses y azudes, centrales termoeléctricas o nucleares; o regadíos excesivos para campos de transgénicos.

Al paso de la Marcha “Vive el Ebro” por Navarra, el Ayuntamiento de Lodosa junto con el colectivo Gurugu han preparado una jornada de limpieza de la ribera que ha estado, en la que han participado cerca de cien vecinos y que ha estado amenizada con actuaciones musicales y con la degustación de comida típica de la zona, a la que se han unido l@s ciclistas de la marcha. Dentro de esta jornada, se ha leído el manifiesto de “Vive el Ebro”, así como un comunicado, por parte de la organización local, en el que reiteraba la necesidad del cuidado al medio ambiente, en especial de los espacios próximos al Ebro. También se ha recordado la necesidad de luchar contra la violencia machista tras los últimos casos de agresiones sexuales que se han producido en las fiestas de San Fermín.

Los participantes en el descenso por el río Ebro pasarán tres días entre Navarra y La Rioja, antes de su llegada a Zaragoza, y donde realizarán acciones relacionadas contra las térmicas de Castejón y Sotos de Ebro o un acto contra la destrucción de los Sotos en el Parque del Cidacos.

15 de julio de 2011

Vive el Ebro fluye por La Rioja con una masa crítica por Logroño

La marcha “Vive el Ebro” fluye ya por La Rioja y lo hace con el flujo lento de las cosas vivas, rodando en bicicleta, en barcas tradicionales o en piraguas deslizándose por el Ebro. En la jornada de hoy desarrolla una masa crítica por Logroño en la que tanto ciclistas como barqueros promoverán un modo de vida sostenible.

El grupo Logroño en Bici-Ecologistas en Acción coincidiendo con la Marcha “Vive el Ebro” a su paso por la capital riojana ha organizado una bici critica. La protesta pretende concienciar a la población logroñesa sobre cómo transformarse en una ecociudad donde el uso del transporte sostenible sea una prioridad.

El manifiesto de Logroño en Bici, el descenso por el río Ebro en el que participan más de cien personas camina pegado al terreno, propulsada por el poder de la honestidad de lo conseguido por los propios medios. Sin dañar, sin explotar, sin agredir, sin abusar, sin pan para hoy con hambre para mañana.

En tiempos de crisis sistémica en la que ya no pueden obviarse por más tiempo los excesos de este modelo económico y político injusto, imposible, insostenible socialmente, climáticamente, planetariamente.

En tiempos de movilizarse de nuevo para recuperar un protagonismo del espacio público reclamado y recuperado por los ciudadanos de a pie, a pesar de su degradación por los desmanes normativos y su entrega a los feroces intereses privados, bajo el pretexto del “fomento de la convivencia y el civismo”.

Celebrando la menor probabilidad de que los isótopos del mismo reactor que el de Fukushima, aguas arriba de este mismo río que reivindicamos vivo nos rieguen cualquier día… Aunque seguirán ahí lo mismo que ahora dentro de cientos de miles de años.

Ante megaproyectos de ecociudades que tienen mucho más de especulación económica que ecológica, pues lo ecológico se incorpora al discurso oficial con tanta velocidad como se desposee de contenido, para quedarse como simple imagen tan “verde” como hueca.

Para contestar a la ficción de mantener un crecimiento indefinido en un sistema por definición finito: algo así como pretender solventar la densidad del tráfico motorizado construyendo más y más plazas de aparcamiento…

Mientras muchos de nuestros activistas caminan hacia Madrid en otra marcha lenta, descalza de medios pero armada de razón y derecho, por objetivos muy similares y asimilables a los nuestros, soñando con el mismo mundo que queremos…

Apoyando movimientos globales que suscriben la potencial resonancia a escala mundial de los cambios personales y el encuentro de responsabilidades individuales en una responsabilidad colectiva…

Frente al desarrollismo insolidario, artificial y ciego que alimenta las burbujas de la especulación, y su posterior estallido, acordamos la necesidad ineludible de no seguir alimentando la voraz maquinaria que se devora a sí misma...

La creciente masa crítica de personas que no esperan cambios sino que los ejercen ya día a día en sus decisiones cotidianas, fluiremos rodando por Logroño con un mensaje inequívoco: Como el río que nos da la vida, Menos para vivir mejor

14 de julio de 2011

Vive el Ebro protesta en Haro contra el proyecto Paisajes del Vino

La Marcha “Vive el Ebro”, organizada por Ecologistas en Acción, realiza un acto de protesta contra el campo de golf incluido en el proyecto “Paisajes del Vino” situado en Haro (La Rioja). Este proyecto que consiste en 1.500 viviendas y un campo de golf representa un pelotazo urbanístico con graves impactos sociales y ambientales para Haro.

En el acto que celebrado esta mañana en el centro de Haro, el portavoz de la Marcha por el Ebro, Carlos Alonso, señala que: “aunque La Rioja no es Mediterráneo, el boom urbanístico no ha pasado de largo en esta región donde las urbanizaciones de baja densidad y chalets adosados se han centrado en residencias, pretendidamente rurales, y en el turismo enológico”.

Por tanto, Ecologistas en Acción rechaza rotundamente el proyecto que bajo la apariencia de un campo de golf lo único que esconde es una auténtica macro urbanización ya que permite la creación de unas 1.500 viviendas y un incremento de 5.000 habitantes. Esto traerá problemas puesto que la reorganización de los servicios e infraestructuras no será sencilla de resolver y traerá vacíos de todo tipo al núcleo urbano. Por si no fuera suficiente, se han encontrado restos arqueológicos durante el estudio de la zona donde se va a construir la urbanización.

Asimismo a aquellos que claman contra el paso de las líneas de alta tensión por las tierras vinateras más fértiles, la Marcha “Vive el Ebro” les quiere recordar que esta circunstancia se da porque otras tierras de paso están siendo destinadas a campos de golf y urbanizaciones, puesto que el proyecto convertirá viñedos en una especie de complejo turístico con gran demanda de recursos. De hecho, el campo de golf que se proyecta consumirá la misma cantidad de agua que actualmente consume la ciudad de Haro, con el consiguiente riesgo que supondrá en situaciones de sequía ya que pueden establecerse cortes de suministro a la población de Haro.

Por todo ello, Ecologistas en Acción apuesta por un modelo posible y sostenible, sin campos de golf y sin atropellos urbanísticos y sin un consumo energético desaforado que obligue a convertir el territorio y el paisaje en una malla de tendidos eléctricos. Recordamos que esta situación no es única, debido a que en la comarca de La Rioja-Álava se proyecta un campo de golf en cada pequeño pueblo, como ocurre con Laguardia y Labastida, donde estas desafortunadas ideas van acompañadas de corrupción urbanística.

Por último, la marcha por el río Ebro recrimina la situación de las canteras de ofitas en San Felices, donde la minería a cielo abierto en el paraje natural de Las Conchas de Haro está causando graves impactos ambientales. Los participantes de la marcha también han protestado sobre este hecho a su paso por la zona de camino a Haro.

14 de julio de 2011

En bicicleta contra la alta velocidad ferroviaria

La Marcha “Vive el Ebro” ha realizado una acción protesta contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) por los impactos ambientales y sociales que supone este tipo de transporte. La acción se ha desarrollado esta mañana en Miranda de Ebro (Burgos), punto de partida de la etapa 6 del descenso por el río Ebro.

Ecologistas en Acción lleva años denunciando que las líneas de alta velocidad ferroviaria provocan grandes impactos ecológicos, económicos, territoriales y sociales, como la alteración y fragmentación de hábitats o el aumento de los desequilibrios entre zonas rurales y urbanas, en perjuicio de las primeras.

En el Estado español se sigue avanzando hacia la consolidación de un transporte ferroviario insostenible, de muy alto coste económico y al que la mayoría de ciudadanos no puede acceder. Ecologistas en Acción retoma los argumentos que lleva exponiendo desde que los sucesivos gobiernos apostaron por esta opción, dejando al ferrocarril convencional, utilizado por la mayoría de los ciudadanos, en la ruina. Si todas las inversiones realizadas en AVE se hubiesen repartido por la red de ferrocarril existente, las mejoras de velocidad y servicios habrían favorecido a mucha más gente, en menos tiempo y con menor impacto ambiental.

Cuando en España se decidió apostar por el tren de alta velocidad, a imitación del francés TGV, éste estaba ya siendo fuertemente cuestionado. Actualmente la mayoría de países europeos apenas se plantean hacer líneas nuevas de alta velocidad, y sin embargo, muchos de ellos tienen magníficas redes ferroviarias, que es precisamente de lo que carece España. Incluso en Francia, tras replantearse el modelo de alta velocidad paralizaron todas las nuevas líneas en construcción y se adaptaron a las infraestructuras ya existentes.

Ecologistas en Acción reitera que hay alternativas de transporte ferroviario menos problemáticas desde el punto de vista social y ambiental, y más baratas, puesto que mejorando las líneas convencionales y aprovechando buena parte de los corredores existentes se pueden alcanzar velocidades de hasta 220 kilómetros por hora, con unos precios de los billetes mucho más asequibles y justos socialmente que los elitistas del AVE. A pesar de ello, el ferrocarril convencional, que es de largo el más utilizado, recibe sólo el 17 % de las inversiones, frente al 76 % que recibe la alta velocidad.

En definitiva, para Ecologistas en Acción la política seguida por el Estado español en relación con la alta velocidad ferroviaria dista mucho de de ser sensata, justa o sostenible. La política todo AVE, junto a la presión privatizadora del sistema ferroviario, amenaza la existencia de un ferrocarril social, público y sostenible como el que proponemos.

13 de julio de 2011

Ecologistas en Acción pide el cierre de Garoña con un simulacro de accidente nuclear

Coincidiendo con el paso de la Marcha “Vive el Ebro”, Ecologistas en Acción quiere recordar el riesgo que supone mantener la central nuclear de Garoña en funcionamiento y señalar los impactos ambientales y sociales de la planta.

Los 150 participantes del descenso del río Ebro, junto con el grupo local de Ecologistas en Acción y algunos vecinos de la zona se han concentrado esta tarde ante las puertas de la central nuclear de Garoña para reclamar su cierre.

La acción ha consistido en un simulacro de accidente nuclear en el que varias personas, incluidos niños, se han vestido con un mono “antirradiación” y con máscaras antigas para no inhalar el humo artificial y que ha servido para escenificar lo que ocurría en el municipio en caso de accidente nuclear.

Ecologistas en Acción ha recordado con esta escena lo acontecido en Fukushima y en Chernóbil, a pesar de que en ambos casos se dijo que un accidente nuclear nunca pasaría en Europa y mucho menos con la tecnología japonesa.

Asimismo, el reactor de Garoña, de idéntico diseño al número 1 de Fukushima, está aquejado de una serie de problemas de seguridad, según reconoció el propio CSN en su dictamen. Por ello, Ecologistas en Acción cree que lo más sensato sería proceder a su cierre inmediato, dado que el circuito primario de Garoña está aquejado de problemas graves de corrosión, lo que ya obligó a reparaciones chapuceras en el año 1999 y siguientes. Además, el propio CSN reconoció varios elementos degradados, por lo que sólo concedió a Garoña una autorización condicionada para funcionar hasta 2019. Según el CSN, era imprescindible que los operadores sustituyeran trenes de cables de cientos de metros, así como los sistemas de aislamiento de gases de la sala de control y el sistema de protección contra incendios. Todos estos problemas, más el hecho de que Garoña se comportará como Fukushima ante un riesgo externo, aconsejan el cierre inmediato de la central.

Garoña empezó a funcionar en 1971, mucho antes de que se incorporaran las lecciones aprendidas en los accidentes de TMI (1979) y Chernóbil (1986) y, desde luego, sin que se apliquen las modificaciones que surjan tras el accidente de Fukushima. El tiempo ha maltratado a esta central, que presenta ya múltiples síntomas de degradación. Pero además, la central está ya amortizada por lo que sus propietarios han recuperado ya su inversión y los ciudadanos no deberían pagar un solo euro de indemnización por el cierre.

La conclusión de Ecologistas en Acción es que Garoña, al igual que el resto de los reactores españoles, es perfectamente prescindible sin poner en riesgo la garantía de suministro de electricidad.

Por si todo esto no fuera suficiente, la central nuclear ha sido responsable de vertidos de agua muy caliente al río Ebro, según medidas recientes, lo que tendrá consecuencias sobre la fauna y la flora del río. Este vertido se produce por la reticencia de los operadores de la central a disminuir la potencia cuando el caudal de agua del Ebro no es lo suficientemente abundante para diluir el agua caliente que emite la central. Este es un problema endémico de Garoña, cuya capacidad de refrigeración está sometida al caudal de las aguas del Ebro. A lo que hay que añadir que éste es cada vez menos abundante en verano por efecto del cambio climático.

No obstante, el funcionamiento de las centrales nucleares y las centrales térmicas alojadas en la cuenca del río Ebro impactan sobre él, deteriorándolo y ocasionándole pérdida de biodiversidad y de sus condiciones ambientales, por lo que “Vive el Ebro” y Ecologistas en Acción también se han encargado de recordarlo durante la manifestación.

En la concentración también estaba previsto que los participantes de “Vive el Ebro” que recorren el río en barca desplegaran una pancarta sobre el río pero finalmente las fuerzas de seguridad se lo han impedido aunque no ha habido ningún tipo de incidente.

Reunión alcaldes de la AMAC

“Vive el Ebro” en su camino hacia Santa María de Garoña se ha cruzado en Quintana-Martín Galíndez con los alcaldes de los municipios que cuenta con una central nuclear (AMAC). Los participantes han protestado a las puertas del centro en el que se alojaban y han pedido el cierre de Garoña y del resto de centrales españolas.

13 de julio de 2011

Ecologistas en Acción se acerca a los pueblos del Ebro para promover un cambio en el consumo con la exposición “Poblaciones en transición”

La marcha “Vive el Ebro” se ha acercado hoy a la inauguración de esta exposición en Frías (Burgos) con la que se pretende poner de relieve cómo luchar contra el cambio climático a nivel local.

La muestra “Poblaciones en transición” tiene por objetivo comprobar qué hace la sociedad por reducir el consumo y poner en común qué otras acciones más se puede hacer por disminuir los efectos del cambio climático. Para ello, la campaña recorrerá los municipios de Reinosa (Cantabria), Frías (Burgos), Logroño, San Adrián (Navarra), Zaragoza y Deltebre (Cataluña), coincidiendo con puntos de parada de la marcha por el río Ebro en la que participan alrededor de 150 personas.

La intención del proyecto es acercarse directamente a las personas, por lo que, además de una serie de carteles explicativos, se ha lanzado una guía de transición que explica qué hacer diariamente para reducir el consumo y, por tanto, los efectos del cambio climático. También se repartirán unas hojas de reflexión para que cada persona escriba qué hace por ayudar al Planeta en cuanto a las medidas que toma de ahorro energético, agua, reciclaje o uso de la bicicleta.

La exposición acoge un taller infantil para concienciar a l@s niñ@s sobre qué es el cambio climático, cómo ayudar a minimizar sus consecuencias o qué hacer para transmitir esta iniciativa a familiares, amig@s y vecin@s.

13 de julio de 2011

Vive el Ebro protesta ante la presa de Cereceda por el secuestro del caudal del río Ebro

Ecologistas en Acción junto con participantes de la marcha por el Ebro han hecho un alto en el camino para denunciar la situación de este río a la altura del municipio de Cereceda (Burgos), donde la presa, propiedad de Iberdrola, reduce de forma extrema el caudal del río.

Participantes del descenso “Vive el Ebro”(*) han conocido de primera mano las consecuencias del embalse de Cereceda, situado en el municipio del mismo nombre, y que ocasiona importantes pérdidas de biodiversidad. Como han detallado algunos vecinos a los integrantes de la marcha: el embalse ha conllevado una disminución de las actividades en el río como la pesca.

La organización ecologista ha comprobado cómo el caudal del Ebro disminuye desde la presa hasta el río Oca, ya que en unos siete kilómetros apenas alcanza un metro de anchura y el agua desciende a menos de 50 metros por segundo.

Para Ecologistas en Acción, este secuestro del río podría evitarse obligando a la empresa propietaria a que respete los caudales hidrológicos que sí se cumplen aguas arriba de la presa.

Según ha podido constatar la organización ecologista, existe una denuncia sobre el hecho que se encuentra en trámites judiciales, al igual que la concesión de la presa también se haya en tramitación desde el año 2000.

12 de julio de 2011

La Marcha “Vive el Ebro” clama el lema “Menos para vivir mejor”

Desde sus primeras etapas la Marcha “Vive el Ebro” propone un debate sobre las nuevas fórmulas basadas en la reducción del uso de energía y materiales, tanto a nivel estructural como personal, para combatir las crisis ambiental y climática, y para asegurarnos así el futuro, en estos momentos incierto.

Las crisis ambiental y climática tienen su origen en el consumo excesivo de los recursos energéticos y de materiales, que provoca degradación ambiental, saturación de los sumideros planetarios y pobreza para las sociedades humanas. La necesidad de elaborar nuevas fórmulas surge del reconocimiento de los límites biofísicos del planeta y de la necesidad de ajustar el funcionamiento de los sistemas socioeconómicos a su existencia, considerando además la equidad y justicia entre los pueblos, y dentro de las propias sociedades.

Dichas fórmulas deben estar fundamentadas en cambios estructurales que promuevan un límite global al uso de los recursos, con especial atención a los países enriquecidos, con un nivel de sobreconsumo mayor, tanto de productos materiales y energéticos propios como importados. Un pilar muy importante para desarrollar estas fórmulas debe ser precisamente el debate público y amplio, que la Marcha “Vive el Ebro” propone desde su inicio en cada plaza en al que se detenga, comenzando por el día de hoy en Trespaderne (Burgos).

A nivel individual inevitablemente deberemos aprender a vivir con menos si de verdad queremos sociedades compatibles con el funcionamiento de lo vivo. “Vivir mejor con menos” supone adoptar estilos de vida más austeros, viajar menos en transporte motorizado, repartir todos los trabajos socialmente necesarios, garantizar unas rentas mínimas y marcar rentas máximas, recuperar tiempo para la vida y las relaciones, reconocer los saberes de las culturas originarias para transitar a una vida más sencilla, valorar las aportaciones de los feminismos para construir una visión de lo socioeconómico que sitúe el mantenimiento y la reproducción de la vida en el centro y apostar, en definitiva, por una buena vida, sencilla en lo material y rica en los vínculos y en la convivencia.

11 de julio de 2011

La Marcha Vive el Ebro rechaza la aprobación del embalse de Biscarrués por parte MARM

La marcha en defensa del Ebro rechaza esta obra que representa un gran impacto negativo en áreas de gran valor ambiental del río Gallego, afluente del Ebro, que solo beneficiará el interés de una minoría.

La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva que ha dado el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino permite la construcción del embalse de Biscarrués. Esta obra producirá la inundación y, por tanto, la destrucción irreversible de áreas de gran valor natural, incluidas en la Red Natura 2000, por lo que tendrían el amparo de la normativa comunitaria. Dicha DIA se ha hecho positiva a pesar de contar con multitud de informes que rechazaban tajantemente la construcción del embalse. Por otra parte, esta infraestructura es totalmente innecesaria al encontrarse ya el río Gallego muy regulado con varios embalses y debido a que resulta más que evidente que nunca se realizarán los regadíos, en base a los cuales justifican su construcción.

Para Ecologistas en Acción, esta obra supone la continuidad de la política del hormigón en la que se crean obras que generan el perjuicio de la población del entorno del valle de Biscarrués y la eliminación de una zona de gran valor ecológico. En el lado opuesto, la Marcha “Vive el Ebro”, organizada para tomar conciencia sobre la crisis ambiental y sus efectos, propone menos embalses para vivir mejor.

10 de julio de 2011

Un Gran Salto por un Ebro vivo

Ecologistas en Acción reivindica la conservación de los ríos, frente a los numerosos impactos que sufren, realizando el Big Jump en Bárcena de Ebro (Cantabria). Este acto lúdico y reivindicativo se hace dentro de la marcha Vive el Ebro en defensa de este río.

Todos los años en el mes de julio la organización European River Network convoca el Big Jump, el Gran Salto. Este acto multitudinario en defensa de los ríos consiste en realizar un “chapuzón” en su río más cercano el mismo día, en este caso el 10 de julio, y a la misma hora en todo Europa. Ecologistas en Acción se suma a esta convocatoria que llevará a cabo en la marcha Vive el Ebro.

En esta marcha, que pretende poner en evidencia un síntoma tan grave de la crisis ambiental como es el cambio climático, el río Ebro y la reivindicación de su conservación ambiental es esencial. Además, es absolutamente necesario ya que el Ebro afronta serios problemas que contribuyen a su deterioro:

  • 109 embalses y 2.350 azudes que impactan sobre la propia esencia del río.
  • Cada vez mayores demandas de agua, especialmente en la agricultura, que reducen el caudal necesario para mantener la vida del río.
  • Elevada contaminación industrial y agrícola, etc. Y esta, cada vez mayor, fragilidad se produce cuando el incremento de las temperaturas por el cambio climático están reduciendo el aporte de agua a los ríos.

Por todo ello, Ecologistas en Acción reivindica con el Big Jump, con un salto y un baño colectivo en el río Ebro, la necesidad de que se propongan políticas para solucionar las causas del deterioro de los ríos y, en concreto, del Ebro. Porque si no tenemos ríos bien conservados, si no tenemos ecosistemas acuáticos vivos, no tenemos agua de buena calidad, no tenemos biodiversidad y, en definitiva, no tenemos vida.

Precisamente, el tramo escogido por la marcha Vive el Ebro para realizar el Big Jump se trata de una zona de baño frecuentada por los vecinos de la comarca. Este acercamiento de los habitantes de Bárcena del Ebro y su buen estado de conservación ha hecho a Ecologistas en Acción elegir este tramo fluvial para promover el baño continental.

9 de julio de 2011

El estado de conservación del río Ebro y su afluente cántabro, principal preocupación de vecinos y ecologistas.

Ecologistas en Acción pone de manifiesto la situación del río Hijar y la preocupación de los vecinos expresada en la Agenda 21 durante el inicio de la Marcha “Vive el Ebro”.

El estado de conservación de Ebro y, de forma muy especial el río Hijar, “no es bueno puesto que está sometido a innumerables presiones e impactos desde su propio nacimiento, como son: vertederos, vertidos, invasión del Dominio Público Hidraúlico, rellenos, canalización, detracción de agua, urbanización del ámbito fluvial, barreras para la ictiofauna, entre otras cuestiones”, declara Bernardo García, miembro de Ecologistas en Acción de Cantabria, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Fontibre para inaugurar la Marcha por el Ebro.

Para García, las principales causas hay que buscarlas en la ausencia de planificación sectorial y mancomunada que convierten a la comarca en un excelente muestrario de lo que “no se debería hacer” a la hora de articular un territorio.

La situación del Hijar también se ha puesto de relieve en el proyecto de desarrollo sostenible Agenda 21 de Reinosa, que constata una preocupación cada vez mayor de los vecinos por la situación sus ríos.

Ecologistas en Acción de Cantabria señala como “esperanza” el Proyecto de Parque Fluvial Hijar- Ebro, ya “con todos sus defectos y carencias, puede suponer una oportunidad y un punto de inflexión a esta situación si las distintas administraciones siguen sus recomendaciones”.

Por otro lado, los participantes en el descenso “Vive el Ebro” comienzan hoy en Fontibre una marcha cicloturista, a pie y en barca que recorrerá un total de 865 kilómetros desde el nacimiento de este río hasta el Delta. Durante el recorrido se pasará a través las Comunidades Autónomas de Cantabria, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña.

En todas las etapas se procederá a la lectura del manifiesto, se exhibirá una exposición reivindicativa y se celebrarán debates sobre la problemática de la región en relación al cambio climático y sus causas, así como a las soluciones desde una perspectiva del ecologismo social.




Visitantes conectados: 405