Denuncian injustas represalias

Ecologistas en Acción de León acusa al Equipo de Gobierno municipal de coaccionar económicamente a un miembro de la asociación por el mero hecho de haberse mostrado públicamente en contra de la privatización del Agua.

Mañana se verá en los Juzgados el recurso interpuesto contra el Concejal Delegado de Policía del Ayuntamiento de León por las multas coercitivas impuestas a nuestra compañera.

Los hechos se remontan al 21 de mayo de 2009: ese día se celebró la segunda manifestación contra la privatización del agua y más de 3000 personas recorrieron las calles de León para pedir el mantenimiento de la gestión 100% pública del agua o la convocatoria de un referéndum. En los carteles de la manifestación figuraba el número de teléfono de "Ecologistas en Acción de León" como teléfono de contacto de la “Plataforma contra la privatización del Agua”.

La titular de este número, pasados unos días, empezó a recibir multas de la Policía Local por la colocación de los carteles en sitios prohibidos de acuerdo con las sanciones que fija la llamada “Ordenanza de convivencia y prevención de conductas antisociales”. Es esta una ordenanza municipal que con la excusa de mantener el orden público se aplica, en casos como este, para reprimir la libertad de expresión y coartar el derecho fundamental de manifestación pacífica.

La fecha de la vista es para nosotros una invitación a reflexionar sobre la falta de democracia real en la que seguimos viviendo. Treinta años después del “fallido” golpe del 23F son cada vez más frecuentes los abusos y las represalias contra ciudadanos y ciudadanas que expresan abiertamente sus ideas y rechazan la imposición de decisiones injustas, contrarias al interés y al sentir general, como fue la decisión de privatizar el Servicio Público del Agua de León.

Ignorar a la ciudadanía, vender los servicios públicos, aplicar y subir tasas irregularmente, coaccionar a las personas críticas,… son algunas de las conductas antisociales que se pueden imputar al Alcalde y a su equipo, y que han dejado patente el talante reaccionario con el que han gobernado la ciudad en esta legislatura.